ONE MUST FALL 2097
4
Escrito por Ge
31 de octubre de 2009

One Must Fall

¿Cómo dice? ¿Un videojuego de robots gigantes zurrándose entre ellos? ¡Clásico instantáneo, seguro!

Bien, quizá no sea para tanto, pero estoy convencido de que la mayoría de quienes probamos One Must Fall en su día quedamos encantados con su propuesta y guardamos un recuerdo agradable de este magnífico juego de lucha cuya mayor virtud no reside en un sistema de combates especialmente trabajado o en la variedad de golpes y técnicas, sino en el conjunto de cosas buenas que nos encontramos.

Si eres fan de Mazinger Z, Grandizer, Dai Apolón o en general cualquier cachivache antropomórfico con aptitudes guerreras, tienes lo que se necesita para disfrutar como un enano con este juego.

EL FUTURO ES AYER

Para empezar, el concepto de luchas entre robots está muy bien planteado y ambientado. Nos situamos en el año 2097. Las grandes megacorporaciones son las auténticas dueñas de un mundo que ha conquistado el espacio exterior. De entre ellas sobresale la todopoderosa WAR (World Aeronautics and Robotics), cabeza visible del éxito de los robots tripulados por control remoto para garbeos espaciales.

Nosotros, como jugadores, podremos tomar el papel de uno de los diez personajes protagonistas, todos ellos pilotos vinculados de algún modo a la corporación WAR, y luchar contra el resto de aspirantes para el puesto de representante en la colonia Ganimedes, la luna de Júpiter. Cada aspirante tiene fortalezas y debilidades, motivaciones y secretos, amigos y enemigos; algunos poseen motivos ocultos y personales, otros persiguen la gloria, pero una cosa está clara: algo huele a podrido en WAR…

Tras seleccionar tu piloto tendrás que elegir el modelo de robot que utilizarás en tus enfrentamientos, a elegir entre una variedad diez distintos, con sus pros y sus contras.

Los diez pilotos aspirantes

Los diez pilotos aspirantes

La mayor parte de la historia de One Must Fall, no obstante, se detalla en el manual  y en los finales cinemáticos que aparecen cuando derrotamos al último enemigo (el jefe final, vamos).

Antes y durante, como mucho nos encontramos con una escueta presentación de cada personaje en la pantalla de selección y un breve intercambio de palabras cuando los pilotos se ven frente a frente justo antes del combate.

Habría estado bien algún tipo de prólogo previo al comienzo de las hostilidades que ayudara un poco a ponernos en situación y enriquecer la narrativa del juego sin tener que recurrir a indagar en otros documentos. Aún así, en general los personajes gozan de carisma y el trasfondo argumental está logrado, todo hecho de forma sencilla pero insultantemente efectiva.

TU PROPIO CAMINO

Además del clásico modo historia con sus buenos y malos y sus conspiraciones, el menú principal del programa nos permite elegir también jugar el modo torneo, que es donde está el verdadero meollo del juego.

A través de esta opción crearemos nuestro propio personaje y comenzaremos una prometedora carrera a lo largo de diferentes torneos, donde nos enfrentaremos a montones de pilotos deseosos de alcanzar la fama y el éxito a través del violento mundo de los combates robóticos. Cada piloto está especializado en el manejo de un determinado robot, así que haz tú lo propio y encuentra a tu favorito.

Aquí planificaremos nuestra campaña

Aquí planificaremos nuestra campaña

Cada vez que ganemos un combate recibiremos una cierta cantidad de dinero, de la cual tendremos que descontar los costes de reparación de nuestro amado cacharro, así que procura que no te lo estropeen demasiado durante el duelo.

Al principio sólo podremos permitirnos adquirir un robot modelo Jaguar (mi favorito, por cierto), pero más tarde, cuando hayamos ganado suficiente dinero, tendremos la posibilidad de adquirir un Shadow, un Katana, un Pyros o el que se nos antoje.

El dinero también se utiliza para mejorar las partes de nuestro robot y hacerlo más fuerte, rápido y resistente. De igual modo, también gastaremos montones de pasta gansa en mejoras nuestras propias habilidades como piloto a través de carísimos entrenamientos.

