19/11/2010 #Artículo

Seis de la tarde, antes de llegar a casa me paro en el bar para tomarme un cafetito, una reciente costumbre que hace unos años la daba por imposible. Me siento en una mesa, abro un periódico y empiezo a ojear las noticias. En la mesa de enfrente, tres padres de familia charlando hacen que pierda la concentración de mi lectura…

Pues ya me he comprado el cartucho pirata para la DS y va de lujo”, dice un aparentemente bien posicionado “cuarentón”, “ya te lo dije, así no tienes que molestarte ni en ir a la tienda”, le responde tranquilamente su compañero. Sorprendido por un “habito” normalmente atribuido a los más jóvenes, como espectador, toda mi atención se centra ahora en una fluida conversación informal y totalmente despreocupada, una charla digna de estudio que nos revelará desde nuevos tipos de “gamers” hasta la solución “definitiva” para la piratería en nuestro país. (Leer más…)