Lo mejor de lo mejor: Videojuegos de la saga Castlevania que más me han marcado (Parte 1)
1
Escrito por jagpgj
6 de junio de 2013

Hola a todos, esta semana comienzo una serie de artículos que tratará sobre la saga “Castlevania”. No es la primera vez que se escribe sobre esta saga en esta web, ya que en el pasado tanto David V, Kaiser-77 y JMV también han escrito sobre la misma. Yo voy a intentar enfocar mi artículo de otra manera, no quiero hablar de un solo juego sino de varios de la saga, de aquellos que a mí me han dejado una enorme huella.

En el mundo de los videojuegos hemos conocido multitud de sagas, algunas con pocas partes y ya desaparecidas (sagas que tuvieron su época dorada en anteriores generaciones de consolas y de las cuales por unos motivos u otros no hemos vuelto a saber), sagas que marcan su época (Caso de Dragon Ball Budokai en la generación de 128 bits, por ejemplo), pero solo unas pocas parecen eternas, imborrables y son referente miremos a las consolas que miremos, como pueda ser el caso de Castlevania, Final Fantasy, Super Mario o Resident Evil.

Aún dentro de esta “élite de sagas” Castlevania tiene para mí algo especial. He jugado a la mayoría de las entregas de la saga, que a pesar del paso de los años y de las generaciones de consolas han seguido manteniendo una magia especial dentro del género acción-aventuras. También creo que otro factor decisivo en la supervivencia de la saga ha sido su capacidad de evolución, ya que la saga ha ido tomando diferentes caminos con el paso de los años, pero sin dejar de perder su esencia. Una vez dicho esto, pasaré a analizar las (para mi, subjetivamente) mejores y más importantes entregas de Castlevania.

Castlevania (Akumajō Dorakyura)

Todo tiene un comienzo (y un final), y para mí si voy a hablar de esta saga es indispensable hablar de su comienzo, Castlevania de NES. Lanzado en 1987 (para NES, 1986 en otras plataformas), Castlevania es un icono representativo del género acción/aventuras y un juego con luz propia en el catálogo de NES. De la mano de Simon Belmont, nuestro particular héroe armado con un látigo (y usando como complemento otras armas como cuchillos o hachas…), iremos avanzando a través de diversos niveles (muy lineales todos ellos) donde debemos esquivar multitud de peligros y derrotar al enemigo final de cada nivel, generalmente un personaje clásico del género de terror (Medusas, momias, la muerte…).

A nivel jugable es bastante básico, pero me parece tremendamente divertido. Su dificultad me parece bien graduada, teniendo unas primeras fases bastante asequibles, y con una dificultad que crece de manera gradual, llegando a ser realmente duro derrotar a La Muerte y a Drácula (cuantos intentos fallados contra la Muerte durante mi infancia, ¡Cuando llegaba hasta allí¡). Para mi es uno de los mejores cartuchos de NES, y además uno de los mejores Castlevania, además de la raíz (lógicamente) del resto de la saga. También, he de añadir que aquí quizá me ciega cierto cariño personal, ya que Castlevania fue el primer videojuego al que jugué en mi vida, y ya sabemos que la nostalgia siempre endulza todo. Aún así, para mi es de cita obligada cuando hablamos de la saga.  Por último me gustaría recalcar un detalle que tienen los créditos de este videojuego, donde además de ver las personas que trabajaron en el videojuego se le dice al jugador una frase a parte del clásico “Thanks you for playing”, y es la de “You played the greatest role in this story” –Tu has sido el personaje principal de esta historia-, en un pequeño detalle donde se honra al jugador, que, al fin y al cabo, es el elemento que da sentido a los videojuegos.

 

La segunda entrega de Castlevania es un experimento (de esos tan típicos en las segundas partes de algunas sagas, ¿Verdad Super Mario Bros 2?), donde se añadían matices de RPG. A mí personalmente no me cautivó mucho.

Con la fama de la saga aumentando Konami se lanzó a la piscina de las consolas portátiles con Castlevania: The Adventure para Game Boy. Justita adaptación de la saga, pero pasable.

Lanzado en 1989 (1992 en Europa) nos encontramos ante el –para mí- segundo peso pesado de la saga, Castlevania III: Dracula’s Curse. Con este Castlevania se cerraba la estancia de la saga en NES. Un juego con una línea muy continuista respecto a la primera parte de la saga, siendo acción-aventura pura y dura. A pesar de esta línea continuista y de una jugabilidad muy similar, podemos observar grandes mejoras a nivel gráfico y en presentaciones, unas músicas más modernas (aunque ya desde el principio las músicas de Castlevania merecen una mención especial, ya que es un aspecto muy cuidado y destacable en casi todos los juegos de la saga, mención especial a Super Castlevania IV y Castlevania: Symphony of the Night). También se observa un mayor cuidado y detalle en los decorados. En definitiniva, un juego muy apetecible dentro del catálogo de NES. Como novedad, podremos elegir qué camino seguir con el protagonista durante el transcurso de la aventura, pudiendo tomar dos caminos diferentes al final de algunas fases.

A nivel personal me parece un gran juego, aunque me gusta más la primera parte. Creo que es una gran joya de los 8 bits y que todo amante de la saga debe jugarlo, porque el juego lo merece. De hecho, cada cierto tiempo suelo volverlo a jugar de nuevo, y nunca pierde su encanto (de estos juegos que siempre te gusta tener a mano, pasen los años que pasen), como el primero de la saga mencionado anteriormente.

Y con esto termino la primera parte de esta serie de artículos, tras haber repasado los inicios de Castlevania, donde creo que los dos videojuegos que más me marcaron fueron los que más impulsaron a la saga, además de –a nivel de calidad- los mejores.

 

Espero que os haya gustado, seguiré en el próximo, donde encontraremos grandes joyas de la saga, como Super Castlevania IV.

Saludos

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , .
Publicado en General.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



Un comentario

Excelente artículo Jagpgj. una gran saga del que se podría exprimir a tope con un gran artículo.
Yo comencé algo mas tarde a jugar a esta titulo. En NES comencé con Ghosts’n Goblins, luego conocí el juego Sword Master (un título que no lo cambio ni por un Castlevania, lo recomiendo) y luego es cuando me compré este título.
No vendría mal hacer una serie de “time line” con sus pros y contras así como cual comprar y cual no hacerse con un título en cuestión.
Ya estoy impaciente por ver los siguientes artículos.
Un saludo.

8 de junio de 2013 a las 12:24
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!