21/05/2011 #Artículo

El Super Pang fue sin duda alguna, una de las recreativas estrellas de nuestros añorados salones recreativos. El ejemplo perfecto de cómo una sencilla idea, un simple concepto, puede convertirse en una obra atemporal y sin competencia alguna debido a su endiablada y adictiva jugabilidad.

Sucesor del primer Pang original, tuvimos que esperar a su secuela en Arcade para llegar a experimentar todo el potencial y diversión que, una simple idea como la de partir burbujas en dos, podía ofrecernos. Un autentico tragamonedas que a pesar del gran éxito que gozó y cientos de clones, todavía hoy no ha sido superado… (Leer más…)