Sexualidad y homofobia en Persona 4
6
Escrito por Daniel J
18 de enero de 2011

Este artículo es una traducción de la columna “Sexuality and Homophobia in Persona 4“, escrito por Samantha Xu y publicado originalmente en Gamasutra.

Sexualidad y homofobia en Persona 4

Samatha Xu

Kanji Tatsumi, del videojuego Persona 4, es uno de los primeros personajes en la historia del medio en enfrentarse a su identidad sexual de una forma elocuente y significativa.

Tanto su lucha interna como su resultado quizá no sean lo suficientemente progresistas como para nombrarlo el Harvey Milk de los videojuegos, pero su genuina existencia en Persona 4 es un pequeño y positivo paso adelante para alcanzar un universo videojueguil socialmente diverso.

Presentado inicialmente como un adolescente peleón y con tendencias antisociales, Kanji es temido por los residentes y mantiene una actitud de macho agresivo hacia los demás personajes a lo largo del juego. Es un hijo leal y un empleado en el negocio textil de su familia. No será hasta la aparición de su alter-ego Shadow Kanji [la Sombra de Kanji] cuando descubriremos su interna confusión sexual.

Shadow Kanji habita el vaporoso laberinto de los baños en el Midnight Channel [el Canal de la Medianoche], una dimensión paralela dentro de la televisión donde los protagonistas deben luchar contra sus alter-egos para salvar a sus amigos y a sí mismos.

Los alter-egos manifiestan aspectos de la psique de los personajes que  están intentando esconder a los demás y negarse a sí mismos. Cuando los alter-egos son derrotados en el Midnight Channel, reciben aprobación por parte de los protagonistas, que los aceptan como una parte real y necesaria de sus verdaderas personalidades.

El revelador atavío de Shadow Kanji, su extravagante forma de hablar y su exagerada guasa homoerótica revelaron la identidad oculta de Kanji, pero serán sus declaraciones donde afirma una preferencia sexual por el género masculino las que directamente apoyarán la idea de que Kanji es gay.

Cuando Shadow Kanji es derrotado en el juego, Kanji acepta a su alter-ego gay como una parte esencial de su personalidad, pero no realiza ninguna declaración externa en la que confirme ser gay o remotamente bisexual. Conforme avance el juego, Kanji tendrá que enfrentarse a bromas sobre su sexualidad y poco varoniles hobbies, además de enamorarse de un personaje masculino que resulta ser una mujer travestida.

De forma intencionada y quizá certera, especialmente cuando examinamos la homosexualidad en el amplio contexto de la sociedad japonesa, el juego no proporciona una conclusión concreta sobre su verdadera orientación sexual.

¿Pero es o no es?

“Nos gustaría que todos terminaran el juego y sacaran sus propias conclusiones con respecto a esa pregunta; no hay una respuesta oficial”, dijo Yu Namba, principal responsable de Atlus USA para el proyecto Persona 4. “Lo que importa es que el otro yo de Kanji grita ‘¡acéptame por quien soy!’ Creo que es un importante mensaje con el que muchos, si no todos nosotros, podemos identificarnos”.

Nich Maragos, el editor de Atlus USA para Persona 4, está de acuerdo con Namba en que le toca a cada jugador sacar sus propias conclusiones, aunque su opinión personal se acerca más a la de un Kanji gay. “Al final del Social Link de Kanji [la opcional relación del protagonista con Kanji], si decides llegar tan lejos, él dice específicamente en referencia a su alter-ego/sombra “ese ‘otro yo’ soy yo”.

Atlus Japan, el desarrollador de Persona 4, no estuvo disponible para realizar comentarios.

“La mayoría de los videojugadores americanos asumirán que es gay, especialmente si no conocen las diferencias culturales que hay en Japón y los entresijos [o sutilezas] de sus interacciones”, dijo Colette Bennet, aficionada a los RPGs japoneses y editora del blog Destructoid.

Brenda Brathwaite, diseñadora de videojuegos, profesora y autora de libro Sex in Video Games, tiene una perspectiva completamente diferente: “habría sido asombroso si hubieran afirmado de forma inequívoca que es gay. El que pudiéramos jugar con un personaje [protagonista] gay en un videojuego habría sido muy importante”.

