Los recreativos en mi ciudad
7
Escrito por kaiser-77
12 de agosto de 2012

Hace algo de tiempo leí aquí lo que había sido de los recreativos en una ciudad.

Con la curiosidad de esto, me puse a mirar por mi ciudad, y preguntar que había sido de ellos, y como se puede suponer, el paisaje es desolador. Hubo muchos más de los que se ven en esta lista, no se ponen porque apenas los conocía, porque cerraron demasiado pronto, porque tenían problemas con la policía y drogas, o porque eran verdaderos antros, pero bueno, aquí están los de mi infancia:

Aquí estaba el Salón del Player 2, quizás al que más visité. Todos los juegos de CPS1, Data East, TAD, todas las primeras joyas de Neogeo, todo fue visto y probado aquí por primera vez. Todas las partidas eran a 25 pesetas.

Todo iba perfecto, tenía muchos clientes, vendían chucherías y bolsas de patatas, pero la llegada de PSX, de internet, y supongo que problemas financieros en su empresa harían el resto.

Después se cerrarse, se abrió una Tienda 100 de un marroquí, y así hasta que fue cerrada, y ahora están de obras.

Ahora vemos el mítico Recreativos Pacense, si el salón del player me vio crecer, este me vio pasar a la adolescencia. En este salón me llegue a CASI pasar el Cadillacs and Dinosaurs por primera vez, conocí las verdaderas joyas de SNK (KOF 96/97), y otros grandes juegos. Aquí estaba la famosa máquina del duro, y el sitio tenía dos partes. La primera era de partidas a 25pts donde había un poco de todo, pero en el centro había una máquina azul celeste con pantalla gigante y dos placas que costaba 50pts y que siempre era la última que llegaba. Estaba tan chula, que durante un tiempo pensé en hacérmela con los recuerdos que tenía. Si un día un piso grande, o una casa, espero hacerme con ella, ya sea haciéndomela yo, o comprando una original (cosa imposible).

La crisis la pasó bien al principio, pero el progreso reclamó su pago y al final tuvo que cerrar, y con el tantas y tantas horas, con tantas y tantas joyas. Fue de los últimos en cerrar, pero por suerte la empresa sigue adelante con las tragaperras de toda la vida.

El edificio fue derribado y comprado por la administración, y ahora está la inspección de trabajo. Su posición geográfica jugo a su favor.

Si uno le dicenLa Quinta Avenida, pensará en una tienda vip de ropa, pero esta vez es algo mucho más sencillo. En pleno auge de salones llegó uno llamadoLa Quinta Avenida, un recreativo donde casi se podía comer en el suelo de lo limpio que estaba siempre, con una ambientación de cómic, grandes máquinas (aún recuerdo Golden Axe: The Revenge of Death Adder), y un glamour que creo que no vi nunca en otro lado.

La cosa les iba muy bien, pero un día dijeron que mejor las partidas a 50pts, por lo que automáticamente se quedaron sin clientela, dos meses después volvieron a poner el precio de 25pts pero ya no fue nada igual… poco a poco fueron dando tumbos y en poco tiempo cerraron sin decir ni adiós, justo después de que cerrara otro que estaba a unos100 metros. Por suerte o por desgracia pienso que no llego a ver la caída de los salones.

Al estar en zona céntrica, tu destino estaba asegurado, en especial cuando se le puso el corte inglés justo enfrente, pasó a ser una tienda de regalos, de deportes, y ahora mismo es una tienda de bebes.

Para punto final tenemos el Rolls-Royce de los recreativos, el mejor sitio para jugar, el lugar que estaba llamado a ser el paragón de mi ciudad, el mítico centro de ocio Puente Real. Junto con un cine nuevo de más de 8 salas, hamburgueserías, pizzerías, centros de ocio… tendríamos el mayor salón recreativo que ha habido. Todas las máquinas eran nuevas, y la mayoría eran especiales, es decir, nada de pantalla y mando, todas eran juegos de pistolas, con sillones especiales, con volantes… el precio de estas máquinas eran 50 o 100pts. Por suerte las normales seguían a 25pts y siempre había una gran cantidad de otras máquinas no-videojuegos como la pista de discos o billares.

Le pasó lo mismo que a España, tenía todo pero se vino abajo por no hacer las cosas bien. La llegada dela PSXle afectó, pero poco, al tener las mismas máquinas a todo el mundo le gustaba probar ese mando que no tenía en casa. Luego llegó el € y con él el cambio de tarifas (1€= dos partidas o 20cnt en las máquinas normales) y eso ya… fue mucho peor pero las cosas empeoraron con la llegada de internet. Los sitios de comida y cena no daban dinero, y fueron cerrando todos menos uno que duro hasta hace bien poco (el Bella Italia, supongo que el ser el italiano más barato y con un gran servicio ayudo mucho), encima la gente se empezaba a cansar de pagar una barbaridad por el cine, el emule pisaba fuerte, y tampoco iba por lo que poco a poco ese gran sueño, se fue como el agua del wc. Fue el último que cerro.

Actualmente no hay nada allí, sólo restos y basura de algo que pudo ser y no fue. Hace tiempo pregunte por precios de los locales y eran totalmente prohibitivos, por lo que sino bajan de precio, creo que nunca se venderán, o se acabarán vendido por 2 duros a algún “amigo”. Tal era así, que lo tapiaron.

