25/10/2011 #Artículo

Los que hemos sido niños en los 80 y adolescentes en los inicios de los 90, tenemos la gran fortuna de haber vivido prácticamente la evolución de los videojuegos hasta lo que hoy es una de la mayores industrias de ocio a nivel mundial. Quizá por ello, de alguna forma, mantenemos recuerdos imborrable en nuestra memoria a modo de juego único.

A finales de los 80, los grandes videojuegos estaban en los bares y en los salones recreativos. Para el pequeño empresario que regentaba un bar, instalar una “maquinita” para que jugasen los chavales era imprescindible para poder fidelizar a un potencial cliente. En mi caso, si jugaba en algún bar era por alguna circunstancia muy puntual. (Leer más…)