Brathwaite dijo: “puedo encontrar veinte cosas que no me gustaron sobre la manera de presentar a Kanji, como la forma juvenil en la que el juego trata su sexualidad, pero hay una parte de mí que está encantada con que haya un personaje gay en un videojuego y que dicho título nos muestre cómo se enfrenta a su conflicto interior y a las interacciones con sus amigos.

Homosexualidad en Japón

Que el personaje de Kanji llegue hasta los videojugadores americanos a través de un título japonés no es sorprendente. Las actitudes en Japón hacia la sexualidad y homosexualidad son increíblemente diferentes de las que existen en Occidente, aunque los occidentales generalmente asuman que los japoneses son un pueblo reprimido.

Debido a que en Japón no existe una legislación en cuanto a  sexo homosexual, no se trata de un tema controvertido a nivel social o moral como lo es en América. Muchos hombres gays japoneses resisten la noción occidental de los “derechos gays” porque la sexualidad no se contempla en términos de correcto e incorrecto, sino como algo en lo que las personas pueden participar si así lo desean.

“Los japoneses ven la homosexualidad como la elección de un estilo de vida que no está necesariamente relacionado con la actividad homosexual per se”, explica Dr. Antonia Levi, autora de Samurai from Outer Space: Understanding Japanese Animation [Samuráis del espacio exterior: cómo entender la animación japonesa].

“Se entiende que uno puede fantasear con cosas que no haría en la vida real” dice Levi. “Los americanos ven este tipo de cosas en blanco o negro: eres gay o no lo eres. Los japoneses se sienten más cómodos con la idea de ser gay y no serlo al mismo tiempo. En este caso tiene sentido que, al fin y al cabo, el juego no te diga qué has de pensar sobre Kanji o incluso si éste es gay”.

Debido a que el comportamiento social poco ortodoxo se desaprueba en Japón, muchas personas que practican la homosexualidad la ven como un mundo separado de su vida cotidiana. Mantener una actitud respetable hacia los demás significa estar casado, tener hijos y un trabajo respetable, pero lo que hace cada uno con su vida sexual no se juzga duramente.

Para Kanji, trabajar en el negocio textil de su familia era una ocupación tradicional y respetable, una que podría haberse puesto en peligro si hubiera escogido un estilo de vida en el que mantuviera una relación abiertamente gay con otro hombre.

El académico especialista en Japón Dr. Mark McLelland afirma “aunque los personajes homosexuales están muy presentes en los medios de comunicación japoneses, su visibilidad en cómics, revistas femeninas, series de televisión, tertulias, películas y ficción popular no ha creado el espacio para que los individuos que expresan sus ‘identidades’ gays o lesbianas salgan del armario en la vida real”.

“Sin embargo, como han mostrado recientes investigaciones, la noción de ‘salir del armario’ se ve como algo no deseado por muchos japoneses gays y lesbianas, puesto que involucra necesariamente adoptar una actitud de confrontación hacia los valores y estilos de vida mayoritarios, que muchos de ellos todavía desean respaldar”.

En el caso de Kanji, el que permanezca en una posición ambigua y no declarada sobre su sexualidad no significa necesariamente un rechazo de su existencia o que los desarrolladores estén mostrando homofobia. Se trata de de un comentario [social] sobre la homosexualidad en el amplio contexto social japonés.

Cuando se traduce un juego para el público occidental, la meta de Atlus USA es retener el mayor contenido original posible para retratar adecuadamente la cultura japonesa.

Namba explica “encontramos un pequeño número de casos sexualmente marcados que decidimos hacer más sutiles, pero el significado de todos ellos permanece intacto”.

Por ejemplo mantener la exagerada extravagancia de Shadow Kanji era importante. “Esa extravagancia era lo que la audiencia del Midnight Channel quería ver: la típica persona gay en televisión de la que el público se reiría. Las cadenas de televisión emiten aquello que la audiencia prefiere ver; es un crudo retrato de la sociedad moderna”.

¿Más Kanjis en los videojuegos?

