Atari Lynx, recuerdos del pasado
0
Escrito por Aaron A
11 de septiembre de 2009

Atati Lynx

Seguramente al ver el título de este artículo algunos pensarán que trata sobre un desodorante(‘el antes conocido como axe’) o sobre una marca de electrodomésticos, pero pensando que es una página de videojuegos, espero que la mayoría hayan deducido que se trata de una consola portátil. Se me hace raro hablar de ella como algo que hace años que quedó obsoleta; ¡Pero si no hace tanto que me pasaba las tardes enganchado a ella enchufada a la pared! (Su autonomía no era gran cosa, pero ya hablaremos de eso más adelante).

Si buscáis por Internet encontraréis multitud de páginas, o en el propio artículo de la Lynx del museo de Infoconsolas, en las que describirán con detalle el procesador que utilizaba, características de la pantalla, dimensiones,… así que aquí no pretendo dar una información que podéis encontrar por otros medios y seguro que más detallada de lo que yo podría; Lo que sí puedo dar es la impresión personal de alguien que la haya tenido y pueda hablar de algo más que de sus componentes. Una versión un poco más útil que una descripción técnica, en definitiva, lo que os perdisteis al no tenerla(o lo que ganasteis, según lo veáis).

Recuerdo que cuando desenvolví el regalo esperando la consola del momento y vi la caja pensé: ‘pero qué xxx es esto’. Claro, era la época de la Game Boy y si la llevabas al colegio pasabas de ser un “pringao” a tener a la clase detrás de ti para jugar contigo, en cambio yo tenía en mis manos algo de lo que no había oído hablar nunca; La Lynx nunca fue una consola bien promocionada, nunca vi un anuncio por la tele, todo lo más un anuncio alguna vez en una página de una revista de videojuegos (puedo recordar el juego que aparecía: ‘Blue Lightning’, juegazo por cierto). Fue un regalo de mi tía, quería comprarme la Game Boy, pero lo quiso hacer a última hora y ya estaban agotadas, con lo que compró la única opción que le quedaba, no podía aparecer sin regalo. Y ahí estaba yo con mi caja (cajón) de la consola dispuesto a darle una oportunidad. El tamaño de su caja te hace sospechar de su tamaño, y al sacarla se confirman las sospechas, es ENORME. Poca portabilidad voy a tener con eso, pero bueno, si quito un par de libros de la mochila me cabrá para llevarla al cole… Si alguno de vosotros tuvo una, ¿no os pasaba que cuando decías que tenías la ‘Lynx’, pusieran cara rara y preguntaran qué era eso?.

Lynx

No traía ningún juego, así que me tuvieron que comprar uno (¡qué gran idea Game Boy+Tetris!), el “Gates of Zendocon” (en otro artículo lo analizo, porque vale la pena). Utilizaba 6 pilas AA (las normales), SEIS, así que venga, a meter pilas (más tarde la Game Gear siguió el mismo ejemplo). Luego el juego, que era de lo más curioso, acostumbrado a los cartuchos ver esa lámina de plástico tan fina es una sorpresa. En el lateral derecho de la consola hay una compuerta, por la que al abrirla, se inserta el juego como si de una tarjeta de crédito se tratara. Si no lo insertabas bien, la pantalla de la consola mostraba un mensaje “Insert Game” en unas letras que ocupaban toda la pantalla para indicarte que lo tenías que insertar bien (un clásico: sacar el cartucho, soplar, y volver a meter). La consola no se encendía si no tenía un juego insertado. Una vez tuve un problema relacionado con esto; Se estropeó la consola y la llevé a arreglar a una tienda de electrónica. Estuvieron diciéndome que no había manera de arreglarla, hasta que un amigo me recordó que nunca la pondrían en marcha sin un juego.

Una vez completados todos los pasos llega el momento de jugar. Si lo haces con pilas, se convierte en una experiencia bastante corta; Ni por asomo la batería duraba las 4 o 5 horas que he visto escrito por ahí, y mucho menos si usabas el sonido. Es por eso que se hacía fundamental tener un conector a la corriente. Recuerdo que la primera vez que la usé tuve que ir a comprar más pilas en apenas 2 horas, con el asombro de mis padres viendo la que se les venía encima, teniendo que comprar 3 paquetes de pilas al día. El sonido que daba el único altavoz era bueno, sonaba muy claro y se oía bastante fuerte, lo malo era que estaba restringido a estar conectado a la corriente porque si no las pilas no te duraban nada o bien jugar con auriculares y el volumen al mínimo.

La pantalla era una gozada, por si alguien no lo sabe era en color, imagino que el principal motivo por el que necesitaba tanta batería. No hacía falta que te movieras para evitar que el sol no te dejara ver el juego, y una curiosidad: podías invertir la pantalla. La consola tiene en el lado derecho 4 botones, dos en la parte superior y dos en la inferior (ambos hacen la misma acción), la pantalla en el centro y a la izquierda la cruceta. Si inviertes la pantalla, la cruceta te queda a la derecha y los botones de acción, al ser simétricos, quedan de la misma manera en el lado izquierdo. Esta función estaba pensada para personas zurdas. La forma de la pantalla era rectangular, perfecto para los juegos con scroll lateral (“Shadow of the beast’”, “Rygar”, “Ninja Gaiden”,…), mientras que algún juego necesitaba poner la consola en posición vertical, como el “Klax” (el Tetris de la Lynx).

Juegos Atari Lynx

En la parte superior de la consola, había una entrada que hasta que llego Internet y busqué información, no supe que era para poder utilizar multijugador conectando varias consolas a la vez, podías conectar hasta 8 consolas. No se yo si habría 8 consolas en mi ciudad.

Es innegable que la potencia de la Lynx era muy superior a las portátiles de su época, basta ver la calidad de los grandes de su catálogo, pero como ha ocurrido otras veces, en una lucha por una parte del mercado, ser el mejor no te asegura la victoria. ¿Recordáis  VHS contra Beta? Beta (Sony) ofrecía una mejor calidad de imagen y de audio, mientras que VHS (JVC) mayor duración,  al abrir su estándar, más compañías lo apoyaron. Comparando, Lynx tenía una pantalla a color y más potencia, pero la Game Boy usaba menos pilas, tenía más duración, más publicidad, más barata y sobre todo, más juegos y más compañías programando para ella. No creo que con un marketing mayor Atari hubiera conseguido superar a sus rivales, pero sí conseguir vender más unidades, y posiblemente hacer que la consola viviera un poco más. Años más tarde ocurriría algo similar con la Neo Geo ya que tanto sus juegos como la consola eran realmente caros, pero tenía algunos de los mejores juegos del mercado, seguro que muchos todavía jugáis al “Metal Slug” o “Samurai Shodown”.

Resumiendo, pude disfrutar de pantalla a color y mejores juegos que nadie mientras duró la vida de la consola, así que no se puede decir que fuera una mala compra, pero lo que no te quita nadie es la frustración de ver que tu consola se va muriendo, no ver anuncios, análisis de sus juegos en las revistas y no poder encontrar ningún juego. Si os apetece comprobar de lo que era capaz la consola, aquí tenéis una pequeña muestra:

Espero que todos los poseedores de una hayais podido disfrutarla tanto como yo. ¿Teneis algún juego preferido? ¿Usais la Lynx para hacer pesas?

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , , , .
Publicado en General, Portátiles.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados



Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!