Desarrolladores de videojuegos y conciencia social
2
Escrito por Daniel J
3 de mayo de 2011

Para bien o para mal, la imagen que el sector de los videojuegos proyecta al público se encuentra vinculada a la de los títulos conocidos como Triple A, que vienen a ser el equivalente videojueguil de las superproducciones de Hollywood. Estos títulos vienen precedidos de una gran campaña de marketing -donde el objetivo es crear las mayores expectativas o “hype” posibles-, acaparan las portadas de numerosas revistas incluso antes de ser lanzados al mercado y alcanzan las más altas puntuaciones en todos los apartados técnicos. Su jugabilidad es muy pulida, destacan por su “espectacularidad” y suelen ofrecer lo que llaman “una experiencia cinematográfica”. Sin embargo, salvo honrosas excepciones, no despliegan demasiada originalidad, siendo generalmente secuelas o precuelas de  series ya establecidas.

La escasa originalidad de algunos de estos títulos tiene una explicación sencilla: el elevado coste que conlleva crear un juego técnicamente casi perfecto y la campaña de marketing correspondiente han de rentabilizarse vendiendo gran número de copias. De ahí que generalmente estos títulos no sean muy arriesgados y ofrezcan sólo “más y mejor” de lo que ya conocíamos. Pero el miedo a arriesgar no sólo es patente en el apartado jugable, sino también en los personajes y aspectos narrativos de estos títulos. Un artículo anterior, El protagonista genérico de los últimos años , reflejaba ya esta tendencia.

Que la mayoría de los héroes de estos títulos sean varones, blancos, musculosos y con un aire de chulería (o mujeres con figuras imposibles) no tiene misterio alguno: cuando se invierte tal cantidad de dinero en un juego es necesario apelar al sector demográfico/consumidor mayoritario. Esta estrategia es comprensible para minimizar pérdidas económicas, pero termina marginando a quienes o bien no pertenecen a este sector, o bien forman parte de él pero no comparten los gustos de la mayoría. El mundo de los videojuegos es lo suficientemente diverso como para acoger a estos dos últimos grupos, tanto en la propia industria como en el sector independiente. Sin embargo, y repitiendo la idea que expusimos al principio, estos espacios rara vez tienen impacto alguno en la percepción pública que se tiene de los videojuegos, dominada por los grandes lanzamientos.

Con todos estos datos cabe pensar que entre los desarrolladores de títulos dirigidos al público mayoritario no hay demasiada conciencia social ni preocupación por grupos que se alejen del sector demográfico principal. Si a ello unimos su silencio en cuanto a temas que se desvían de las típicas preguntas de la prensa especializada (basadas en opciones como la modalidad multijugador o los aspectos técnicos), puede ser relativamente fácil llegar a esta conclusión. Quizá por ello el intercambio entre Bastal (forero) y David Gaider (escritor jefe de Dragon Age y su secuela) en el foro de BioWare es un evento que merece especial atención. En los próximos párrafos encontrarán la traducción parcial de este inaudito intercambio.

Bastal:

Resumiendo, en el caso de Dragon Age 2, BioWare ha desatendido a su principal demografía: el Videojugador Varón Heterosexual.

No creo que muchos puedan refutar el hecho de que la mayoría de los aficionados a los RPGs son varones y heterosexuales. Es cierto que hay una cantidad sustancial de mujeres que juegan a videojuegos, pero normalmente lo hacen con títulos como Los Sims, en lugar de otros como Dragon Age. Eso no quiere decir que no haya un significativo número de mujeres que juegan a Dragon Age o que BioWare tendría que desterrar la opción de jugar como mujer, pero deberían hacer un mayor esfuerzo para que los jugadores varones estén contentos.

Estoy seguro de que ahora algunos videojugadores varones van a decir “¡TÚ NO HABLAS POR MÍ! ¡ME ENCANTA DRAGON AGE 2!”, pero tenéis que entender que el Videojugador Varón Heterosexual no puede reducirse a una sola categoría.

Es ridículo que incluso tenga que emplear un término como Videojugador Varón Heterosexual, cuando en el pasado sólo habría dicho fans…

David Gaider:

Los romances en el juego no son para “el videojugador varón heterosexual”. Son para todos. Tenemos numerosos fans, muchos de los cuales no son ni varones ni heterosexuales, y ellos merecen la misma atención. Tenemos cifras significativas, después de todo, en cuanto a la cantidad de gente que empleó contenidos similares en Dragon Age Origins y por tanto no necesitamos recurrir a evidencia anecdótica para sostener nuestra postura de que sus números no son insignificantes… y eso ignorando la idea de que no tienen el mismo derecho a jugar el tipo de juego que deseen como los demás. Los “derechos” de cualquiera con respecto a un videojuego son como mucho turbios, pero quien adopte dicha postura debe aplicarla igualmente tanto a las minorías como a la mayoría. La mayoría no tiene ningún “derecho” inherente a obtener más opciones que cualquier otro [grupo].

Es más, yo cuestiono el que nadie pueda erigirse como portavoz de los “videojugadores varones heterosexuales”, del mismo modo que nadie puede hablar por “todos los fans de los RPGs”, “todas las fans” o incluso “todos los fans gays”. Tú no hablas por los demás. Si deseas expresar tus preferencias personales, puedes hacerlo. No tengo duda alguna de que cualquier opinión expresada en este foro es compartida por muchos otros, pero como ninguno de ellos te ha designado su portavoz, es mejor que no intentes actuar como tal. Si tu intención es convencer a los desarrolladores de BioWare, puedo decirte que de hecho tu opinión es menos convincente actuando así.