La recepción de Kanji entre los jugadores de Persona 4 ha sido generalmente neutral o positiva. Busca en Google cualquier foro con hilos sobre Kanji y verás comentarios como “me alegro de que Atlus haya sido tan valiente  como para lanzar un juego con este tipo de contenido en Norteamérica” o “Kanji. Me encanta Kanji. Representa todo lo que adoro. Sin embargo, habría estado bien que hubieran dado el paso de  hacerlo gay”

Que aparezcan más personajes tan complejos y socialmente relevantes como Kanji en los videojuegos americanos dependerá realmente de los desarrolladores americanos. Al margen de los creados por el usuario, se puede contar con una sola mano el número de personajes homosexuales, bisexuales o transgénero que han aparecido en el mundo de los videojuegos.

“Desde el punto de vista de las clasificaciones, cuando eres un diseñador de videojuegos, estás increíblemente atento a las ramificaciones de la clasificación M [17+]. Poner cualquier contenido sexual en tu videojuego puede limitar potencialmente el mercado” explica Brathwait (Persona 4 fue clasificado M).”

“También existe la doble percepción de que los videojuegos son para niños. Pero a la larga todos querremos historias más complejas y maduras. Por ejemplo Braid tenía una trama increíblemente adulta, aunque no tratara la sexualidad”.

Hasta ahora no han sido muchos los desarrolladores que han escogido tratar temas como la orientación sexual de un personaje en sus títulos. La clasificación ESRB, un mercado reacio al riesgo y la ausencia de diversidad en entre los desarrolladores de videojuegos son todos factores que contribuyen a la lenta evolución social del medio.

“No creo que los desarrolladores americanos hayan evolucionado hasta el punto donde se encuentren cómodos retratando personajes como Kanji”, dice Bennet, de Destructoid. “En la mayor parte de los casos, cualquier personaje que sea bisexual, gay o transgénero es o un horrible estereotipo o simplemente una referencia ocasional”.

“Me gustaría ver más personajes como Kanji en los videojuegos, y con esto quiero decir no sólo personajes luchando para reconciliar su sexualidad o sus problemas internos, sino personajes que se enfrenten a situaciones más emocionalmente complejas y humanas que rescatar a la princesa o combatir al monstruo final del juego” añadió.

“Siento que cuanto más se acercan los juegos a la realidad, más cerca están de evolucionar a un estado en el que no sólo los jugaremos por diversión y entretenimiento, sino para obtener apasionantes experiencias tan memorables como las de nuestra vida real”.

——————————————————————————————-

Aquí termina el artículo

DJ: Aunque no estoy de acuerdo con todo lo que se dice, el ensayo es por lo general bastante bueno.

Quizá el mayor problema se encuentra en esta confusa frase: “Los japoneses ven la homosexualidad como la elección de un estilo de vida que no está necesariamente relacionado con la actividad homosexual per se”.

Éste habría sido un buen momento para diferenciar tres ideas que suelen confundirse con frecuencia:

  • Practicar la homosexualidad
  • Ser homosexual
  • Ser gay

La homosexualidad puede ser practicada sin necesidad de que los actores sean homosexuales. Un ejemplo lo podemos encontrar en las violaciones de presos dentro de las cárceles estadounidenses, en su mayor parte a manos de otros reclusos que son generalmente heterosexuales. Esta práctica puede tener una motivación sexual, cultural, de poder e intimidación, etc.

Ser homosexual significa preferir exclusivamente o casi exclusivamente a miembros del propio sexo para mantener relaciones sexuales. Sin embargo esta preferencia no ha de tener necesariamente ningún impacto en la personalidad de quien la practica. Por ejemplo podríamos llamar homosexuales a algunos miembros de la antigua aristocracia griega  (aunque en su mayoría fueran bisexuales), pero no sería adecuado llamarlos “gays”.

Finalmente el fenómeno “gay” es una creación del Occidente moderno. Se trata de un estilo de vida que celebra abiertamente la homosexualidad e incluye muchos otros elementos (festividades, locales, revistas, activismo, etc.). Todo gay es homosexual, pero no todo homosexual es gay.

Lo que la cita anterior quería decir es que en Japón la mayoría de los homosexuales no se identifican como “gays” (un concepto moderno y occidental). Pueden practicar la homosexualidad en privado sin que ello implique necesariamente desviarse de las normas sociales en público.

En definitiva, hay una diferencia entre preguntar “¿es Kanji gay?” y “¿es Kanji homosexual?”. La respuesta podría ser “no” a la primera y “sí” a la segunda, aunque por supuesto caben otras opciones.

