Reinventando los videojuegos de lucha: Saga Smash Bros
1
Escrito por jagpgj
7 de octubre de 2012

Hola a todos, esta semana vengo a hablaros de la saga Smash Bros, una saga relativamente moderna comparada con otras más curtidas de Nintendo (Mario o Metroid por ejemplo), pero que sin duda ya se ha hecho un nombre propio en el mundo de los videojuegos.

Muchos son los géneros que hemos visto en los videojuegos en los últimos 20-25 años, pero hay algunos que tienen nombre propio, como es el caso de los videojuegos de lucha, un género muy concreto y característico que ha conquistado a los jugones de varias generaciones de consolas (aunque en mi opinión será difícil que alguno supere la magia que tenía Street Fighter II: The World Warrior).

Street Fighter II es para mí el Big Bang de los videojuegos de lucha, y sin duda uno de los mayors aliados en el éxito de este tipo de videojuegos. Sin embargo, creo que no podemos negar que durante bastante tiempo fue un género muy encasillado en unos cánones muy similares, donde la diferencia entre un videojuego de lucha y otro no pasaba de ser el tipo de personajes o las preferencias personales, ya que a la hora de jugar el sistema era  esencialmente el mismo, cambiando únicamente ligeros detalles (los fatalities de Mortal Kombat, la lucha por equipos de King Of Fighter…). Durante varios años la única diferencia realmente palpable fue el paso de 2D a 3D, pero poco más. No quiero decir con esto que los videojuegos de lucha fueran aburridos ni mucho menos, sino que estaban encasillados en una fórmula que contentaba a usuarios y empresas por igual, y que realmente evoluciono prácticamente nada durante años.

Y llegados a este punto es donde entra en acción Smash Bros. Independientemente de los gustos personales  de cada uno no se puede negar que Nintendo ha desarrollado a lo largo de su historia variadas sagas que ya son historia de los videojuegos (Metroid, Donkey Kong, Mario y todas sus derivadas –Mario Tennis, Mario Kart…-, Zelda…).  Usando estas sagas como apoyo, Smash Bros nació como videojuego de lucha entre personajes de videojuegos , una idea tan ridícula como divertida.

Super Smash Bros (el primero de la saga) fue lanzado en 1999 para Nintendo 64, y para mi supuso sin duda una de las mayores vueltas de tuerca que han tenido los videojuegos de lucha, creando un título muy diferente en forma y dinámica a cualquier otro videojuego de lucha. Aunque su principal virtud desde el comienzo de la saga no es ni su tirón comercial con sus personajes ni tampoco su originalidad, es el hecho de tener esa magia especial que solo algunos juegos tienen y que hace que digamos: Una más y lo quito. Y siempre, SIEMPRE, hay más de una.

No puedo olvidar mi primer contacto con la saga. Llego a casa de uno de mis mejores amigos preparado para echarnos unas risas y un poco de vicio consolero, y pone un videojuego nuevo, diciendo “verás tio te va a encantar” con una ilusión que pocas veces le he visto tener. Sin saber lo más mínimo sobre Super Smash Bros comienza la Intro, y experimento una mezcla de sentimientos, entre extrañado y excitado por ver como es realmente el videojuego.

A los 5 minutos ya me había conquistado la magia de Super Smash Bros, con unos controles bastante simples y una jugabilidad que permite poder ganar partidas sin haber jugado muchas horas ya me encuentro inmerso en un enorme pique contra mi amigo y dos máquinas por ser el único que quede en pie.

De una idea graciosa y ridícula a simple vista había salido un videojuego con una mecánica sencilla que atrapaba como pocos. Tal fue el éxito, que las ventas rozaron los 5.000.000 de cartuchos.

Smash Bros es original en muchos aspectos, por ejemplo la típica barra de vida no existe como tal en la saga, sino que tenemos un contador que empieza en 0% y llega a un máximo de 999% (aunque eso es un caso muy excepcional, ya que a partir de 200% se está en grave peligro), aumentando con el % la posibilidad de ser expulsado del escenario, que es la manera de perder en este videojuego.

Aquí os dejo una Gameplay de muestra con las 5 primeras fases:

Con diversos modos de juego, el modo Arcade se componía de 10 fases hasta llegar al terrible enemigo final, que es… ¡Una mano Humana ¡, sí, es la mano de un niño que juega con los muñecos de Nintendo, ese es el original enemigo final del videojuego –el único que tiene un HP limitado, de 300%-.

Aunque el modo Arcade era el modo principal (y donde podíamos desbloquear a los personajes secretos) también teníamos un modo de entrenamiento y sobre todo un magnífico modo multijugador. Y es que es el modo multijugador el que hace sacar jugo a Super Smash Bros.

Como primer gran dato, permitía jugar a cuatro jugadores a la vez, lo que ya le da un plus para jugar con los colegas, pudiendo picarse cuatro a la vez. Su otra baza era la posibilidad de poner las reglas, pudiendo jugar a vidas o tiempo. Con vidas, moría el primero en ser expulsado del escenario X veces (tantas como vidas), mientras que por tiempo ganaba el que mejor balance de K.O. recibidos/realizados tuviera. En caso de empate, se decidía el empate en muerte súbita, con un combate donde los contrincantes empiezan a 300%, por lo que un simple toque solía ser el definitivo.  También se podía organizar la lucha por equipos, haciendo aún más divertido el pique con colegas.

