Érase una vez… “Un niño, el PES y su conexión ADSL de 3 megas”
9
Escrito por David V
13 de enero de 2010

Cuento

Si hay algo que siempre me ha llamado la atención de los cuentos, es la capacidad de inmersión que tienen. Basta que alguien empiece a contar su historia con un “Había una vez” para que los oyentes, niños o mayores abran su mente a un mundo de fantasía donde todo es posible, ya sean princesas, castillos en el cielo o dragones que escupen fuego…

Por eso mismo, hoy he decidido contaros un cuento de “última generación”, un cuento que a muchos de vosotros os puede parecer demasiado fantasioso, pero por eso precisamente he escogido el formato de cuento, para que abráis vuestras mentes y dejéis volar vuestra imaginación… Acurrucaos frente a vuestra pantalla, preparad una taza de Cola Cao bien calentito con las galletas Maria de toda la vida, y estad bien atentos… Empieza el cuento del Niño, el PES (Pro) y su conexión ADSL de 3 megas:

Había una vez, un niño con carita de bonachón, el cual ayudaba mucho a su papá y su mamá en las tareas del hogar. Fregaba, planchaba, barría y ayudaba en las demás tareas del hogar así como en el huertecito, porque le gustaba tener a sus padres contentos…

Como todos los niños de su edad, después de ayudar en las labores del hogar, salía al campo a jugar con sus amiguitos, iba a la taberna a tomar un sabroso chocolatito en invierno o una refrescante cervecita de mantequilla en verano y en los días en los que la lluvia regaba su huertecito, se quedaba en casita viendo la lluvia caer o disfrutando de su hobby favorito, los videojuegos.

Como era tan bueno, desde pequeñito los Reyes Magos le traían sus consolas favoritas y varios videojuegos, y a medida que se había hecho mayor, administraba muy bien la paguita que le daban sus padres por ayudar en casa, para comprarse más consolas y videojuegos. Entre todos los videojuegos que tenia, había un juego con el que disfrutaba más que con los demás, porque podía jugar con todos su amiguitos, el juego era la saga Pro Evolution Soccer, la cual era muy seguida en el pueblo del niño, mientras que en el pueblo de al lado, más grande que el suyo jugaban a un tal FIFA…

Desde pequeñito, había disfrutado siempre con esos juegos, en su viejecita Super Nintendo, en su PSX, su PS2… y ahora en su Xbox 360. Si algo le gustaba de su Xbox 360, era los días en los que la lluvia regaba su huertecito, en esos días lluviosos podía jugar en su casa con todos sus amiguitos gracias a su conexión ADSL. Todos los juegos le iban muy bien en su 360 por Internet, había llegado a jugar con 32 o 64 amiguitos a muchos juegos sin ningún problema, pero algo atormentaba la cabecita de nuestro pequeño amiguito: en las dos últimas versiones de su juego favorito de la 360, el PES, Internet iba muy mal para poder jugar con sus amiguitos…

En la edición del PES 2008 muy a su pesar lo dejó pasar, comprendió que era de las primeras versiones que se hacían para su consola y espero pacientemente hasta la edición del 2009. Muy ilusionado, el PES 2009 iba igual o peor que el 2008, estaba muy triste y esperaba semana tras semana el prometido parche que solucionase su problema, pero el parche nunca llegó para su consola…

Un día, el niño se dispuso a solucionar el problema por el mismo, y llamó a los señores de Xbox Live, para preguntarles que sucedía con su juego favorito. Los señores de Microsoft, fueron muy amables con él, pero tras muchas pruebas le dijeron que el problema no era responsabilidad suya y que poco podían hacer. Lleno de valor, nuestro amiguito llamó a los señores de Konami…

El niño les explicó que desde hacia muchos años, con una conexión a 56 Kb/s podía jugar con cientos de unidades a juegos como el Starcraft, también les dijo que cuando tenia un mega de línea, podía jugar al Warcraft III sin problemas y ahora, con su línea ADSL de 3 megas, jugaba perfectamente a todos sus juegos de Xbox 360 por Internet, menos al que más le gustaba en ese momento, el PES 2009. Estuvo mucho rato hablando con el señor de atención al cliente, llegándole a comentar que en el pueblo de al lado, con su misma conexión, podían jugar hasta 10 niños en un mismo partido al FIFA, cosa que al señor de atención al cliente no le hizo mucha gracia.