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Artículos de opinión.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



6 comentarios

Score: 1
#1

Sus artículos realmente me gustan y me interesan demasiado, porque abordan temas desde puntos de vista que no se ven en otras páginas. Pero realmente les falta una parte importante. Las fotos. Estaría bueno que pongan fotos para ilustrar más sus artículos, porque entrar, y ver pura pura pura letra, quita las ganas de leer.
Saludos :D

19 de enero de 2011 a las 15:51
Add rating 0  Subtract rating 0  

Un buen artículo. Si bien es cierto que la violación en prisiones puede ser, la persona que lo hace, homosexual, en algunos casos se utiliza como fetiche exclavo con conotaciones de superioridad y/o sertirse “mas” hombre como en otros fetiches. Pero si es cierto también que la homosexualidad es un estilo de vida, ya que en estas situaciones y otras, decides hacer sexo con uno del mismo género y/o ejerciendolo con ambos géneros a lo que llamariamos bisexual, osea: Mi vida sexual disfruto con ambos géneros (hombre y mujer) por lo que también es un estilo.
Lo de ser gay, una palabra americana más fina y elegante que: mariquita o maricón (ya que son despectivos), la sociedad ha sabido adaptar de una forma más elegante dichas palabras mal sonantes. Y a la que también es una forma de vida como lo es la hetero, ya que decides vivir la vida (mostrandola o no) de una forma que se así se decide, siendo un tipo de vida que no diferencia nada más que conquien uno se acuesta, sin nada mas. Verdaderamente sólo hay vida, pero muchas formas de cómo vivirla. Independientemente de ser: Hetero, Homosexual, Bisexual, Transexual, la vida es como un reloj, algún día se acabará la pila, y con esto digo, que todo el mundo (por desgracia) dejaremos de “funcionar” y nadie se librará. Así que: Vive tu vida de la forma que más te guste.

19 de enero de 2011 a las 20:28
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#3

@BIRC

Gracias. En esta entrada decidí no incluir fotos dentro del texto principal para mantener el formato del artículo original. Sin embargo, estoy de acuerdo en que habría quedado mejor con ellas y tomaré medidas para futuras publicaciones.

@Dani_Kick

Gracias. Apruebo plenamente ese mensaje. Cada uno debería poder vivir su vida de la forma que prefiera, siempre y cuando no haga daño a los demás. Por desgracia, en algunas ocasiones quienes lo hacen sufren las represalias de los intolerantes.

19 de enero de 2011 a las 21:44
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 56
#4

El ejemplo perfecto del punto de vista japonés y occidental yo diría que es la saga Cho Aniki de Masaya. Mientras que en occidente se ve como un juego con referencias gays en Japón no es más que un juego bizarro, sin más trascendencia

20 de enero de 2011 a las 14:08
Add rating 0  Subtract rating 0  

De nada David J. Me ha molado tu artículo. ¡Es increible que después de haberlo leido 2 veces, no me he dado cuenta de las faltas!
En el punto de: “Verdaderamente solo hay una vida,…” Y si, es una que haya tanta violencia he intolerancia. Si bien aquí nos meteríamos en psicología el la parte de los miedos he inseguridades del agresor, etc… no acabaríamos nunca, ya que para que desapareciera la violencia en cualquier indole, es el “enfermo” el que ha de aceptar el que falla para poder asumir y adeptar una terapia, y eso es ese estilo de vida, como has dicho tu, una desgracia.

20 de enero de 2011 a las 22:44
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#6

@Stranno

No estoy familiarizado con ese título, aunque de todas formas, si bien es cierto que tradicionalmente la homosexualidad en Japón no se entendía del mismo modo que en Occidente, en los últimos años la cultura gay occidental también ha empezado a llegar a Japón. Eso sí, normalmente es fuente de exageraciones y parodias, como en el caso de Hard Gay:
http://www.youtube.com/watch?v=eOF89pSZHPg (empieza en 1:11).

@Dani_Kick

Gracias. Si recuerdas las faltas, por favor no dudes en señalarlas y las corregiré de inmediato. Lo que comentas me recuerda a las medidas que he visto contra el acoso escolar. Casi todas se basan en la víctima y en los profesores, pero nunca en el agresor. Hay que incluir esta perspectiva.

21 de enero de 2011 a las 16:22
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!