31/08/2010 #Artículo

Hace aproximadamente un año y medio el periódico británico Belfast Telegraph publicó una noticia donde informaba que Amazon estaba vendiendo Rapelay, un videojuego que sitúa al jugador en el papel de un violador. El periódico contactó a Keith Vaz, miembro del parlamento británico, quien declaró que promovería una iniciativa para prohibir dicho título.

Poco después de la aparición de la noticia, Amazon retiró el juego y Ebay seguiría su ejemplo. La controversia, sin embargo, llegaría hasta Estados Unidos, donde la portavoz del concejo de la ciudad de Nueva York convocó una rueda de prensa para protestar la venta del videojuego. Poco después enviaría una nota de prensa firmada conjuntamente con la Alianza de Nueva York contra el Abuso Sexual donde volvería a condenarlo.

(Leer más…)