07/04/2011 #Artículo

Las consolas y los ordenadores son como el Nesquick, básicamente lo que te prometen es poder y rapidez. Estoy empezando a pensar en cómo con el tiempo también muestran una especial tendencia a diluirse.

Antes de la llegada de las 3D de forma masiva la tecnología permitía tanto a consolas como ordenadores mover las 2D con mayor o menor capacidad o éxito. Pero la llegada de los motores en 3D elevó a la enésima potencia la necesidad de poder bruto de procesamiento gráfico. A mayor poder, mayor sofisticación. Durante los años de PSX y PS2 hemos asistido a esa carrera por “agotar” las capacidades de las consolas. Otro nivel técnico era posible, como dejaba patente el PC y las aceleradoras gráficas, varios años por delante de las consolas desde el punto de vista de capacidad de procesamiento.

Llegaba el DOOM 3 al PC, con tales requerimientos que no se podían explotar sus capacidades hasta unos años después. Llegaba el Crysis y tres cuartas partes de lo mismo: varios años después sigue siendo un juego que mejora visualmente a la par que surgen PC más potentes.

Pero de pronto… el PC comienza a poder con todo. Cualquier juego comercial puede correr al máximo de forma fluida en cualquier PC de gama media. Algo inédito. Empiezas a observar las texturas y compruebas que las de hace años tenían mucho mejor aspecto. Tus sospechas se hacen ciertas: el PC se está consolizando. (Leer más…)

07/02/2011 #Artículo

Curioseando por la red, el otro día me encontré con un video del videojuego de Crytek, el Crysis 2, uno de esos juegos que mi veterano PC mira de lejos y tiembla cuando el DVD se acerca al lector. Tras darle al “play”, paso aproximadamente tres minutos viendo un “gameplay” con gráficos increíbles, explosiones, láseres, robots gigantes y demás… Se acaba el video y sigo tranquilamente curioseando por la web.

Ahora, hagamos un breve ejercicio mental y pongámonos en situación rememorando viejos tiempos: Año 1994, abro la que por aquel entonces era mi revista preferida de videojuegos y me encuentro con un avance “Especial” del Donkey Kong Country de Super Nintendo, unas cuantas fotos son suficientes para que el éxtasis llegue a mi cuerpo y mi cerebro empiece a fabricar adrenalina a borbotones, me falta tiempo para coger el teléfono y comentar con los amigos los “pedazo” de gráficos renderizados que vienen para mi consola… Una situación un poco diferente a la anterior, ¿no? (Leer más…)