Super Pang, maravillosa sencillez
7
Escrito por David V
21 de mayo de 2011

El Super Pang fue sin duda alguna, una de las recreativas estrellas de nuestros añorados salones recreativos. El ejemplo perfecto de cómo una sencilla idea, un simple concepto, puede convertirse en una obra atemporal y sin competencia alguna debido a su endiablada y adictiva jugabilidad.

Sucesor del primer Pang original, tuvimos que esperar a su secuela en Arcade para llegar a experimentar todo el potencial y diversión que, una simple idea como la de partir burbujas en dos, podía ofrecernos. Un autentico tragamonedas que a pesar del gran éxito que gozó y cientos de clones, todavía hoy no ha sido superado…

¿Se nota mucho que me encanta? Normal… Estáis delante de un autentico dios del Super Pang… Bromas aparte, el videojuego que hoy vamos a recordar debería ser un juego de “obligada lectura” si de un colegio estuviéramos hablando. Pero antes de justificar tantas alabanzas hacía el mismo, recordemos un poco como era:

Creado por Mitchell Corporation para recreativas y lanzado en el año 1990, en el Super Pang asumiremos el papel de jóvenes exploradores, concretamente el de los hermanos Buster, recorriendo punto a punto todo el globo terráqueo por múltiples, coloristas, preciosos y pixelados escenarios monopantalla basados en diferentes localizaciones de todo el mundo.

Armados inicialmente con un arpón, el cual disparamos únicamente en una única dirección –del suelo al techo de la pantalla- nuestra misión será la de aniquilar (literalmente hablando), todas las burbujas que salgan desde la parte superior de la pantalla, con la peculiaridad de que cada golpe que consigamos proporcionarles, dividirán a estas en dos hasta llegar a convertirse en minúsculas y escurridizas burbujas.

Si este sencillo pero a su vez adictivo concepto, le añadimos unos cumplidores gráficos en 2D para la época, música pegadiza, enemigos entrañables, diversas armas y estudiadísimos ítems -para dar un poco más de variedad- y la posibilidad de jugar dos jugadores a la vez, conseguimos la mezcla perfecta que cualquier jugón que se precie debería haber jugado una o mil veces. Por si todavía queda alguien por aquí que no lo haya disfrutado, a continuación os dejo un video del mismo en su modo Tour Mode:

Para los primerizos, el Tour Mode era el modo perfecto para familiarizarnos con la mecánica del juego, es decir, para aprender a jugar. Para los jugadores experimentados, era el modo perfecto para gastarnos esos últimos 5 duros y aguantar pegados al mando todo el tiempo necesario hasta superar los 40 niveles, para plasmar posteriormente, orgullosos de nuestro logro, nuestras iniciales en la tabla de records una vez ya finalizado el juego.

Pero todos los que hemos llegado a dominar en algún momento este juego, sabemos perfectamente que el autentico modo, el juego en si, el verdadero reto, era nada más y nada menos que el Panic Mode, una autentica locura para nuestros reflejos y la mejor manera de sorprender a aquellas jóvenes adolescentes que poblaban los salones recreativos de antaño.

El Panic Mode es la esencia del Super Pang, armados con un doble disparo (arpón), deberemos hacer frente a una tanda sin fin y sin pausa de 99 oleadas de burbujas, con una lograda curva de dificultad inicialmente muy suave, la partida se ira convirtiendo progresivamente en una frenética lucha a vida o muerte por encontrar ese preciado hueco donde resguardándonos, en una pantalla repleta de veloces burbujas de muy diversos tamaños. Tensión y reflejos en estado puro.

Y así es el Super Pang, un juego sencillo de describir, sencillo de jugar pero con un trasfondo que muy pocos juegos han llegado a conseguir. Hablar de Super Pang es hablar de un juego que perfectamente está a la altura de los “Grandes de los Videojuegos” como pueden ser Bomberman, Puzzle Bubble o el mismísimo Tetris. Juegos con mecánicas sencillas pero que han llegado a lo más alto y lo más importante, no han sido superados nunca en su terreno. Ese es seguramente el mayor logro del Super Pang, el haber logrado la magnificencia desde un principio o, mejor dicho, en su segundo título (ya que el primero en aplicar el concepto fue el Pang).

Super Pang no logró únicamente sorprendernos en su lanzamiento por su novedoso y original concepto, Super Pang supo encontrar la formula perfecta dentro de su genero para convertirse en el “primero” y el “último”. Es verdad que hubo un primer Pang y un conseguido Pang 3! , también es cierto que le salieron cientos de clones en muy diversos sistemas, pero Super Pang estuvo tan logrado, que supo abrir y cerrar su propio genero, el de los juegos tipo Pang. El popularizó el género y el mismo eclipsó a todos sus descendientes.

Es por lo comentado en este último párrafo, por lo que un humilde servidor, se atreve a comparar a este videojuego con el mismísimo Tetris, uno de los mejores videojuegos de la historia cuya mecánica original sigue siendo tan jugable, entretenida y adictiva como el primer día. Ese es precisamente uno de los mayores valores que le podemos otorgar a esta Obra Maestra, el de la atemporalidad… El Super Pang es tan entretenido tanto hoy en pleno año 2011 como el día de su lanzamiento en 1990.

En Infoconsolas hemos tratado en numerosas ocasiones el controvertido tema de la rejugabilidad respecto a los videojuegos retro, así como el engrandecedor efecto que la nostalgia ejerce sobre los mismos. La realidad es, que la mayoría de videojuegos de hace 20 años están donde deben estar: bien guardaditos en el cajón. Pero al igual que muchos otros, el videojuego que hoy tratamos es uno de aquellos “elegidos” que sin ninguna duda, siempre podemos tener a mano sin temor a equivocarnos

Y es que, la capacidad de asombro de un videojuego, no es suficiente para convertirlo en Obra Maestra. No bastan increíbles gráficos (para la época) ni conseguidas mecánicas de juego o magníficos argumentos. Si todo esto no va acompañado de una jugabilidad tan lograda, como para que sea posible rejugarlo muchos años después, experimentando la misma sensación de disfrute que en sus primeros días, podremos hablar de un buen juego, pero no de una Obra Maestra.

