Multiplayer asimetrico, un modo por explotar
2
Escrito por David V
23 de octubre de 2012

Desde el inicio de los videojuegos, el multiplayer ha sido siempre parte indispensable de los mismos. Sencillos modos como el del veterano Pong o más actuales como los juegos en red, nos han enseñado que en compañía, los videojuegos son normalmente mucho mejores.

Muchos son los tipos de multiplayer que existen, pero en resumen, podríamos clasificarlos en dos: Simétricos y asimétricos. El primero, el más clásico, parte de la equidad y de un honorable concepto, la justicia… Pero quien nos iba a decir a estas alturas, que el segundo -el injusto- iba a ser mucho más divertido.

Y es que en pleno 2012 con varias décadas de historia con nuestro preciado hobby, parece mentira que hayamos descubierto que el multiplayer asimétrico tiene aún mucho por ofrecernos frente al ya en ocasiones tildado de sosete multiplayer tradicional. Pero pongamos unas bases para no dejar lugar a dudas:

- El multiplater simétrico, es aquel en el que dos o más jugadores, parten desde un inicio en igualdad de condiciones, dependiendo la victoria o como se desarrolle la partida de las propias acciones y pericia del jugador.

- El multiplayer asimétrico, es aquel en el que dos o más jugadores, parten desde el inicio en una clara desigualdad de condiciones u objetivos, siendo fácilmente predecible quien o que grupo de jugadores tienen las de ganar.

Basta echar un vistazo atrás y comprobaremos como a lo largo de nuestra vida, en la mayoría de ocasiones hemos jugado a videojuegos con multiplayer simétrico, en los que todos los jugadores partían del mismo lugar y con las mismas posibilidades de ganar o perder. Podemos hablar del Pong, Pacman, Mario Bros, Bomberman, Tetris, Double Dragon, Super Pang, Bubble Bobble, Micro Machines, Joe & Mac y un sinfín de juegos, en todos se repite la intencionada simetría.

Es un concepto arraigado que sorprendentemente surge del lado más loable de nuestro interior, tanto en cuestión de jugadores como de programadores, la justicia e igualdad vencen en los videojuegos frente a la realidad en la que están basados estos mismos, ya que como todos sabéis, la vida real es todo menos justa o igualitaria: ¿Existen las guerras equitativas entre ejércitos? ¿En algún deporte de competición sus participantes buscan la igualdad? No. La victoria será prácticamente siempre de quien más medios o experiencia disponga.

Pero claro, los programadores, acompañados de la evolución tecnológica ofrecida por el paso de los años, no podían seguir mucho tiempo con la venda en los ojos ocultando una realidad mucho más que evidente. En un juego de lucha, no todos los jugadores podían ser el mismo de diferente color al igual que en un juego de Formula 1, no todas las escuderías podían tener las mismas prestaciones, por poner dos ejemplos. Es ahí cuando nos encontramos la evolución del multiplayer simétrico: El multiplayer simétrico disimulado, una vuelta de tuerca que nos acerca a la realidad, engañándonos en una falsa sensación de realidad y desigualdad. Este ha sido el rey indiscutible del multiplayer durante las últimas décadas.

Multiplayer simétrico disimulado… Extraña forma de definir lo que tantas y tantas veces hemos disfrutado. En el Street Fighter II, referente por antonomasia en el género de los juegos de lucha, tenemos un buen elenco de personajes a escoger, cada uno de ellos con sus diferentes golpes y movimientos, lo mismo sucede con los personajes de Mario Kart, donde varían aspectos como la velocidad punta, aceleración, estabilidad o ítems, en el Warcraft II,III o Starcrat tenemos razas muy diferenciadas y de una forma más sutil, en cualquier FPS bélico podremos empezar con diferente armamento. Todo muy diferente pero como todos sabéis, a la vez muy igual.