Pero el señor de Konami le dio una pista muy buena, no podía solucionar el problema del PES 2009 en su Xbox 360, decía que los programadores de Konami estaban trabajando en un parche y que ya lo sacarían, pero la pista era que en la versión de PC, en la parte trasera de la cajita, Konami recomendaba nada más y nada menos que una conexión de 6 megas para jugar al PES 2009.

El pobre niño se sintió muy pequeñito, pensaba que su conexión de 3 megas era muy chuli, pero se ve que no daba abasto para mover los 8 millones de polígonos del balón del PES… En ese momento, tras hablar con ese señor que “prometía” parches que nunca llegaron, una idea iluminó su cabeza y dijo para si mismo: “Llamaré a mi proveedor de Internet y contrataré 10 pedazo de megas por segundo, a ver quien me llama lagger ahora

A la mañana siguiente, después de ayudar a su mamá en la casa y a su papá en el huerto, lo primero que hizo fue llamar a su proveedor de Internet. A pesar de ser un pueblecito muy importante de 33.000 habitantes, y de tener amiguitos a 2 kms con fibra óptica, la fibra no había llegado a su casa, pero aun pensaba que podría contratar más megas, desde pequeñito siempre había escuchado que “el cliente tiene siempre la razón”, “las empresas quieren ganar más dinero” y “el futuro de España pasaba por un aumento en la calidad de nuestras líneas y un mejor acceso a Internet”.

Tras hablar con muchos señores de su proveedor de Internet en repetidas ocasiones, un día tuvo la suerte de encontrar a un señor especialmente amable que le explicó como estaban las cosas: El nodo de su zona estaba bastante lejos, así que de 3 megas no podían pasar, además, en esos momentos por una extraña ley relacionada con el monopolio que “no llego a entender muy bien”, para que implantasen fibra óptica hasta su zona, necesitaban llegar a un acuerdo o bien con el estado o bien con el resto de operadoras, ya que en esos momentos, si ponían más líneas de fibra óptica, el resto de operadoras tenían derecho a usarlas (“alquilarlas”) y como era normal, no querían hacer unas inversión semejante para que otras compañías se “aprovechasen”. Así que lo único que podían hacer era tomarle nota para llamarle cuando pudiesen aumentar su ancho de banda.

El niño estaba muy triste y frustrado, impotente es la palabra que mejor definía su estado de animo, pero como todo en esta vida, aun quedaba una esperanza… El PES 2010. En muchas páginas de Internet había leído que los señores de Konami eran conscientes de lo “mal” que funcionaba su juego por Internet en determinados casos y lo iban a remediar en su  próximo juego. No estaba todo perdido, solo tenia que esperar un poco más.

Confiando en que una vale, dos pues mira, pero 3 veces ya no, nuestro amiguito siguió portándose muy bien y llamando de vez en cuando a su proveedor por si había suerte… Hasta que llegó el día, ahorrando muchas de sus paguitas pudo comprar el recién lanzado PES 2010 por 9’95 euros (nota del autor: os recuerdo que es un cuento, haced un esfuerzo), ya que era una sencilla actualización del anterior Pes en el que se modificaban nombres gráficos y jugabilidad. Corriendo corriendo llegó a su casita para probar su nuevo juego, un menú con lo mismo pero en posiciones diferentes, varias canciones de fondo nuevas y por fin llegó la hora de probar su modo online…

¡Nuestro pequeño amigo descubrió que se la habían colado tres veces seguidas, una por año! Una mezcla de sentimientos y pensamientos pasaron por su cabecita: Autocompasión, tristeza, dolor, ingenuidad… ¿Era posible que viviese en un bucle?, ¿realmente vivía en el año 2010? Indignado llegó a llamar a cierto ministerio (hecho verídico), ya que le habían comunicado que todos los españoles tenían derecho a la banda ancha, pero la mujer que le atendió le cortó tajantemente con un “consideramos que una conexión de 1 mega ya es banda ancha”, a lo que el pequeño respondió: “Señorita, si usted se atreviese a decir en países como Francia, Alemania, Inglaterra, Holanda o Japón, que 1 mega es banda ancha se les saltarían las lagrimas de la risa”.

