17/05/2010 #Artículo

Soportes

Los que somos algo veteranos en los videojuegos recordamos con cariño a los cartuchos de las consolas. Estos chismes que muchas veces había que soplar (y no sólo si era una NES) y que otra veces tocaba limpiar porque dejaban de funcionar.

En los tiempo de la Atari 2600, estos cartuchos apenas tenían kilo-bits pero poco a poco fueron haciéndose un sitio y ganando capacidad hasta llegar a un 1Mb (8 Bits), a varios mega-bits (16 bits) o incluso al giga-bit (Neogeo).

La historia del cartucho fue una historia que acabó bruscamente con la llegada de los soportes ópticos, los cuales eran un cambio necesario pero sólo en almacenamiento. Pero antes de decir esto, vamos a ver un poco su desarrollo. (Leer más…)