Civilization IV: Colonization es tachado de “moralmente perturbador”
0
Escrito por Daniel J
13 de abril de 2010

Civilization

Esta semana recuperamos un artículo de nuestro autor Daniel Jimenez y su blog Videojuegos y Sociedad, el cual data del año 2008, pero por su temática y contenido sigue siendo igual de interesante y actual que en el momento en el cual fue publicado.

Lo que muchos habíamos llegado a calificar hasta ahora como videojuegos “educativos”, desde otro punto de vista puede convertirse en algo bastante inquietante… Aquí tenéis el artículo:

Ben Fritz, aficionado a los videojuegos y autor del blog Cutscene, ha elaborado una pieza en la que argumenta que la idea de Civilization IV: Colonization (la colonización del continente americano) es “moralmente perturbadora”. No voy a traducir su artículo original, sino una reseña del mismo que apareció en The Escapist y que lo resume bastante bien.

Civilization IV: Colonization es tachado de “moralmente perturbador”

Andy Chalk

El recientemente anunciado Sid Meier’s Civilization IV: Colonization ha despertado sospechas en el blog de Variety Cut Scene, donde el escritor Ben Fritz tacha al juego de inquietante y “moralmente perturbador”.

“Maldita sea, ¿soy el único que piensa que hacer un juego que celebra la COLONIZACIÓN es moralmente perturbador?” dijo Fritz en el artículo. Tratando la información que se le dio sobre el original Sid Meier’s Colonization, publicado en 1994, Fritz declaró que al principio se lo tomó a broma. “Aunque desde luego, era real”, añadió. “Sin embargo, lo traté como el vestigio de un tiempo en el que ni desarrolladores ni jugadores tomaban los videojuegos seriamente como un medio de comunicación con implicaciones morales”.

“Pero la idea de que 2K, Firaxis y el propio Sid Meier produzcan y publiquen un juego en el año 2008 que no sólo trata sobre la colonización, sino que la celebra al hacer que el jugador asuma el papel de los pueblos que la realizaron, es sinceramente inquietante”, continuó.

Fritz comparó esta situación con la controversia que surgió en torno al trailer promocional de Resident Evil 5, que mostraba a zombies africanos siendo abatidos por el protagonista blanco del juego. Citando al periodista de Newsweek N’Gai Croal, quien dijo que la imaginería del trailer “era un desastre”, Fritz señaló que un juego sobre colonización era 100 veces peor. “A lo largo de la historia, la colonización ha implicado de forma regular el robo, asesinato, abuso, engaño, así como la explotación y aniquilación de los nativos”, declaró. “Cualquiera con un poco de conciencia moral que estudie la historia se sentirá horrorizado. Tanto si es el dominio británico en India como la esclavitud en África, los hijos de aborígenes australianos secuestrados y llevados a escuelas cristianas o el desplazamiento de los nativos americanos en Estados Unidos, no hubo experiencias de colonización positivas”.

También criticó el racismo inherente del juego, que señala como uno de los principios subyacentes tras cada esfuerzo colonizador en la historia de la humanidad: “la comparación más obvia que me viene a la mente sería si alguien publicara un juego llamado Civilization IV: Confederación, en el que los jugadores tienen que ‘liderar a un pueblo orgulloso para defender sus valores y tradiciones contra sus opresores vecinos del norte’”, dijo. Tal juego, afirmó, no requeriría a los jugadores poseer esclavos o abusar de ellos, pero defender la Confederación supone de hecho una defensa de la esclavitud.

Fritz dijo que no está pidiendo la prohibición del juego, señalando que 2K está en su derecho a ponerlo a la venta. “Aunque personalmente creo que no deberían publicarlo, si es tal y como parece por su temprana campaña publicitaria” continuó. “Y espero que mucha gente esté de acuerdo conmigo y lo declare públicamente”.

2K anunció Sid Meier’s Civilization IV: Colonization, una expansión independiente del exitoso título de estrategia Sid Meier’s Civilization IV, a principios de Junio.

Dan: aquí termina el artículo.

Tengo que decir que aunque ya hemos entrado en julio, el juego todavía no ha salido al mercado y por tanto, al igual que hizo Fritz, tendré que basar mis argumentos en la antigua versión de 1994.

El primer problema que veo en el discurso de este autor es que el hecho de que un juego trate la colonización, no implica necesariamente que justifique o glorifique esta etapa histórica. De hecho, como podéis ver en la ilustración que he situado bajo este párrafo, si el juego glorifica algo, es el nacionalismo. Al fin y al cabo, el objetivo final del juego es independizarse de la metrópoli y crear una nueva nación.

Colonization

Por otra parte, el juego no ensalza la conquista como la única o mejor alternativa: “destruir asentamientos indígenas genera un beneficio rápido y pone más tierra a disposición del jugador, pero impide las sustanciales ganancias a largo plazo que pueden hacerse negociando y comerciando amistosamente. La destrucción de asentamientos nativos también se cuenta en contra del resultado final del jugador”. A pesar de todo, creo que debería ser posible jugar con los pueblos indígenas y no sólo con las potencias europeas en la nueva versión, algo que no sabemos si ocurrirá.

Un aspecto que fue duramente criticado en el original de 1994 fue el hecho de que no retratara la esclavitud africana, factor esencial en la colonización de América. El problema aquí es que uno puede ser criticado por ignorar la esclavitud y también por retratarla, ya que cualquier cosa que aparece en un videojuego es acusada de trivialización (lo sea o no). En la nueva versión quizá podría incluirse desde una perspectiva similar a la que se adopta con respecto a los nativos americanos. El jugador podría ganar un beneficio rápido utilizando esclavos en las plantaciones pero a la larga esto produciría tensiones sociales (revueltas, etc.) y supondría un freno para la industrialización, favoreciendo la conquista por parte de otros poderes, como ocurrió en el conflicto entre el Norte de Estados Unidos (más industrializado y con una tasa muy reducida de esclavos) y la Confederación (con una economía más agrícola y basada en mano de obra esclava).

Imagino que en este punto alguien pensará que tanto la esclavitud como la aniquilación de los indígenas no deberían evitarse por tratarse de “políticas ineficaces a largo plazo”, sino porque son moralmente deplorables. Sin embargo, creo eso ya se da por hecho. Quien se siente ante Colonization pensando otra cosa tiene un problema que ningún videojuego le va a resolver. En mi opinión, este título nos sirve para entender, aunque de forma simplificada, el proceso colonizador. Ante la presión de otras potencias europeas, el jugador puede verse tentado a robar la tierra a los indígenas para reforzar su posición y contraatacar, como estarán haciendo otros países sin más contemplaciones. La cuestión es ¿actuaríamos como lo habrían hecho nuestros antepasados, o resistiríamos la tentación aunque ello nos costara perder asentamientos, o incluso el “juego”? Nuestras acciones nos revelarán más sobre nosotros mismos que sobre este videojuego.

Dudo mucho que Civilization IV: Colonization vaya a crear algún tipo de polémica en los medios de comunicación, y de hecho probablemente se verá como un juego educativo, pero me gustaría saber que opinan ustedes de todo esto.

Web del autor: Videojuegos y Sociedad

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Videojuegos y Sociedad.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail




Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!