METAL CHURRUSCADO

El desarrollo de los combates es rápido y divertido. Los armatostes se manejan con bastante facilidad, dado que solamente tendremos que emplear los cursores y dos botones, uno para puñetazos y otro para las patadas. Dependiendo de la combinación de dirección y ataque que empleemos, utilizaremos un tipo de golpe u otro, más o menos potente y rápido.

Por supuesto, cada robot cuenta con sus propios ataques especiales, cuya secuencia de teclas necesaria para ejecutarlos tendremos que descubrir nosotros mismos. Emocionante, ¿no?

Existe incluso la posibilidad de destrozar a nuestro rival, de forma marrana e inmisericorde, una vez hayamos conseguido tumbarlo agotando su barra de energía. Para ello existe otra combinación de botones para cada robot. Un detalle sin lugar a dudas heredado de la saga Mortal Kombat.

El fragor del combate

El fragor del combate

A pesar de que los ordenadores personales no son la plataforma ideal para los juegos de lucha, la sencillez de manejo del que nos ocupa consigue que la experiencia sea totalmente placentera. No echaremos de menos especialmente un mando o joystick plagado de botones y gatillos, aunque podremos hacer uso de ellos si nos place.

ENGRANAJES CHIRRIANTES

Las voces más críticas señalan a One Must Fall como un juego más bien cutre, de diseños inspirados en el manga pero torpes en su realización. También se han vertido pestes sobre el aspecto de los robots, que si menudas pintas, que si son ordinarios y anodinos, bla bla bla.

Pues bien, los emisores de esas voces harían mejor en cerrar el buzón y criticar sus propias y patéticas vidas.

One Must Fall es obra de prácticamente una sola persona, el genial Rob Elam, que se encargó de crear su propio universo de fantasía y ciencia ficción y hacernos partícipes de él, viviendo nuestros propios sueños de grandeza, de sus geniales personajes y del propio Elam. Su creación, sus diseños, son estupendos, apropiados para su época y fruto del trabajo duro, la imaginación y las ganas de disfrutar y ofrecer disfrute.

Las noticias se hacen eco de nuestra victoria

Las noticias se hacen eco de nuestra victoria

Me gustaría ver lo que son capaces de hacer todos esos aficionados a la crítica fácil. La inmensa mayoría de ellos quedaría en completo ridículo si tratara de hacer lo que Rob Elam hizo por su cuenta.

Al menos de las geniales melodías de Kenny Chou no dicen nada. Claro, porque son la leche. La canción del menú principal, tras los espasmódicos efectos de rayos y truenos, quedará grabada por siempre en nuestros cerebros y corazones.

Así que ya lo sabéis: ¡robots gigantescos partiéndose la jeta! ¡megacorporaciones que dominan la tierra! ¡colonias espaciales! ¡torneos! ¡supervillanos más malos que la tiña!

¡Viva One Must Fall 2097!

NOMBRE: One Must Fall 2097

PLATAFORMA: PC

GÉNERO: Lucha / One vs One

FECHA DE APARICIÓN: 1994

PAÍS: EE.UU.

DESARROLLADOR: Diversions Entertainment

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , .
Publicado en PC.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



4 comentarios

Jarl… recuerdo haber jugado horas y horas a ese juego, mejorado hasta lo indecible tanto las piezas como las habilidades del piloto. Si no lo has jugado, no puedes hablar de juegos de lucha :D . Un imperdible en todos los aspectos.

31 de octubre de 2009 a las 16:23
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 23
#2

Qué grande! Lo recuperé hace un par de años, lo instalé en el ordenador del curro en el que estaba y me vicié de lo lindo en los ratos muertos. Eso de mejorar el cacharro y el piloto engancha que te cagas y además podías pintar la máquina a tu gusto.
Jaguar rules!

1 de noviembre de 2009 a las 11:50
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#3

Mmmmm… Habrá que probarlo, la verdad es que la mecánica de juego parece que tiene que enganchar. A ver cuando tengo tiempo…

1 de noviembre de 2009 a las 12:39
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 1
#4

Sin Lugar a dudas uno de losmejores juegos, en mi condicion personal, que buenas horas de jugando le dedique a ese juego en casa de un amigo, en aquel tiempo yo no tenia ordenador. de hecho lo estoy jugando en mi nuevo ordenador, jejeje tuve que usar virtual pc e instalr win95 para poderlo usar nuevamente jejeje pero es un vergatariamente bueno este juego.

14 de abril de 2012 a las 17:10
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!