Y si quedara alguna duda de por qué una opinión como ésta puede ser recibida con hostilidad, [has de saber] que tiene que ver con el [concepto de] privilegio. Puedes desecharlo como “corrección política” si así lo deseas, pero la verdad es que el privilegio siempre reside en la mayoría. Están tan acostumbrados a que se les sirva [lo que quieren] que cuando esto no ocurre lo perciben como un desequilibrio. No ven nada malo en que todo se adapte a sus preferencias, ¿cuál es el problema? Así es como debería ser, y cualquiera que no esté de acuerdo debe acostumbrarse a no recibir lo que quiere.

Lo cierto es que hacer el romance disponible para ambos géneros es mucho menos costoso que crear uno completamente nuevo. ¿Genera algunos problemas de implementación? Desde luego, pero cualquier cosa que intentes en dicho apartado va a presentarlos, e inevitablemente dejarás a alguien excluido. En este caso, ¿han quedado todos los videojugadores varones heterosexuales excluidos? En absoluto. Hay romances disponibles para ellos como los hay para todo el mundo. No todos los varones heterosexuales requieren que su contenido sea exclusivo, después de todo, y eso es algo que incluso puedes ver en este hilo de discusión.

¿Lo haría otra vez? No lo sé. Dudo que pusiera a Anders a realizar el primer acercamiento de nuevo, aunque en su momento pensé que requerir en todos los romances que Hawke tomara la iniciativa era la parte menos realista. Incluso si alguien opina que esta elección hace a todos los personajes bisexuales (de manera poco realista), o si no pueden aceptar la idea de que el personaje pueda ser bisexual si estuviera controlado por otro jugador… no veo que sea un gran problema, para ser honesto. Los romances nunca pueden agradar a todos, e incluso para quienes no les importa el tema de la sexualidad, tampoco hay garantías de que vayan a encontrar un personaje con el que quieren establecer una relación romántica. Por eso los romances son opcionales. Se trata de algo tan personal que resulta imposible complacer a todo el mundo. Lo mejor que podemos hacer es proporcionar a los jugadores varias opciones. Eso es lo que hemos intentado en este título.

Y a quien diga que la única manera de complacerle es restringir opciones a los demás, es, si me preguntas, quien menos lo merece. Y esa es mi opinión, expresada de la forma más educada posible.

Pueden leer la discusión completa aquí.

Dragon Age 2 no entra en la categoría de videojuego “Triple A”, pero con más de un millón de copias vendidas podemos decir que es lo suficientemente “mayoritario” como para que este intercambio de opiniones sea digno de mención. En un sector donde los desarrolladores parecen dedicados a inflar el ego de los jugadores, es refrescante ver a un miembro de Bioware poner a un aficionado en su sitio.

Sólo recuerdo otra ocasión en la que algo similar sucedió. Cuando un aficionado retocó la imagen de Faith, protagonista del videojuego Mirror’s Edge, para aumentar de tamaño sus pechos y hacerla “más atractiva”, el productor de este título (Tom Farrer) comentó:

Recuerdo cuando me enviaron la imagen. Para ser honesto, me resultó algo triste. Pasamos mucho tiempo creando a Faith. Y lo más importante para nosotros es que fuera un ser humano, que fuera más real.

Queríamos alejarnos del típico retrato de las mujeres en los videojuegos, que era básicamente el de tetas y culo en un bikini de acero. Queríamos que [Faith] pareciera atlética, fuerte y lo suficientemente en forma como para que pudiera realizar las acrobacias que hace [en el juego].

Queríamos que fuera atractiva, pero no convertirla en una supermodelo. Queríamos que fuera más cercana y mucho más realista. Fue bastante deprimente comprobar que alguien creía que sería mejor si Faith fuera una niña de 12 años con un implante de pecho. Eso es lo que me pareció aquella imagen.

Imagen original (izquierda) y retocada (derecha)

Mirror’s Edge tampoco fue un videojuego “Triple A”, pero con más de dos millones de copias vendidas, también es lo suficientemente relevante como para que esta opinión sea más que destacable.

Por supuesto no hay nada de malo en que la mayoría de los videojuegos apelen al sector demográfico mayoritario. Sin embargo siempre es de buen recibo comprobar que algunos desarrolladores son conscientes de que hay otros grupos y preferencias que también han de valorarse.

¿Llegará esta conciencia hasta los responsables de los títulos “Triple A”? Y de ya existir, ¿serán lo suficientemente valientes como para expresar opiniones similares a las aquí presentadas?, ¿se le ocurrirá a la prensa especializada hacer este tipo de preguntas? Si queremos que el sector ofrezca al público una imagen más madura y abierta, éstos serán sin duda algunos de los pasos más importantes.

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Videojuegos y Sociedad.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



2 comentarios

Yo pienso que los videojuegos deben representar los personajes de manera que no llamen la atencion malamente , por ejemplo estaba yo jugando a tomb raider legend, y mi abuela va y dice:
Quien es esa golfa?.
Eso de discriminar tanto en los videojuegos me parece mal,pues hay juegos en que las protagonistas femeninas parecen actrices PORNO,(Cosa que ha hecho que mas de una vez mi madre se piense que estoy viendo porno o masturbandome,odio esa discriminacion.
DEBERIAN, hacer protagonistas mas normalitos,y arriesgar un poco en innovacion, pues por poner un ejemplo:Los FPS ya aburre esa perspectiva y mecanica de juego.
si, asi nos tratan, ademas el que no Arriesga no gana,o el que no llora no mama, el sector esta estancado.
me gustaria algo nuevo y novedoso

4 de mayo de 2011 a las 12:34
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#2

Videojuego actual? Nuevo? Novedoso?

5 de mayo de 2011 a las 14:38
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!