Los programadores nos plasman una diversidad de opciones con diferentes parámetros, cuando la verdad es que el concepto de igualdad prima por encima de cualquier particularidad. El equilibrio entre oponentes sigue siendo una máxima, por muy diferentes que sean nuestros golpes a la vista, el daño estará equilibrado, por mucho que corra nuestro vehiculo, de nada servirá cuando choquemos con uno más pesado o un caparazón rojo nos de de pleno, nuestros zerlings serán los más numerosos, pero un protos puede matar a cuatro de nuestros perros y nuestro fusil de asalto que tanto daño hace a corta distancia, nada tendrá que hacer de lejos frente a un francotirador. Señores, ¡hemos llegado a vibrar en combates igualados entre Krilin y el mismísimo Boo! Equilibrio, equilibrio y más equilibrio.

El multiplayer simétrico disimulado ha sido y es, la perfecta evolución del anterior y más simple multiplayer simétrico, gozamos hoy en día de una falsa ilusión de opciones, cuando la verdad es que todo está preparado para que el enfrentamiento se haga en igualdad de condiciones. No es en ningún caso algo negativo, es lo que los programadores buscan pero… ¿Qué sucede cuando ni los propios programadores pueden falsear la realidad y caen rendidos a la misma? No hay problema, nosotros lo hacemos por ellos y transformamos un multiplayer asimétrico en simétrico.

Desde pequeños, hemos visto con malos ojos a los jugadores que seleccionaban aquellos personajes o selecciones evidentemente superiores. ¿Una “selección negra” o un Brazil cuando sólo uno podía seleccionarla? “¡Eso es para mariquitas!”, se oía decir al sorprendido rival. Desconozco si la búsqueda de “igualdad” corresponde a cómo nos han educado, a la propia naturaleza humana o a la búsqueda de un reto en condiciones en pos de un buen rato de diversión, pero todos tendemos a enfrentarnos en condiciones semejantes por iniciativa propia: Madrid-Barça, Riu-Ken, Ferrari-McLAren, Nadal-Federer… Salvo  cuando entre ambos jugadores existe una gran diferencia de nivel, momento en el que seleccionamos personajes o equipos de diferente nivel para equilibrar igualmente la partida. Juegos puramente asimétricos como el futbol, basket, tenis o carreras, son trasformados en la práctica por los jugadores en simétricos.

Y así ha sido hasta nuestros días salvo vaciles personales o curiosas excepciones por parte de los desarrolladores, multiplayer equilibrado disimulado o no y todos contentos. Pero en está presente generación, la excepción de incluir un multiplayer asimétrico ha ido ganando terreno hasta convertirse en habitual en algunas plataformas y una vez más, Nintendo ha sido quien ha convertido un pequeño detalle, un fugaz destello, en la luz que iluminará el camino en la próxima generación (el suyo, como mínimo).

Y es que Nintendo es grande para este tipo de cosas, siendo una compañía veterana en el sector, a lo largo de su historia ha sabido tanto innovar como sacar partido de lo que otros habían pasado por alto o sencillamente no contemplaban desarrollar más. Tras una gran innovación con su consola Wii, haber reimplantado la doble pantalla, las 3D y dominar completamente lo tactil, ahora Nintendo nos presenta al ya conocido anteriormente multiplayer asimétrico como su mejor baza, con vistas a explotar un aparentemente simple concepto de juego hasta el infinito.

Nintendo ya lo ha experimentado sobradamente con su Wii y el concepto gusta. Cojamos un juego con graciosotes gráficos, moldeémoslo para restarle ese aire de competitividad de los juegos “para mayores” e introduzcamos un más que sobrado multiplayer asimétrico. Lo que antes se hubiese considerado injusto y criticable, ahora se convierte en una tarde de risas y buen rollo. Señores de Nintendo, son ustedes unos auténticos Magos del entretenimiento.

