Rubalcaba y el PSOE se olvidan de los videojuegos (actualizado)
3
Escrito por David V
29 de octubre de 2011

Siendo consciente de que nuestro compañero JMV ya trató el tema recientemente de una forma sumamente acertada en su artículo “Adictos a los videojuegos”, he creído conveniente aportar otro punto de vista al respecto:

Como todos sabéis, la industria de los videojuegos hace ya tiempo que ha superado a otras como la del cine o la música en cuestión de beneficios. Como todos sabéis, los videojuegos han conseguido año tras año, generación tras generación romper con los viejos tabúes que tanto daño hicieron a nuestro querido hobby y su correspondiente industria. Y como todos sabéis, los videojuegos ya han conquistado todos los perfiles posibles de usuarios, sin distinción de sexo o edad. Pero perdón, ¿he dicho todos? Mi disculpas, por lo que se ve el señor Rubalcaba y su equipo del PSOE no se han enterado

Antes de continuar y como responsable de Infoconsolas, quiero adelantaros que este artículo es una opinión puramente personal, la cual no refleja ni la ideología de esta web ni la del equipo que la forma. Infoconsolas es una web dedicada a los videojuegos y como tal, carece de ideología política, es más, soy consciente de que la política es un tema sensible que poco o nada tiene que ver con los videojuegos como mero entretenimiento, motivo por el cual siempre evitamos tocar esta clase de temas. Pero desgraciadamente, una vez más la política ha llamado a nuestra puerta, y no para traernos buenas noticias, sino todo lo contrario…

Al igual que en el segundo párrafo he expuesto una serie de hechos relacionados con los videojuegos, los cuales son de dominio público, todos los que residimos en España tenemos constancia de que el próximo 20 de noviembre se celebrarán las Elecciones Generales del 2011. En está situación, los partidos políticos publican sus respectivos Programas Electorales, los cuales son una hoja de ruta en la que muestran a los ciudadanos, sus propuestas e ideas que llevarán a cabo en caso de ser elegidos.

Bajo estas circunstancias, el PSOE capitaneado por su candidato Rubalcaba, ya han hecho público su Programa Electoral 2011, disponible para todo aquel que lo desee en la web creada para la ocasión (PDF). En dicho programa del PSOE, uno de los dos partidos políticos más grandes de España, el cual en estos momentos tiene la potestad de gobernarnos, la palabra “cinematográfica” se menciona en tres ocasiones. Cito textualmente:

- Favorecer la coproducción cinematográfica e impulsar el rodaje de películas extranjeras en España.
- Impulsar un Plan de Digitalización de las salas cinematográficas en colaboración con las CCAA y con el sector de la distribución y de la exhibición.
- Mejorar la financiación, pública y privada, de la producción cinematográfica.

Favorecer, impulsar, mejorar, financiación… Estemos o no de acuerdo, las tres medidas anteriores tienen como mínimo, un evidente carácter positivo, denotando un clarísimo apoyo a la industria del cine español. Ahora bien, ¿sabéis cuantas veces sale la palabra “videojuegos” en el Programa Electoral del PSOE? La respuesta es una.

Pero el problema no es que una industria que genera más dinero que el cine y la música sea mencionada una única vez, el problema real, es en que contexto es mencionada. Cito de nuevo textualmente:

Del mismo modo, debemos plantear también la ampliación de competencias del propio Plan Nacional sobre Drogas, a fin de poder abordar el reto de las adicciones sin sustancia (ludopatía, nuevas tecnologías, la red, videojuegos, etc).”

Sinceramente, el hecho de que la adicción de los videojuegos sea contemplada con la intención de darle una solución mediante el Plan Nacional sobre Drogas, aunque sea un tema muy discutible, no me parece mal. Del mismo modo que no me parecería mal que ampliasen las competencias para los adictos a las series de televisión, los comics, los programas de verduleras, la tele tienda o el consumo de pipas sabor barbacoa. Sin entrar en el debate de si los videojuegos provocan o no adicción, inicialmente la intención es buena, siendo necesario conocer cual seria el baremo a aplicar para considerar cuando un jugador es “adicto”, en cuyo caso podríamos opinar con argumentos acerca de si realmente esta propuesta es positiva o negativo. Pero dado que es una simple incursión de la palabra “videojuegos”, en un sencillo párrafo dentro de un programa de 144 páginas, démosles un voto de confianza en este concreto caso y aceptémosla por una simple idea/propuesta la cual debe ser desarrollada y bien explicada en un futuro si se da el caso.

Por lo explicado en el anterior párrafo, confío en que mi postura respecto a la única mención de los videojuegos en el Programa Electoral 2011 del PSOE haya quedado clara. No me parece mal como concepto, una vez desarrollada podremos concluir si es acertada o no, pero por si misma debemos considerarla como una pretensión de ayudar a gente que tenga problemas reales con las apuestas, redes o videojuegos

Ahora bien, lo lamentable, lo triste, lo vergonzoso y lo incomprensible para cualquier persona que conozca medianamente este cariñosamente llamado “mundillo de los videojuegos”, siendo conocedores de todo lo que aporta tanto a nivel personal como a nivel económico y lo que es más importante, su gran potencial aun inexplotado como industria dentro de nuestras fronteras, es que en Programa Electoral 2011 del PSOE los videojuegos se mencionen únicamente dentro del párrafo anteriormente citado. Ese es el gran problema.

