Una saga muy mona: Donkey Kong Country
4
Escrito por jagpgj
14 de octubre de 2011

Hola a todos, esta semana continuamos haciendo repaso de los –dorados- 16 bits. Si la semana pasada metíamos mano a Final Fight & Street Of rage, esta semana cambiamos totalmente de género , y nos adentramos en las plataformas. Si hablamos de plataformas seguramente lo primero que se nos viene a la cabeza es Mario y Sonic (al menos a mí), pero hoy me voy a remontar a una saga de SNES con un personaje también muy importante en la historia de los videojuegos, Donkey Kong, que ya desde 1981 había aparecido en el mundo de los videojuegos.

Donkey Kong ha participado/protagonizado/ha dado nombre a muchos videojuegos a lo largo de los últimos 30 años, pero para mí sus videojuegos más influyentes (y los que más he disfrutado yo) han sido los de la saga Donkey Kong Country de SNES.

La saga Donkey Kong Country está formada por tres videojuegos en Super Nes, siendo una de las más famosas trilogías en 16 bits, y con unos videojuegos en mi opinión muy trabajados y cuidados. A lo largo de esta trilogía vamos aprendiendo más cosas de Donkey Kong y nuevos personajes (tanto sus amigos como enemigos) además de contar con gran cantidad de secretos por descubrir en todas las fases y poder jugar con diferentes personajes y aliados.

Dejando a un lado y entrando en materia, la saga Donkey Kong en SNES nos dejó estas grandes joyas:

Donkey Kong Country

A finales de 1994 veía la luz Donkey Kong Country (que fue lanzado prácticamente en el mismo momento en todos los países, a diferencia de otros muchos títulos de la época), que llegaba de la mano de la unión de Rare y Nintendo al “cerebro de la bestia”. En Japón se le conoce como “Super Donkey Kong”.

Donkey Kong country suponía unas plataformas novedosas, con unos gráficos mejores (haciendo uso de unos gráficos  3-D pre-renderizados, que también los tendríamos en Killer Instinc) y un estilo muy dinámico de videojuego, con rápidos pero no agobiantes movimientos e infinidad de enemigos, aliados y secretos. Mención aparte merecen sus dinámicas y absorventes músicas, de lo mejorcito de SNES para mí.

La historia del videojuego es simple y no pasa de ser un cutre pretexto para desenvolvernos en un mundo de plataformas. La historia se centra en que Donkey Kong tiene como compañero a Diddy Kong –que admira a Donkey Kong- con el objetivo de recuperar las bananas robadas por King K.Rool. Como ya digo, historia pobre cuyo único objetivo será llevarnos a lo largo de diferentes mundos, donde tendremos que derrotar a temibles enemigos finales para avanzar al siguiente (muy al estilo Mario Bros), además de sortear la dificultad en fases de varios estilos.

Para ello no estaremos solos, ya que contaremos con amigos (monos como Donkey Kong) y aliados (animales diferentes a los monos). En esta primera parte contáremos con la ayuda de Funky Kong (que nos proporcionará los medios para viajar a diferentes mundos), Candy Kong (novia de Donkey) y con Cranky Kong (anciano que nos dará consejos e ideas).

Nuestros aliados serán varios:  Rambi (rinoceronte), Expresso (una avestruz), Sqwaks (un loro que llevará una lámpara para que podamos ver que suceden en las fases oscuras), Winky (una rana) y Enguarde (un pez espada). Estos animales serán muy importantes en algunas fases y nos acompañarán también en la segunda y tercera parte de la saga.

Aquí tenemos un vídeo corto pero muy representativo de lo que nos puede ofrecer este videojuego.

Donkey Kong Country 2: Diddy’s Kong Quest

Semejante éxito no podia quedarse sin tener secuela, y así llegaba un año después Donkey Kong Country 2: Diddy’s Kong Quest.  Está segunda parte tiene una línea muy continuista respecto a Donkey Kong Country  1, pero a mí concretamente me gusta más, me parece algo más maduro como videojuego y muy entretenido. Esta secuela fue muy bien acogida y cosechó un éxito notable, dejando alto el listón de la saga.

La trama se centra en el secuestro de Donkey Kong por parte de King K. Rool, por lo que por primera vez no manéjaremos a Donkey Kong, sino a Diddy Kong (su compañera en DKC 1) y  a un nuevo personaje, la ágil Dixie Kong, la cual golpea con su rubia coleta a sus enemigos (a nivel personal, me parece mejor personaje que Diddy –jugablemente hablando-). Nuestra misión será rescatar a Donkey Kong de la isla en la que está encerrado.

Jugablemente es muy similar a su predecesor, estando las novedades en otros aspectos. Las principales diferencias son la inclusión de nuevos personajes, como son Swanky Kong y Wrinkly Kong, cuya misión será, respectivamente, proporcionarnos globos que dan una vida si acertamos preguntas de un trivial y darnos consejos útiles en el videojuego, todo ello a cambio de monedas.

Aparte de esto se añaden unas monedas Kremkoins que nos servirán para entrar a un mundo extra.