Así es como nuestro protagonista perdió la fe en la compañía de su juego favorito porque en tres años no habían conseguido, en experiencia online, ni la mitad que su competidor más directo, así como también la perdió en su proveedor y su gobierno central, los cuales no eran capaces de ponerse de acuerdo, en un asunto tan importante para el avance de su país como es el acceso a Internet. Él no sabía que si la culpa era del enrevesado código de su juego favorito, si su gobierno no podía o no quería tomar medidas en este asunto o si su proveedor era victima o causante de no poder aumentar su línea, él solo sabía que solo le quedaba una oportunidad… Probar el juego del pueblo de al lado, el FIFA.

Desgraciadamente, tantos años con la misma formula y controles de juego no se olvidan fácilmente, esta solución tampoco funciono…

** Y ahora, haciendo un homenaje a los míticos libros de “Escoge tu propia aventura”, os doy la opción a escoger el final que más os guste:

Opción A: Al no poder jugar a su juego favorito, nuestro amiguito en sus tardes lluviosas de soledad decidió probar su primer cigarrillo para calmar su rabia. Esa fue su primera calada, al poco tiempo un amigo le dejó unos “cigarritos de la risa”, los cuales por iniciativa propia decidió acompañar con una botella de ginebra para ahogar sus penas… Actualmente nuestro amigo recorre junto a su carrito lleno de cartones y mantas para dormir, una zona Wi-Fi donde pueda pasar la noche junto a su portátil y una tetrabrick de Don Simón.

Opción B: Echándole mucho valor, el pequeñín decidió irse al aeropuerto más cercano e iniciar una huelga de hambre por una conexión digna a Internet, tras 27 días a base de agua con azúcar, fue internado por iniciativa de sus propios padres en un manicomio.

Opción C: Una mañana cualquiera, el teléfono de su casa le sorprendió mientras dormía, era su proveedor comunicándole que el ancho de banda de su zona se había triplicado sin coste alguno gracias a un convenio entre el proveedor y el gobierno. Además, esa misma tarde pudo leer que había sido lanzado un nuevo parche que mejoraba la experiencia online, tras lo sucedido, el pequeño tomó lo acontecido de la única forma que podía hacerlo, había sido testigo de un milagro. A día de hoy, nuestro amigo practica su fe en las lejanas selvas del Congo.

Opción D: Cansado de siempre lo mismo, el niño puso todo su empeño en aprender a jugar al FIFA, siendo hoy uno de los mejores jugadores de su pueblecito y alrededores, teniendo mucho más tiempo para jugar a otros juegos online con los que sus míseros 3 megas, no le dan ningún problema.

Vosotros escogéis el final, y si queréis añadir alguna moraleja los comentarios están a vuestra entera disposición. Y colorin colorado este cuento se ha acabado.

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Gen. Actual.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



9 comentarios

Score: 234
#1

Pues nada creo que el final D es el final balanceado donde no le pasa nada malo pero tambien nada bueno (creo), y pues la moraleja seria: A LAS COMPAÑIAS SOLO LES IMPORTA VENDER.

Pues nada que en México a lo mucho son 2 megas lo maximo asi que ya imaginaras el lag…

13 de enero de 2010 a las 23:11
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#2

Con historias como esta no sabe uno si reír o llorar. Luego le extraña a los gobiernos que los pueblos estén cada vez más desiertos.

Me quedo con la opción C. Si la realidad no podemos cambiarla, que al menos nos quede la ficción.