Mi queja, no es que se asocie al Plan Nacional sobre Drogas, ya lo he explicado. Mis pretensiones no son que los videojuegos gocen de un apartado o varias páginas para ellos solos dentro del Programa Electoral, entiendo que no es el caso. Mi protesta, es la inexistencia de los videojuegos como industria en el Programa Electoral 2011 de uno de los dos partidos políticos más grandes de España, el cual al gobernar en estos momentos, debería ser consciente de todo lo que estos aportan económicamente y lo más importante, pueden aportar en un futuro para la denigrada economía española.

Cómo se explica que la industria del cine español goce dentro del mismo Programa Electoral de múltiples apoyos institucionales, subvenciones y buenas intenciones, mientras que a la industria de los videojuegos, con unos resultados mucho mejores que la del cine, se le deje de lado contemplándola únicamente en su aspecto más negativo. ¿Hasta donde tendrán que llegar los videojuegos para ser tratados como se merecen?

En otros países como Japón, Estados Unidos, Canadá, Inglaterra o Francia, los videojuegos hace ya años que son contemplados como una industria prolífica y con futuro. Un producto factible de desarrollar, fabricar y exportar al exterior, con todo lo que ello supone para sus economías. En España nos sobra talento para la creación de videojuegos, lo demostramos en los 80’ y tras muchos años de precariedad, los nuevos sistemas y métodos de distribución, sumados a la admirable tenacidad y esfuerzo de las cada vez más numerosas empresas dedicadas a los videojuegos, han logrado que con un apoyo institucional ínfimo comparado con otros países desarrollados, los videojuegos y compañías Made in Spain vayan escalando posiciones y respeto a nivel internacional.

Entonces, ¿cómo privar de apoyo institucional a una de las pocas industrias factibles con futuro? Entiendo que la situación es complicada, no soy economista ni un entendido en la materia, pero por sentido común, que en un Programa Electoral no haya ni una simple declaración de intenciones, es simplemente indignante.

Y sí, como habéis podido comprobar este escrito ha sido una crítica al Programa Electoral del PSOE, la cual considero más que justificada. Pero no pretendo por ello vanagloriar a sus opositores, este no es el sitio para este tipo de actuaciones. Si cualquier otro partido político nacional, olvida en su programa declarar como mínimo, una serie de intenciones de apoyo institucional hacía la industria de los videojuegos española, sirva este mismo escrito para criticarles de la misma forma.

Señores, con los tiempos que corren, olvidarse de una industria en auge como la de los videojuegos, para la cual estamos perfectamente capacitadas como mínimo, en cuestión de software, es sencillamente inadmisible. Es una lastima que nuestra industria tenga que “luchar” con inferioridad en esta batalla frente la industria extranjera, mientras otras como la del cine gozan de ministras y múltiples apoyos.

Actualización: Afortunadamente el PSOE rectifica

Tras el revuelo causado en los medios especializados, el PSOE ha sabido rectificar modificando dentro de su programa electoral sus intenciones con los videojuegos. Los videojuegos siguen saliendo una única vez en el Programa Electoral 2011, pero junto al contexto que les corresponde. Cito textualmente:

La creación de software de entretenimiento y los videojuegos, son parte de la cultura de nuestro país, por ello adoptaremos medidas para potenciar la promoción, financiación e internacionalización de este importante sector económico y cultural.

Mucho mejor, ¿verdad? Esta es la magia de las campañas electorales, unas fechas menos frecuentes que los Reyes Magos, pero en las que suceden cosas aun más inverosímiles: Que los políticos de arriba, sepan escuchar y rectificar.

Aunque únicamente sea una declaración de intenciones con palabras tan ambiguas como “potenciar”, la verdad es que es lo único que pedíamos. Reconocer y ubicar a los videojuegos como cultura e “importante sector económico” también es digno de agradecer. Ahora, gane quien gane solo queda esperar que los videojuegos gocen del respeto y apoyo que tanto se merecen, acelerando de esta forma la consolidación de una industria la cual tiene muchísimo que ofrecer.

Actualización vía: Vidaextra  

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Artículos de opinión.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



3 comentarios

Yo si hay que votar, se vota; pero votar “pa ná” es tontería. ¡Y nunca mejor dicho!
Me hace gracia, que sabiendo que es un “mundo” que mueve más que el cine y la música juntos, no sé por que no apoyan más al “mundo” de los videojuegos. Una cosa es clara, el canon y otras mierdas si que hay que pagarlas al estado, pero una ayuda para fomentar o abrir nuevas o ampliar esta rama de la programación… ni agua. Pues por esta regla, tampoco deberíamos pagar algo por la que, con toda la poca vergüenza del mundo, cogen muchísima pasta y luego te tratan de enfermo.
Y he aquí la enfermedad, la cantidad de pasta que han cogido y se han aprovechado (hasta que ha explotado todo) y no dicen ni “mú”, pero no sólo eso, sino lo que hay detrás. ¿Cómo podríamos llamar a esta enfermedad que asola los partidos de derechas e izquierdas? ¡Ah! Que no hay una “definición” en la política para esto. Y… ¿Para los más de 5.000.000 de parados (creo que un 24%) mientras ellos se reúnen en la Moncloa con sus cenas y copitas, mientras otros lloran? ¿Cómo se llama señor Rajoy o Ruralcaba?
Yo lo sé: Vergüencitis Agudas. Sigan desviando la atención y sin dar apoyo al futuro, que ya sabemos que futuro tiene España: El mismo que un submarino descapotable.

30 de octubre de 2011 a las 2:11
Add rating 0  Subtract rating 0  

Motivos para creer.

30 de octubre de 2011 a las 20:48
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 234
#3

Pues esperemos que esa no sea una promesa mas de las que hacen los politicos y que jamas cumplen…. ahi les hablan Zapatero y Calderon jaja.

5 de noviembre de 2011 a las 2:22
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!