Respecto a nuestros aliados animales contamos  con dos incorporaciones jugables y una no jugable, pero que también será imprescindible para completar nuestra aventura. Los jugables son Squitter (una araña que nos ayudará con su tela a llegar a todas partes)  y Rattly (una serpiente muy saltarina), como no jugable contamos con la foca Clapper, la cual enfriará el agua cuando la toquemos para que podamos cruzar las zonas calientes en las fases acuáticas.

Donkey Kong Country 3: Dixie Kong’s Double Trouble!

Tras sus dos entregas anteriores y con la mítica SNES empezando ya un período claro de descenso nos llegaba una de las últimas joyitas que nos dejaría la SNES, Donkey Kong Country 3.  Así las cosas, en diciembre de 1996 llegaba a Europa este gran videojuego de plataformas, que nos traía gráficos más pulidos que en las anteriores entregas y una explotación casi máxima de la SNES en el formato de las plataformas. Años más tarde habría un port de este videojuego para Game Boy Advance.

En esta nueva entrega la historia no se presenta muy novedosa, ya que una vez más nuestros héroes (Diddy Kong y Donkey Kong) han sido secuestrados, y ya sabéis quién está en el fondo detrás de todo esto (King K. Rool).  Por tanto, manejáremos a otros dos personajes: Por un lado a Dixie Kong, vieja conocida del Donkey Kong Country 2, y a un nuevo personaje, Kiddy Kong, un mono bebé parecido a Donkey Kong pero más pequeño.

En esta ocasión los niveles son mucho más coloridos y dinámicos (más parecidos a DKC 1 que a DKC 2). El videojuego cuenta con muchos más entresijos y secretos que sus predecesores, y para mí gusto deja el listón de la saga en los más alto posible, dando una más que digna despedida a las plataformas en SNES.

Respecto a los personajes destaca la inclusión de dos nuevos animales aliados: Ellie la elefante, y Parry el pájaro.

Aquí os dejo un vídeo con la primera fase del videojuego.

En conclusión, la saga Donkey Kong fue una pieza clave en las plataformas en los 16 bits, y sentó las bases para sentar a uno de los personajes más conocidos de Nintendo. En mi opinión personal los mejores Donkey Kong Country son 2 y 3, pero hay que reconocer que el primero fue el que inició la saga, y eso siempre es lo más difícil.

Esto es todo por hoy, hasta la semana que viene.

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , , , .
Publicado en 16 Bits.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


4 comentarios

Yo dispongo de los 3 títulos. Me impactaron, ya que en una de las frases de los anuncios en TV decían: ¡No son 32 bits!…- Puesto que en aquella época, parecía que así era.
Con este título junto con Killer Instinc, sin dejar de lado Street Fighter Alpha, si que hacían honor al eslogan: -El cerebro de la bestia- y si a esto le añadimos un Doom (mas pixelado que en otros sistemas) pero aun así, hizo los honores.
Creo que la “muerte” de Snes, dejó a muchos muy tocados, ya que aunque nos sorprendió gratamente, creíamos que con esos títulos, podría dar muchos más años de otros buenos. Fue un juego innovador para la época como así lo fue la Snes. Luego, para mí la PSX también dió mucha expectación, pero creo sinceramente que la magia de Snes, no lo ha tenido ninguna otra plataforma. ¡Y eso que tengo todas!.
Ahora sigo jugando con ella, con el Super Metroid, a ver si lo termino ya, porque llevo 10 horas de juego. Ya por no hablar del Dragon Ball Z 2…. ufff…. Si es que la Snes sigue dando muchos y muy buenos momentos.

15 de octubre de 2011 a las 1:50
Add rating 0  Subtract rating 0  

Otro ejemplo de joya que nunca he jugado… tantos juegos y tan poco tiempo:(

15 de octubre de 2011 a las 13:58
Add rating 0  Subtract rating 0  

Esta es una de mis sagas favoritas y en mi parecer una de las que mejor explotan el potencial de la snes, aun tengo la espina clavada de no tener el tercer titulo de la saga, pero prometo ponerle remedio algún día.
Muy buen articlo

16 de octubre de 2011 a las 15:28
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 234
#4

Pues yo tengo el DKC 1 y 2 los compre jutnso el señro que me los vendio me dijo: llevatelos llevatelos son buenos titulos, ya mero le decia: !no me lo tiene que decir yo se que son beunso titulos¡.

Yo me acuerdo que en un programa llamado Nintendomania (lo pueden ver en youtube) Gustavo Rodriguez decia: Este juego no es del Nintendo Ultra 64 es SNES (ese episodio lo pueden ver en youtube tmabien).

Del comercial que mas me acuerdo es uno donde estan con el enemigo que es un barril, yo cuando vi lso graficos quede muy emocionado y dije: Wow seguro todos los juegos ya van a ser asi.

Sin duda estos juegos son todas unas joyas, si ya tenia ganas de completar el DKC y empezar el DKC 2 este fin de semana, con este articulo esas ganas han subido al 200%.

20 de octubre de 2011 a las 3:52
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!