Alan Sugar y el declive de Amstrad
6
Escrito por David V
5 de octubre de 2010

Sir Alan Michael Sugar fue el fundador y presidente de la conocida marca Amstrad (Alan Michael Sugar Trading), desde 1968 hasta el pasado 2008, un año después de la venta de Amstrad. La compañía ha tenido una larga vida y muchos cambios de producción, desde radiocasetes hasta receptores de TV pasando por ordenadores y una consola.

Para nosotros, la etapa más importante de Amstrad es la relacionada con la informática y los videojuegos, unos años en los que Amstrad llegó a tener el 25% del mercado europeo de ordenadores. A raíz de unas declaraciones de Alan Sugar, realizadas en 1990, veremos como una consolidada y prometedora compañía puede con años de experiencia puede ir al traste únicamente por unas desacertadas previsiones.

Nos situamos en Octubre de 1990, la compañía Amstrad reúne a toda la prensa europea centrada en el sector de los videojuegos y la informática para presentarles sus nuevos modelos, dos ordenadores y la primera consola de Amstrad.

Los ordenadores en cuestión eran el Amstrad CPC 464 Plus y Amstrad CPC 6128 Plus. La consola, la Amstrad GX 4000.

Respecto a los ordenadores, ambos eran los viejos conocidos CPC 464 y CPC 6128 mejorados estéticamente, dándoles un aspecto más profesional y con un nuevo soporte en común (además de la cinta y el disco de 3” respectivamente), el cartucho. Internamente también tenían mejoras como una mayor paleta de colores o la posibilidad de incluir un mayor número de sprites en pantalla, pero muchas de sus mejoras estaban capadas para poder ser usadas únicamente en el formato de cartucho. Por otra parte, ambos ordenadores compartían la misma placa base y seguían siendo 8 bits.

Referente a la consola GX 4000, basta decir que es un CPC 464 Plus sin teclado, sin posibilidad de ampliación y con el cartucho como único soporte.

Con estos tres modelos Alan Sugar pretendía copar los siguientes mercados:

- CPC 464 Plus: 49.900 Pts. El primer ordenador. Competencia de los Commodore, MSX, Spectrum (aunque ya era propiedad de Amstrad), etc.

- CPC 6128 Plus: 69.990 Pts. Un ordenador “avanzado”. Competencia a los Amiga, Atari ST y ordenadores de 16 bits.

- GX 4000: 22.900 Pts. Una consola destinada a hacer la competencia a las ya existentes NES y Master System y a las inminentes (en Europa) Mega Drive y Super Nintendo de 16 bits.

El resultado, todos lo sabemos. La GX 4000 no pudo hacer competencia alguna a las potentes consolas de 16 bits y tampoco se adentro en el mercado de las consolas de 8 bits, ya que llegó con años de retraso a un mercado copado y con ansias de mejoras notables. Respecto a los ordenadores, tampoco pudieron hacer frente a la competencia de 16 o 32 bits, muy superiores en prestaciones.

Estos fueron los últimos sistemas populares que Amstrad lanzó al mercado, posteriormente saco diversos modelos enfocados al sector más profesional para después cambiar de tercio y productos, dejando atrás la informática casera que tan buenos resultados le dio en la década de los 80’.

Llegados hasta aquí, la pregunta clave es: ¿A quien se le ocurre lanzar estos sistemas en unos años de renovación hacía los 16 bits?

Dejemos que el propio Alan Sugar nos responda a esta cuestión, recuperando unos extractos de la ya citada entrevista, datada en 1990, donde podremos ver la fallida filosofía que les llevó a uno de los fracasos más grandes de la historia de los videojuegos y la informática doméstica:

¿No se llega tarde con la consola, teniendo en cuenta la posición tan estable alcanzada por Sega y Nintendo?

En absoluto. Es más, ésa es la misma pregunta que me hicieron en el 85 al lanzar la gama CPC, aludiendo a que ya existían Sinclair y Commodore. Es típico de la filosofía Amstrad entrar en mercados con potencial.

¿Por qué han desarrollado maquines de 8 bits, cuando parece que lo que predomina hora son los 16?

