03/06/2011 #Artículo

Desde los inicios de los videojuegos, hasta finales de la década de los noventa, las consolas y los ordenadores recorrían un mismo camino en paralelo, aunque bien diferenciado. Pero desde la llegada de la Dreamcast o la primera Xbox, los caminos de ordenadores y consolas se han entrelazado, siendo los propios fabricantes los únicos que se empeñan en dividir esa, ya delgadísima línea, que separa a las consolas de los ordenadores.

Porque señores… si en las consolas actuales ya nos vemos obligados a instalar los videojuegos en su disco duro, si corren por sus circuitos versiones de los mismos sistemas operativos que en otros ordenadores y en su interior, son prácticamente ordenadores con una configuración “capada”, ¿dónde esta esa línea que separa la consola del ordenador? En el teclado y el ratón señores, en el teclado y el ratón… (Leer más…)