La Lista de personajes de Super Smash Bros es:  Captain Falcon (secreto), Donkey Kong, Fox, Jigglypuff (secreto), Kirby, Link, Mario, Luigi (secreto), Ness (secreto), Pikachu, Samus y Yoshi.

Super Smash Bros fue un exitazo a todos los niveles y era fácil predecir que habría más secuelas, como fue el caso de Super Smash Bros Melee, lanzado en GameCube en 2001.

Super Smash Bros Melee repetía las pautas de su predecesor, pero llevaba el videojuego a un nuevo nivel con la inclusión de múltiples novedades.

En primer lugar, doblaba en personajes jugables a Super Smash Bros, llegando a tener un máximo de 26 personajes jugables, disponiendo de 14 personajes iniciales (Bowser, Captain Falcon, Donkey Kong, Fox, Ice Climber, Kirby, Link, Mario, Ness, Peach, Pikachu, Samus, Sheik -que se considera independiente a Zelda, a pesar de que puedes transformarte en cualquier momento-, Yoshi y Zelda). A estos 14 personajes se le suman los personajes secretos: Young Link, Roy, Mr. Game and Watch, Pichu, Mewtwo, Marth, Luigi, Jigglypuff, Ganondorf, Falco y Dr.Mario.  También nos encontramos diferentes enemigos especiales más allá de Master Hand y el equipo Yoshi.

Se aprecia una considerable mejora gráfica y una jugabilidad más suave y pulida. Respecto al modo de un jugador, tenemos el modo clásico, el modo Home Run –donde golpeamos con un bate un saco que tenemos que intentar llevar lo más lejos posible-, Target Test –donde debemos destruir 10 blancos en el menor tiempo posible-, el modo aventura, el modo event match -donde debemos cumplir decenas de pruebas, con un personaje en concreto a veces, de habilidad y manejo del videojuego- y el modo All-Star, donde debemos superar todas las fases con tan solo tres oportunidades para recuperar vida que podemos usar en medio de la batalla.

Su multijugador bebe mucho de su precuela, pero lleva la personalización de reglas mucho más allá, con más ítems para lanzar (con la posibilidad de elegir que items pueden aparecer y cuales no), además del modo coin, un modo donde caen monedas y gana el que más monedas recoge al acabarse el tiempo. También tenemos el modo Special Melee, donde podemos otorgar características personalizadas a todos los personajes de la partida ( ser grandes, lentos, diminutos…).

Al acabar partidas vas recibiendo monedas, que puedes gastar en una máquina tragaperras que te otorga trofeos (existen 290 trofeos), que son trofeos que representan personajes de la saga, o elementos relacionados con las sagas de esos personajes (más de un trofeo me hizo sacar mi vena retro-nostálgica). Conseguir los 290 trofeos lleva mucho tiempo, yo a pesar de mi vicio me quede en 197.

Y por último, la hasta ahora última entrega de la saga: Super Smash Bros Brawl, lanzada para Wii 7 años después de Smash Bros Melee, en 2008.

De este videojuego os voy a hablar mucho menos que de los anteriores, ya que desgraciadamente es el único que no he tenido en mi poder más que en contadas ocasiones que he jugado con algún amigo, pero nunca he podido explotarlo ya que no tengo Wii. Ha sido el octavo videojuego más vendido de Wii

A nivel jugable su mayor diferencia es la inclusión de una especie de “golpe final” para cada personaje, que puede ser devastador y cambiar por completo una batalla. También podremos jugar online contra otros oponentes, lo cual da aún más jugo a un ya de por sí potente multijugador. También se rinde culto a los clásicos a través de los trofeos.

Respecto a su número de personajes, la lista aumenta una vez más, disponiendo en esta ocasión de 35 personajes:

No Secretos: Bowser, Donkey Kong, Diddy Kong, Fox, Ice climbers, Ike, Rey Dedede, Kirby, Link, Lucas, Mario, Meta Knight, Olimar y los Pikmin, Peach,  Pikachu, Pit, Entrenador Pokemon, Samus (que puede perder su armadura en ciertas ocasiones), Sheik, Wario,Yoshi, Zelda.

Secretos: Captain Falcon, Falco, Ganondorf, Jigglypuff, Lucario, Luigi, Marth, Mr.Game and Watch, Ness, R.O.B.,  Snake, Sonic, Toon Link, Wolf.

Como ya digo, este videojuego lo he podido disfrutar muchas menos horas que sus dos entregas anteriores, pero es tan divertido como sus anteriores versiones, y para mí, un  must have de Wii sin duda.

Por último, se esperán nuevas versiones para 3DS y Wii U que estarán relacionadas de alguna manera, pero su desarrollo está aún en pañales, por lo que deberemos esperar todavía para conocer algún detalle sobre las dos próximas entregas de la saga Smash Bros.

Esto es todo, espero que os haya gustado el artículo y, si alguien no ha probado esta saga, animaros a disfrutar durante horas de una de las sagas más divertidas que he jugado en mi vida.

 

Saludos

Ficha del artículo:
Autor:
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


Un comentario

La verdad es que cuando apareció este título, no me llamó tanto ya que no me atría mucho, ya que los personages de la gran N me parecen adorables mas que agresivos. No es lo mismo un un Xmen vs Street Fighter (ya consolidado en el género de la lucha) que ver luchando a Mario con Diddy (por ejemplo). Tal vea un Sonic contra Mario. He de reconocer Q ha tenido mas exito que el esperado por mí la verdad, pero para gustos colores.
Ese Street Fighter 2, ¡Que recuerdos!

12 de octubre de 2012 a las 3:07
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!