(…) Para que vamos a crear maquinas de 16 bits si los técnicos (aunque yo no lo soy) aseguran que, por ejemplo, con nuestra consola pueden obtenerse prestaciones comparables a las de un 16 bit. El niño no sabe los bits que tiene. Ustedes (dirigiéndose a los periodistas) son los únicos que saben de bits. (…)

No vamos a entrar en esta escalada de 8, 16, 24, 32, etc… A estas alturas ya nos habríamos muerto si hubiésemos seguido esta dinámica.

Bastan sólo dos preguntas, sólo dos respuestas para evidenciar lo muy equivocado y mal asesorado que estaba el señor Alan Sugar. Amstrad triunfó en los 80’ en el mercado de los ordenadores domésticos, por ofrecer unas buenas prestaciones en relación a sus económicos precios. Pero las circunstancias a principios de la década de los 90’ eran completamente diferentes que a mediados de los 80’.

No podemos criticar en absoluto la filosofía y las ideas del señor Alan Sugar, veinte años depuse es muy fácil hablar de fallos y errores. Alan Sugar apostó por un modelo económico, unos sistemas de transición hasta que los 16 o 32 bits resultasen baratos de producir en beneficio del usuario.

Pero los usuarios, muchos de nosotros, ya hacía tiempo que nos habíamos enamorado de esas pantallas con decena de colores y grandes sprites bien definidos, que los nuevos sistemas de 16 bits nos ofrecían en unos casos o nos iban a ofrecer muy brevemente. Resulta contradictorio que en pleno 2010, muchos de nosotros aboguemos por un retorno a los orígenes de los videojuegos, restando importancia a los gráficos, polígonos y textura, mientras hace 20 años, éramos los mismos que tachábamos a un sistema de “desfasado” incluso antes de su lanzamiento, simplemente por lo que estaba por venir.

Posiblemente, el señor Alan Sugar no tenía una filosofía equivocada, si no que éramos nosotros los que estábamos equivocados. Pero lamentablemente para él, se precipitó veinte años en el momento de aplicarla…

A modo de homenaje, os dejo con el video del videojuego Batman (The Movie) para la fallida Amstrad GX 4000 para que la veáis en funcionamiento:

Extracto de la entrevista: Micromania, nº 28, segunda época.

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , , , .
Publicado en General, Ordenadores.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



6 comentarios

Desde luego, no se en que estaban pensado. Tres cuartas de lo mismo le pasó a los chicos de Miles Technologies con su fantástico Sam Coupe.

Quien sabe, si se hubieran lanzado estas máquinas en su momento adecuado…

5 de octubre de 2010 a las 23:56
Add rating 0  Subtract rating 0  

¡Menos mal! ¡Por fin hablas de Amstrad! Se podría añadir mas cosas, pero al menos David V, me has dado una alegria y, como siempre, volver al recuerdo.
Yo tengo la cinta original del Amstrad cpc 464, y puedo decirte, que el video que has añadido a este artículo, pertenece al de cinta o disco, ya que te dá opción a elegir teclado. En los juegos de cartucho, no te dá esta opción, ya que juegas con el pad de amstrad, también compatible con el de Master System.
Buen artículo, me ha encantado la antigua entrevista ya que no la había leido nunca, o al menos, que yo recuerde.

5 de octubre de 2010 a las 23:58
Add rating 0  Subtract rating 0  

Muy buen articulo! Soy poseedor del cpc 464 y de la gx 4000, si la gx huviese sido de 16 bits posiblemente amstrad seguiria con nosotros ya que gozaba de muchos seguidores. Por cierto, ahorraba para comprar el sam coupe…. UNA PENA.

6 de octubre de 2010 a las 1:41
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 5
#4

Jeje, yo también tengo la GX4000 en casa, con el juego que venía con ella, el Burning Rubber. Nunca consegui acabar la única carrera que tenía, jajaja.

6 de octubre de 2010 a las 13:14
Add rating 0  Subtract rating 0  

No conocia yo el Sam Coupé éste…vaya maquina para la época!!. Lo que tú dices Imsai, si lo hubieran lanzado en 1986 o 1986 la cosa habria sido bien distinta.

6 de octubre de 2010 a las 19:26
Add rating 0  Subtract rating 0  

La verdad es que yo tampoco había oido nunca que fuese un ordenador. Tiene más un nombre de juego de coches que de ordenador. Curioso y verdaderamente potente para aquella época.

7 de octubre de 2010 a las 11:50
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!