Pero lo importante, es que lo asimétrico fuera de rivalidades absurdas, funciona… Y muy bien por cierto. Muchos son los juegos que en el 4 players simultáneos de la Wii (3vs1) lo han explotado con muy buenos resultados en cuestión de diversión, que es lo realmente importante: Tres lentos zombies persiguiendo a un solitario jugador en una reducida pantalla, un veloz conejo escapando de un brutal tiroteo de desatascadores lanzados desde tres Wii Motions, una enorme bola lanzada a tres temerosos Mii’s en una tarima…

El 3 vs 1 ha sido en la Wii todo un golpe de aire fresco bien utilizado que ha ayudado a diferenciar -aún más si cabe- su consola y oferta de entretenimiento del resto de la competencia. Una clara prueba que demuestra que el multiplayer asimétrico funciona tanto, que Nintendo está dispuesta en convertirlo en el buque insignia de su nueva consola, la Wii U, incluyendo incluso un propio mando el Wii U Gamepad para fomentar este tipo de juegos o modo multiplayer dentro de los mismos.

No es momento para entrar en si esta decidida apuesta por el multiplayer asimétrico será suficiente para lograr que la nueva Wii U triunfe, pero resulta curioso y a la vez altamente esperanzador, que mecánicas y modos de juego ya creados con anterioridad tan simples en su desarrollo, puedan ofrecernos nuevos campos por explotar y ofertas alternativas de diversión. Si en pleno 2012 una compañía basa su nueva consola en potenciar un simple modo multiplayer asimétrico, estoy seguro que mirando al pasado, aun quedan muchos géneros, modos y mecánicas por explotar en beneficio de los videojuegos y todos nosotros.

PD: Si queréis ver una magnifica obra de multiplayer asimétrico y el ya veterano concepto en el que Nintendo ha basado su Wii U, aquí os dejo un video del genial y desconocido Pacman VS de Game Cube, un videojuego en el que obligatoriamente debíamos usar una Game Boy Advance conectada a la consola para poder llevar a Pacman (destacar sólo que este concepto ha estado presente en otras consolas).

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Artículos de opinión.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


2 comentarios

Sin duda el juego asimétrico será una de las grandes bazas de Wii U de cara al mercado de los llamados “party games”; es algo que a mí en concreto me hace más atrayente esta consola y NintendoLand (aclaro que soy de los que aman los Wii Sports para jugar con familiares y amigos). Pero es cierto que ya hubo intentos como el mismísimo Pac-Man vs. (no me extrañaría que saliera adaptado de alguna manera para Wii U) que se hacían con lo que la tecnología permitiera en su momento, es decir, no es algo completamente nuevo. Lo que sí es cierto es que ahora es posible que veamos la explosión de esta fórmula gracias al mando con pantalla. Espero que no sean pocos juegos los que lo aprovechen.

27 de octubre de 2012 a las 13:31
Add rating 0  Subtract rating 0  

No sabía lo que era el sistema de juego asimétrico y simétrico. Para mí el multiplayer en casa o off-line y el multiplayer on-line era lo único que sabía. ¡No me acostaré sin saber algo nuevo! :wink:
Es evidente que Nintendo nos ha proporcionado nuevos modos de juegos sin necesidad de grandes alardes gráficos ¡Y a salido mejor de lo que nos pensabamos! No descarto que Wii U aporte otro nuevo estilo de juego, aunque he de reconocer que menudo mando. ¿Cuanto costará otro nuevo? (el de la pantalla).
Como amante de los nuevos “retos”, me compraré la Wii U porque me encanta… ¡Y eso que siempre he sido Seguero (Sega)!… Hasta que llegó Sony claro…
Sé que saldrá en diciembre. Me lo piyaré con Zombie U que es el que más me ha llamado la atención.
¿Es cierto que habrán juegos para usarlos con su mando-pantalla, tipo consola portátil?
Un buen artículo David V.
Un saludo.

27 de octubre de 2012 a las 14:48
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!