07/03/2011 #Artículo

Como en parte quiero dar a entender en el título, nos encontramos en unos tiempos donde los deportes de motor se encuentran en buena situación (al menos económicamente, porque yo particularmente me cuestiono si algunos pilotos de F-1 deberían estar en el campeonato, o solo son cantidades enormes de dinero en patrocinios, pero esto es otro cantar), con tres pilotos españoles el año pasado en F-1 y con récords históricos en motos (récords que tristemente los medios no han valorado como merecía).

Pero dejemos a un lado el 2011, volvamos a 1991-1992. En esta época la URSS se desmoronaba, el gran Magic Johnson confesaba al mundo haber contraído VIH y los seguidores de la F-1 disfrutábamos con Mansell, Senna, Prost y un joven Michael Schumacer. En 1991 se lanzaba para Arcade “Danny’s Sullivan Indy Heat”, un juego basado en las populares (en Estados Unidos principalmente) Indy Racing. Posteriormente verían la luz versiones en Commodore Amiga, Atari ST y NES. Yo me centraré en las dos que he podido jugar, NES y Arcade. (Leer más…)