Como es evidente, no a todas las personas le gustan los juegos tipo Pang, de la misma forma que no a todos nos gustan los juegos de lucha, conducción o estrategia. Pero para todos aquellos que en su día disfrutasteis con este gran juego, os invito a que volváis a darle una oportunidad, con la total seguridad de que os entretendréis tanto como lo hacíais antes

Para la muchachada más joven que nos sigue, ya estáis tardando en probar esta Obra Maestra del videojuego, si no habéis visto secuelas en vuestras consolas de última generación, no es porque sea un mal juego, si no porque el Super Pang, el de toda la vida, es, sencillamente… INSUPERABLE.

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en General.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


7 comentarios

Autor de Infoconsolas
#1

Un juego tan sencillo como maravilloso. Me quedo con tu frase de “una sencilla idea, un simple concepto, puede convertirse en una obra atemporal”. Este juego sobrevivirá a muchas muchas muchas generaciones ya que su idea es perfecta gracias a la sencillez del juego, que engancha a los jugones de ayer, hoy y mañana. Es un juego que sigue siendo tan entretenido como la primera vez que lo juegas, y eso, no es nada fácil de conseguir.

21 de mayo de 2011 a las 12:52
Add rating 1  Subtract rating 0  

Y yo me quedo con la frase “la mejor manera de sorprender a aquellas jóvenes adolescentes que poblaban los salones recreativos de antaño”.

Yo las sorprendía símplemente entrando por la puerta, jo jo jo jo jo.

21 de mayo de 2011 a las 16:25
Add rating 1  Subtract rating 0  

Pues yo tengo que decir… que me gusta el primero, el pang normal :$

21 de mayo de 2011 a las 20:19
Add rating 0  Subtract rating 0  
Webmaster de Infoconsolas
#4

Qué recuerdos! jugando en mis tiempos mozos delante de todos los alemanes en verano…

Por cierto, cabe decir que el que mantiene el record de este juego en la máquina recreativa de mi casa soy yo y no mi hermano David V… aunque bueno, eso pasa en el Super Pang como en cualquier otro como puede ser el R-Type, R-Type II, Némesis, Parodius, Track’n Field, Salamander, Pac-Man… y un largo etc…

Viva el Super Pang!! Vivan los juegos de antaño!! Y vivan las Suecas!! que ya me queda poco para volver a Mallorca y echarlas de menos.

PD: Nuevo avatar eh Gerardo?

21 de mayo de 2011 a las 22:36
Add rating 0  Subtract rating 0  

Me encantó y me encanta este juego, que diría yo juegazo. Yo lo tengo clasificado, no en “tipo” pang, que era como asociabamos todos cuando alguien no sabía del título a que nos referimos. Como pasó con Bubble Bobble al que decíamos que era como el Snow Bros o Tumblepop, que eran diferentes pero su mecánica era similar.
Gracias a estos títulos, se conoció (al menos aquí en Valencia) los juegos para chicas, ¿Por que? Muy sencillo, aquí se decía que habían títulos para ellas, a destacar: Pang, Super Pang, Bomberman, Tumble Pop, Bubble Bobble, Puzzle Bobble, Snow Bros, Tant R Puzzle & Action, Klaks, Tetris, Gals Panic, New Zeland Story, etc… ¡Y no es coña! Eran los únicos títulos que hacían venir a grupos de chicas a las salas, y como no, a nosotros alegrarnos la vista, ¡y es curioso!, jugaban mejor que nosotros.
Aunque este título (tal y como lo conocemos en la recre) apareció en Super Nintendo y en PSX (Super Pang Collection), siempre se le asoció a juegos se “los recres”.
Aquí os dejo un truco, que aunque algunos ya lo sabreis, funciona tanto en recreativa como en PSX (en Super Nintendo no):
Cuando ponemos el credito o pulsamos Start, accederá a la pantalla de los dos tipos de juegos como bien a nombrado David V: Panic Mode y Tour mode.
Cuando nos coloquemos encima de Tour Mode, dejamos accionado el cursor o joystick hacia abajo, y sin soltarlo pulsamos Un player o Start. Nos aparecerá una pantalla con los números de las fases y nos podemos meter en la que queramos, así como ponernos en alguna pantalla donde tenga una vida en la misma o ponerte en la última. Para aceptar la pantalla representada en números, con pulsar el botón de disparo accederemos a la misma.
Un saludo y gracias a David V por transportarnos nuevamente al mundo retro de uno de los mejores (porque hay muchos) juegos.
PD: El Pang me encantó (dan vidas por doquier), El Super Pang me volvia loco, pero el Pang 3, me aburrió como la ostra. ¿No os pasó lo mismo?

21 de mayo de 2011 a las 23:26
Add rating 0  Subtract rating 0  

mi aburrir no, pero nunca llegue a verle la gracia :S

22 de mayo de 2011 a las 0:38
Add rating 0  Subtract rating 0  

Gran artículo!

Personalmente opino como Kaiser-77. Será por nostalgia, pero siempre me gustó mucho más el primer Pang, aunque a lo mejor influye que mis primeros escarceos amorosos tuvieran lugar con una chica que conocí precisamente jugando a dobles al Pang! xD

Gerardo, eres el master!!!!

23 de mayo de 2011 a las 9:27
Add rating 1  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!