Saga Max Payne
2
Escrito por jagpgj
10 de agosto de 2012

Hola a todos, coincidiendo con la llegada el pasado 1 de junio de Max Payne 3 a PC, voy a hacer un repaso de esta saga y lo que ha significado tanto a nivel general como a nivel personal. Max Payne 3 ha sido uno de los grandes lanzamientos del año, pero hay que remontarse 11 años atrás para conocer los orígenes de la saga.

Fue en 2001 cuando Max Payne fue una realidad en el panorama de los videojuegos, llegando de la mano de la empresa finlandesa Remedy Entertainment. Aunque lanzado en varias plataformas, me atrevo a decir que fue en PC donde causo más repercusión (y donde yo disfrute esta joya). Tuvo una versión en Game Boy Advance, donde se mantenían algunos rasgos de la saga como la historia y el bullet time, lógicamente limitados por  las posibilidades del sistema portátil.

Pero volviendo al grano, lo que marcaría un antes y un después fue la versión PC de Max Payne. Era un videojuego especial por diversas razones, su atmósfera policiaca y negra, y unos rasgos que siempre quedarán relacionados con Max Payne, como sus viñetas (suprimidas en Max Payne 3, todo un sacrilegio para mi gusto) que presentan y desarrollan la historia, así como su bullet time (usado en otros muchos videojuegos a partir de Max Payne), elemento representativo de la saga de cine Matrix, que estaba en pleno apogeo. Su oscura historia causo bastante impresión en el momento –probablemente hoy día no llamaría tanto la atención-, ya que esto de hacer videojuegos con guiones de cine es algo bastante moderno, ya que hace 10 años lo habitual era pillar un arma y a matar muñecos sin pretexto ni historia alguna.

Respecto a la historia, la trama nos coloca en la piel de Max Payne, agente de la DEA que vive en New York y cuya vida descarrilará por completo a raíz del asesinato de su esposa y su hija pequeña a manos de un yonki, que era adicto a una terrible droga llamada valkyr. A partir de aquí la vida de Max girará en torno a la venganza, al dolor y a buscar respuestas y culpables hasta el punto de que la vida  de Max Payne entrará en un túnel que no parece tener salida…

Toda esta historia la desarrollaremos a través de capítulos, entre disparos, enemigos finales (donde la cámara se parará para mostrar como cae su cuerpo al ser abatidos), una amplia gama de armas (tubo de metal, bate de béisbol, pistolas –Beretta y Desert Eagle-, escopetas –recortadas, de aire comprimido-, subfusiles, fusiles de asalto, lanzagranadas, granadas y cócteles molotov) y unos niveles que nos mostrarán la historia de Max Payne, y su vida tras el suceso.

Aquí os dejo un vídeo gameplay con el primer capítulo del videojuego:

Como véis, la historia está impregnada de matices negros, violencia bastante alta para la época (creo que en aspecto como este Max Payne inspiró Grand Thef Auto III, otro juegazo por cierto) y un personaje que no solo va disparando a yonkis y maleantes, sino que tiene muchas sensaciones que intenta transmitir al jugador. Todas estas cosas hicieron pionero a Max Payne y creo que han influido en los videojuegos a lo largo de la década. A nivel personal, Max Payne me parece un videojuego de calidad, hecho con ganas y no solo por negocio, y que se atrevió a dar una vuelta de tuerca con aires frecos (como las viñetas de comic), llevando los videojuegos de acción un pasito más adelante y resucitando un género muerto en PC y consolas, la historia policiaca. Por último, destacar como dato curioso el escaso presupuesto del videojuego, donde contaron con uno de los trabajadores para tener un actor modelo, ya que no les daba para contratar un actor.

Otro elemento más que nunca morirá en la mente de un jugón de la saga es, sin duda, su atractiva y triste melodía principal –la versión de la melodía varía ligeramente de un Max Payne a otro, pero en esencia son iguales-…

Semejante éxito y calidad no pasaron desapercibidos, y 2 años más tarde Max Payne tendría una secuela llamada “Max Payne II: The fall of Max Payne”, donde además de Remedy participaría Rockstar, contando esta segunda parte con un mayor presupuesto y renombre que su predecesora. En estilo y forma el juego no sufrió demasiados cambios, y mantuvo sus rasgos propios casi intactos. Hubo una mejora gráfica y se noto el mayor presupuesto con el que contaba el proyecto, pero no mucho más, su esencia quedo intacta.

La historia nos situaba años después de la trama de Max Payne I. Max ahora ha vuelto a trabajar como detective de la policía de New York, y una noche debe acudir a un almacén donde se han escuchado disparos, y este será el punto de partida donde el destino volverá a reírse (una vez más) de Max, introduciéndonos en una historia de violencia, dolor y fantasmas del pasado, donde Max Payne dará varios pasos más hacia su autodestrucción personal, a la vez que podremos completar la historia de Max Payne I a raíz de ciertas informaciones. También manejaremos a otro personaje diferente a Max en el modo historia, pero si queréis saber su identidad tendréis que jugar.

Respecto al armamento, se repiten las mismas armas pero además podremos usar el subfusil MP5, la escopeta Striker, el fusil AK-47 y el francotirador Dragunov.