13 de enero de 2010 a las 23:13
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 88
#3

Opción E:

Un buen día nuestro amigo se agencia una escopeta de postas y un bidón de gasolina y se dirige al ministerio en cuestión y allí mismo lo secuestra y monta una pajarraca de mucho cuidado.

Al final se entrega y nadie resulta herido pero logra lo que desea, salir en las noticias y que su caso sea conocido. Y gracias a carecer de antecedentes penales y a la presión social y el apoyo de miles de internautas recibe el indulto a su conducta y obtiene el compromiso de la compañía telefónica estatal de mejorar las líneas y el servicio y el de la compañía de videojuegos de lanzar el prometido parche para el juego clónico que venden cada año con el mero cambio de año en el título.

Moraleja: El que no llora, no mama. Esta España nuestra del mercachifleo y la pandereta es “asín”. Aquí o adoptas posturas extremas (que se lo digan a los trabajadores, que para forzar una negociación deben antes cortar una carretera) y te arriesgas a que te tilden de cafre o si vas con buenos modales se ríen en tu cara, especialmente las instituciones que se supone deben defenderte del abuso de las compañías multinacionales ya sean telefónicas o videojueguiles. Y lo digo por experiencia.

Yo cada vez me estoy más radicalizando y a veces pienso como decía aquél, que la única manera de cambiar el mundo es prendiéndole fuego.
En fin, tampoco quiero exagerar, que en definitiva, este comentario no es más que un desahogo. Pero es que hay veces…
Saludos ;)

14 de enero de 2010 a las 6:51
Add rating 1  Subtract rating 0  

¡Jovenzuelos! Eso os pasa por jugar on-line.

¡Abrazad el monojugador!

15 de enero de 2010 a las 15:19
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#5

Un día me pongo a tirar lineas y cables entre los colegas y me monto la “Deividnet”… Deividnet, me ha gustado esa palabra…

15 de enero de 2010 a las 17:16
Add rating 0  Subtract rating 0  

Creo que la opción de Gerardo V es la mejor. Muchas veces, sobre todo en Sony PS3 con el juego Assasins Creed, con sus actualizaciones con banda morse, jodía más el juego. Además, hay cada “enganchao” en red (como en los shooters subjetivos) que no has cargado el arma y te han matado. Esto conlleva a enrabiarte y cagarte en la madre que los trajo al mundo, y otro parte, si juegas tu sólo (off line) Te desesperas tras una eliminación diciendo: -Seré gilipollas, pero si le he dado-. :D

15 de enero de 2010 a las 18:44
Add rating 0  Subtract rating 0  

Elijo la opción E sin dudarlo un momento. Pais de borregos….

Excelente artículo tio!

16 de enero de 2010 a las 11:22
Add rating 0  Subtract rating 0  

Yo os voy a contar otra historia basada en hechos reales:
Erase una vez un aficionado a los RTS que en casa tenía jazztel con 20MB de bajada y 1MB de subida. Gracias a esto podría tener P2P, Messenger y jugar online… esta persona se fue de su casa, se puso Vodafone (porque no habia otra forma de pagar menos de 40€) y teniendo contratado y pagando los 6MB/300KB, sólo le llegan 3MB con una subida de 300KB que no da para nada.

Lo peor de esto no es que las cosas bajen o suban muy lento, no es que no pueda montar un ftp o ver una webcam buen, no es que no pueda manejar de forma remota pcs con tranquilidad, lo peor de todo esto es que cuando juega 4vs4 en el Supreme Commander Forged Alliance, o todos tienen lineas buenas o se convierte en el lagger de la partida ¬¬

22 de marzo de 2010 a las 22:43
Add rating 1  Subtract rating 0  

Opcion D, y conozco a varios colegas, que despues de tantos años con el PES se han pasado al fifa por que era exactamente el mismo juego durante los mismos años tal y como relatas en el articulo.

Muy bueno!!!

11 de marzo de 2011 a las 13:20
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!