Este es el resumen de lo que queda de una parte de mi vida, donde pensábamos que todo iría bien y que no habría problemas, donde nuestra preocupación era llegar pronto a casa para jugar a la consola o salir con los amigos, y donde ya como se puede ver, sólo queda recuerdos y polvo. Parafraseando a los antiguos, los recreativos han muerto… ¡¡¡larga vida a los recreativos!!!

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Artículos de opinión.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


7 comentarios

Autor de Infoconsolas
#1

Tío… Vaya currazo de investigación y vaya bajón. Los recreativos también formaron parte de mi vida, unos años que recuerdo con enorme cariño. Al igual que ha sucedido en la mayoría de ciudades, uno a uno han ido cayendo y convirtiéndose en gimnasios, tiendas de ropa, móviles o incluso los más modernos, en casinos…

Cuando me toque el euromillón voy a construir la meca de los recreativos, con “Manolo el del cambio” incluido y surtidores de humo, que ahora ya no dejan fumar…

17 de agosto de 2012 a las 1:02
Add rating 0  Subtract rating 0  

La verdad es que te quedas con una nostalgia de miedo.
Hace casi 2 años quitaron los recres (como los de entonces) en el paseo de Peñíscola. Cuando los ví, no me pude aguantar y me puse a jugar, podía revivir y sentir a modos de recuerdo como si fuesen los mismos que habían en mi pueblo.
Sólo me quedan las fotos que recogí. Fue ahí donde decidí tener mi propia maca.
El hombre era de Castellón (tiene un almacén) y vendía máquinas por 150 euros. Claro que tenía que llevarmela yo, he imaginaos, en un 206 una Videosonic, je, je, je… ni de coña cabía.
Por mil anuncios, contacté con un técnico-vendedor que sigue con este trabajo, y de momento no le va nada mal. Ahí la compré. Me costó 500 con un ordenador multijuegos y me la restauró bastante, me cambió el monitor y todo. Me la trajeron a casa también. Volví a la época de los joystick y machaqueo de botones…
Eso no se cambia.

17 de agosto de 2012 a las 1:22
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#3

Los recreativos tuvieron su momento, y al igual que otros sectores (videoclub por ejemplo) han sido mejorados como servicios y encima con mucha mayor comodidad (¿Bajar al recreativo a jugar, o jugar en tu casa el tiempo que quieras por un precio ya pagado?), y poco a poco ha ido muriendo. Quedará en la memoria de muchos ochenteros eso sí, pero será tan raro como una cinta de cassete para las nuevas generaciones.

PD: Pequeño offtopic, el restaurante italiano del centro de ocio Puente Real no ha cerrado, sino que se ha trasladado a otro sitio, supongo que cansado de ver como las administraciones publicas pasan totalmente de rehabilitar la zona a cambio de ganar un poco menos con el alquiler de los locales.

17 de agosto de 2012 a las 11:39
Add rating 0  Subtract rating 0  

La verdad es que el “Manolo el del cambio” era más típico que la máquina del Puzzle Bubble xD. Quien lo pillara.

jagpgj: Ya esta chapazo al 100%, con barreras en la puerta para que no se puedan colar. Mira la foto.

17 de agosto de 2012 a las 12:35
Add rating 0  Subtract rating 0  

Sin duda un gran trabajo. En mi ciudad ocurrio exactamente lo mismo , paso de tener una gran cantidad de recreativos , algunos mejores otros peores ( de los cuales aun recuerdo el del elche squash club que constaba de 2 plantas y con muy buenos titulos ) a no existir ninguno . La mayoria han pasado a ser salas de billares y de tragaperras y las cuatro maquinas que quedan estan muy mal cuidadas.
Aun asi pienso que no es problema del propio negocio , ya vemos que en japon las recreativas siguen siendo un buen negocio , a lo mejor el problema reside en la forma de plantear el negocio o en la cultura de los videojuegos en España.

28 de agosto de 2012 a las 16:15
Add rating 0  Subtract rating 0  

Hola a todos.

Sephiromagus veo que somos de la misma ciudad. Y a riesgo de parecer presuntuoso diría que eres mas joven que yo… Yo no llegue a ir al squash, soy de la epoca del Dum Dum, Tobogán, Arco Iris, Bar Emilio y muchos que ni siquiera tenían nombre…

El primero que recuerdo estaba en la plaza mayor (donde hoy esta Rural Caja) y las máquinas que había eran por ejemplo “Crazy Climber” o “Hypersports”, además de mucho pinball, pero pinball mecánico totalmente… nada de pantallas o leds.

En fin… me hago viejo a la carrera.

Un abrazo a todos!

6 de septiembre de 2012 a las 20:30
Add rating 0  Subtract rating 0  

Como hecho de menos esos domingos que te daban 300 pelas y tenias que administrarlas en chucherias y partidas a los recreativos, te recorrias el pueblo de punta a punta visitando cada sala porque en cada una había un par de maquinas diferentes que no estaban en las otras.

No se si mi pensamiento se ciega por la nostalgia pero sigo creyendo que un mueble arcade con 10 o 12 juegos seleccionables de los más míticos tipo Street Fighter 2, Tetris, Pang, Cadillacs, Final Fight, etc…podría ser rentable en muchos bares en la actualidad.
Estoy convencido que los niños de 4-10 años irían derechos al joystick nada más llegar al bar o terraza y los que hemos vivido esa gran época más de un vicio echariamos entre cerveza y cerveza.

Que ilusión daría entrar a un bar y ver un mueble arcade con los elefantes del Dhalsim sonando…

29 de octubre de 2012 a las 17:46
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!