Retro dosis: Mayhem in Monsterland (C64)
1
Escrito por David V
25 de julio de 2012

La retro dosis de hoy no está destinada a todos los que tuvisteis la suerte de disfrutar de este juegazo en su momento (os envidio), sino a los que igual que un servidor y aunque me pese decirlo, desconocíais su existencia.

¿Puede un veterano Commodore 64 sorprendernos en pleno 2015? Pasen y vean…

Al igual que muchos de vosotros, mi niñez estuvo fielmente acompañada por los archiconocidos Spectrum, desde el 16K hasta el flamante 128K. Cientos de juegos a mi disposición a un precio bastante económico, satisfacían mis necesidades de jugón sobradamente. Revistas como la gran Microhobby me subían el ego mes tras mes, mientras que otras como la Micomania me mostraban todo un mundo de alternativas, cada vez más suculentas…

Pero no fue este el caso del que hoy os voy a hablar, no fue un gran mapa a doble página o un súper reportaje de Micomania quien me puso los dientes largos. Cuando Mayhem in Monsterland vio la luz yo era todo un consolero, mi añorada Microhobby ya no existía y hacia tiempo que había sustituido la Micromania por la nueva y por aquel entonces más que correcta, Hobbyconsolas. En consecuencia, este es uno de esos juegos que se me paso por alto… hasta ahora.

Y pido perdón por ello, de verdad. Mayhem in Monsterland es una obra maestra de los videojuegos, una muestra de lo que con trabajo, ingenio y esfuerzo, se puede llegar a conseguir en una plataforma de limitadísimas prestaciones en relación al producto creado. Doy por hecho que dentro del mundillo del Commodore y sus seguidores sobran estas palabras, pero no entiendo como este videojuego no ha roto las fronteras de las plataformas, poniéndose a la par de otros clásicos conocidos por todos a pesar de ser muy inferiores en muchos aspectos…

Esta falta de reconocimiento global, seguramente se debe a las fechas en las que fue lanzado, pero es precisamente ese punto el que le otorga más caché y valor a esta pequeña gran joya.

Mayhem in Monsterland fue lanzado por Apex Computer en 1993 para el ordenador de 8 bits Commodore 64. Y sí, habéis leído bien, 1993 justo un año antes que el viejo C64 pasase a mejor vida comercialmente hablando. Como todos sabéis, por esos años ya disponíamos de consolas como la NES, Master System, Snes, Megadrive u otros sistemas muy superiores a los ordenadores de 8 bits, pero fue en sus últimos años de vida cuando el pequeño C64 dio lo mejor de si. Apex Computer demostró a todo el mundo que un ordenador de 64K  a 1 MHz creado en 1982, podía hacer frente a cualquier consola de 8 bits o incluso superiores:

Ahí está… ¿Habéis visto su fluidez de movimiento?, ¿su velocidad y resolución?, ¿sus colores y definición?  Mayhem in Monsterland es un plataformas de toda la vida pero elevado al cuadrado. Toda una declaración de intenciones, todo un alarde de prestaciones, nunca antes se había visto algo similar en un Commodore 64. De hecho, los programadores se aprovecharon de un bug del chip gráfico para poder crear algo como lo que acabáis de ver.

Mayhem in monsterland es perfectamente comparable a cualquier Sonic o Mario de 8 bits, con la diferencia de que este no corría en plataformas creadas específicamente para jugar, sino en un Commodore 64, un micro ordenador familiar de 1982.

Para muchos de los adictos del Commodore, este es uno de los mejores videojuegos que se crearon para su ordenador. Para todos los demás, este juego debería ser uno de los referentes por excelencia cuando hablamos de retro, optimización y calidad. Al salir en 1993 Mayhem in Monsterland no tuvo el alcance que debería haber tenido, Sega y Nintendo copaban las portadas y páginas de publicidad, quedando relegado prácticamente a los medios especializados de Commodore. Ya es hora de que, entre todos, coloquemos a este gran plataformas en el lugar que le corresponde…

 

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , , .
Publicado en 8 Bits, Ordenadores, Retro dosis.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


Un comentario

Si te sirve de consuelo David V, yo tampoco lo conocía. Si que sabia el potencial en sus juegos para Commodore 64, pero éste no. Está genial.
Tampoco tuve la suerte de tener un C64 y, ni siquiera a alguien que lo tuviese por mi zona.
Es un gran título, me lo tendré que pillar y jugarlo bien.
Un gran artículo David V que nos haces descubrir pequeñas, pero no menos importantes joyas que quedaron olvidadas.

25 de julio de 2012 a las 11:13
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!