10/05/2011 #Artículo

Vamos hoy con un clásico de toda la vida, el DRAGON´S LAIR. Este juego sabéis que fue una revolución cuando salió, ya que la gente no estaba acostumbrada a encontrar en el bar una máquina que fuera como una verdadera película. No dejaba de ser una película interactiva, solo que ésta fue sencillamente la primera y más famosa. La temática no podía ser de otro modo: valiente-caballero-rescata-princesa-en-manos-de-dragón. La recreativa, de 1.983, utilizaba el extinto formato Laser-Disc y tuvo un presupuesto desorbitado de más de un millón de dólares para producir un total de 22 minutos de animación. Del diseño global se ocupó Don Bluth, el responsable de películas como “Nimh” o “Fievel” y ex animador de Disney. El juego seguía el esquema de apretar la tecla justa en el momento preciso: si acertábamos, el personaje evadía el peligro y se pasaba a la siguiente secuencia. Si no, veíamos una de las múltiples muertes de Dick, el protagonista. La dificultad era más que desquiciante, ya que nada nos indicaba cuándo presionar qué tecla, y además las secuencias eran complejas de ejecutar. Se requerían reflejos y mucha, mucha memoria. (Leer más…)