Max Payne II fue un éxito más sonado aún que su predecesor, si bien para mi gusto no era mejor juego (contaba con mejoras propias de los años y mayor presupuesto, eso sí), ya que su historia flojeaba bastante respecto a la primera parte y la mayoría de sus puntos fuertes no son más que herencia de Max Payne I.

Y así, y gracias a este trabajo realizado hace casi una década, se sentaron las bases de la saga Max Payne, cuya última entrega ha sido Max Payne III, lanzada este mismo verano. El lanzamiento de Max Payne III lleva en el aire desde hace años, cuando supimos que se retomaría la historia de Max Payne, y que se centraría en un Max Payne retirado de la vida de New York que ejercía de guardaespaldas en Brasil.

Mucho han cambiado las cosas para Max Payne (como proyecto y videojuego) desde su aparición, ahora es un producto desarrollado únicamente por Rockstar sin la intervención de Remedy (desgraciadamente, ya que al fin y al cabo son los padres del juego, pero como en otras tantas cosas el dinero es lo que manda), y ahora es un videojuego reconocido. No deja de resultar curioso que un proyecto nacido de una pequeña empresa finlandesa ahora sea cabeza de cártel por todos los lados en el Fnac de Barcelona –y en otros muchos lugares y tiendas-, vendiéndolo como si fuera la última película de Hollywood.

Para ser sinceros, saber que Remedy no estaría en el proyecto, el hecho de que fuera a ser un superventas, y las primeras imágenes me hicieron temerme lo peor, asumiendo de antemano que veríamos como se maltrataba por enésima vez una gran saga dejándola al nivel del superventas del mes…pero me equivoque.

Así las cosas, el mes pasado me dispuse a jugar a Max Payne III, y no pudo empezar peor, ni viñetas ni ningún elemento representativo de la saga, primeras fases, solo pego tiros sin ton ni son y me parece que estoy jugando a Call Of Max Payne…hasta que conforme va avanzando el juego me absorbe, me siento cómodo jugando y hasta le dedico casi un mes para desbloquear todo lo posible, y me digo a mi mismo que aunque mata muchas cosas del original (demasiadas para mi gusto) no deja de ser una reinvención y adaptación a los tiempos que corren, donde, asumámoslo, los jugones de siempre no mandamos demasiado.

El resultado ha sido bastante potable, un juego que respeta el aroma triste de la saga, reinventado con unos muy buenos gráficos y una historia más dinámica y facilona, pero dejándonos detalles (las “pistas” a lo largo del juego que completan Max Payne III…y sus predecesores) que a mi me han hecho quedar satisfecho y tragarme mis palabras. Tiene aspectos mejorables, como tener más armas para usar –ya que tiene menos que Max Payne II- o que no se haya mantenido el nivel de guiones respecto a la saga a pesar de tener más presupuesto, pero son fallos perdonables. Afortunadamente, se respeta bastante el aspecto psicológico del videojuego, mostrando (quizá más que en las anteriores partes) el dolor y el vacío que siente Max Payne, un hombre al que la vida dejo K.O. hace ya mucho tiempo. En el aspecto online el juego está triunfando bastante también.

En conclusión, Max Payne III es una correcta y aceptable tirando a notable continuación de la saga, que tiene como única pega destruir los cimientos de Max Payne para reconstruir una saga más adaptada a los nuevos tiempos (lo cual, aunque me duela, tal vez sea necesario para vender).

Aquí os dejo la gameplay del primer capítulo:

Por último, no quisiera despedirme sin echar pestes desde mi humilde posición de usuario de la red sobre la película de Max Payne, enorme basura cinematográfica que echo por tierra las esperanzas de todos los aficionados de la saga de ver una gran película sobre un gran videojuego, provocando una enorme desilusión cinéfila más entre los aficionados a los videojuegos. Aunque, sabiendo que el protagonista ni sabía de que iban los videojuegos ni había jugado en la vida a ninguno no es de extrañar que fuera un fracaso…

Y aquí termina mi artículo de hoy, espero haberos acercado un poco a la saga Max Payne y haberle rendido un humilde tributo a la misma, que tanto ha aportado a los videojuegos, y que a juzgar por el éxito de Max Payne III no podemos descartar que haya terminado aquí.

Como siempre, agradeceros que os toméis tiempo en leer y aportar vuestros comentarios al artículo, ya que al fin y al cabo esta web – e internet en general- es lo que es gracias a sus usuarios, espero que os haya gustado el artículo.

Saludos a todos.

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , .
Publicado en General.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



2 comentarios

Una gran saga que apuntaba a lo peor con la 3ª parte… por suerte no fue así y la tercera parte esta a la altura. Que por cierto, la perdida de las viñetas no las veo tan mal, con tanta cinemática y la historia tan “desconocida” se suple bien.

Sólo añadir que en un número de la Edge (no lo recuerdo) se hablaba de los primeros, y decía cosas muy curiosas. Buen artículo:)

10 de agosto de 2012 a las 22:26
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 8
#2

Respeto y admiro a la saga. Ante los anuncios previos a la tercera entrega también tuve mis dudas, pero me entretuvo y reconozco que respeta bastante la esencia de los anteriores. Buen artículo, saludos!

12 de agosto de 2012 a las 8:27
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!