Homenaje a nuestro querido Spectrum
10
Escrito por David V
5 de noviembre de 2009

Spectrum

De entre todas las plataformas que he conocido en mi vida, si hay una sobre la que no puedo ser imparcial, es sin lugar a dudas mi querido y añorado Spectrum. Desde mi más tierna infancia, mis recuerdos están ligados de una u otra forma a estos maravillosos microordenadores de la ya desaparecida Sinclair.

En una época en que los millones de polígonos y frames por segundo priman sobre la originalidad y el saber hacer, considero necesario el mirar atrás, y ser conscientes de donde venimos. Volvamos al pasado y recordemos nuestros años de infancia o pubertad, mostremos a los más jóvenes el inmenso mundo que no han tenido la suerte de conocer, dejemos  que la nostalgia haga su trabajo y rindamos de nuevo pleitesía al que fue el rey de los videojuegos: el ZX Spectrum.

¿Que es un Spectrum?

Para los lectores más jóvenes de Infoconsolas, os resumiré muy brevemente que es un ZX Spectrum. El Spectrum fue un ordenador de 8 bits, el cual incorporaba el popular microprocesador Zilog Z80A, muy similar al que posteriormente incluiría la Game Boy para que os hagáis una idea.

El Spectrum fue lanzado en 1982, fabricado por Sinclair tuvo una rápida difusión por Europa. Cuando hablamos de Spectrum, nos referimos normalmente a cualquiera de sus versiones: El ZX Spectrum 16KB, 48KB y 128KB, siendo las versiones de 16KB y 48KB las más populares y similares entre ellas. Los términos “KB” hacen referencia a la memoria RAM que incluía cada versión.

El ZX Spectrum contaba en su ROM con el lenguaje BASIC SINCLAIR, puro texto con un bonito libro para aprender a utilizarlo o programar sobre él, nada de entornos visuales, los principios eran duros pero tras el esfuerzo llegaba la satisfacción.

Hablar del Spectrum como un simple ordenador es como llamar “coche” a un Ford Mustang Shelby GT500 de 1967, un pecado… En unos años en los que lo habitual era ir al colegio con chándal y zapatillas desgastadas, el los que cuando se nos rompía el pantalón, nuestras madres hacían uso de rodilleras o aguja e hilo de coser, el Spectrum era un objeto de deseo al que pocas pegas se le podían poner.

La llegada del ZX Spectrum y su competencia

El Spectrum llegó a España a principios de los 80’, abanderando la primera hornada de ordenadores domésticos realmente populares. Hasta esas fechas los ordenadores eran maquinas destinadas exclusivamente al trabajo, de grandes dimensiones y con unos precios muy elevados que poca gente se podía permitir en una España, recién salida de la transición.

El Spectrum fue el pionero de la informática y el ocio electrónico doméstico en España, cuando lo habitual entre los jóvenes de la época era ver la tele, leer tebeos y jugar en el parque, el Spectrum logró instaurarse en miles de hogares, dando acceso a un mundo desconocido por aquel entonces, el futuro había llegado a nuestras casas.

Es verdad que consolas como la Atari 2600 ya eran populares en nuestro país, pero la repercusión del Spectrum fue mucho mayor, el hecho de ser un ordenador a un precio económico facilitó su incursión en muchos de los hogares que eran reacios a las “makinitas de videojuegos”. Con la informática por bandera, y nuestros estudios como excusa, el Spectrum abrió el camino para el resto de microordenadores.

Si la PSX puede vanagloriarse de haber sido la consola que consiguió captar y mantener a los usuarios que ya se hacían adultos, y los señores de Nintendo llenan sus arcas gracias al gran mercado que han abierto con su Wii y NDS, el Spectrum consiguió algo mucho más difícil, ser el pionero de los videojuegos en nuestros hogares. Podemos decir que en España, fue el Spectrum quien realmente abrió con éxito el mercado de la informática y los videojuegos comercialmente hablando.

Tras el éxito del Spectrum, muchos microordenadores fueron los que siguieron sus pasos. Su competencia más directa en Europa fue el Amstrad CPC, seguido de muchos otros, siendo los más destacables los Commodore y los MSX.

Amstrad CPC

De esta forma el éxito del Spectrum propicio una fuerte competencia en el mercado de los microordenadores, mientras los clónicos del Spectrum pululaban a sus anchas, en las revistas especializadas no paraban de aparecer nuevas marcas y modelos que intentaban hacerse con un trozo del pastel.

Si nos basamos en cifras, la competencia directa del Spectrum fueron los citados anteriormente: Amstrad CPC, Commodore 64 y MSX. Los tres sistemas eran superiores en cuestiones técnicas, aventajando al Spectrum en muchos aspectos, pero el factor determinante para el éxito del Spectrum fue su precio, muy inferior al de sus competidores.

Cuando hablo de la competencia, creo conveniente recordar lo diferente que era la situación en esos años comparándola con la actual. Si hoy en día presenciamos continuamente una guerra por parte de los usuarios para ver que consola es mejor, en esa época cada uno tenía lo que tenia, y dábamos gracias por tenerlo. Si Pepito tenía un flamante MSX con cartuchos de carga instantánea importados de Japón, pues te alegrabas de conocer a Pepito y poder ir por las tardes a jugar en su casa.

Es verdad que la competencia tenía mejores gráficos y mejor sonido, pero el Spectrum tenia más juegos y más baratos, con eso era suficiente. El Spectrum llegó a competir con ordenadores de 16 bits, mucho más avanzados y con muchas más posibilidades, el precio volvió a ser un factor determinante, frente a los Amiga y los Atari ST, el Spectrum se mostró inexpugnable gracias a sus versiones de 128 KB.

En relación a las consolas, el Spectrum también compartió época con la Master System I y II y la NES de Nintendo en España. Las ventajas de las consolas en cuestión de videojuegos eran indudables, pero una vez más el precio de estas y de sus videojuegos se lo puso muy fácil a nuestro fiel amigo, mientras un juego de Spectrum iba desde las 195 pts hasta las 1.295 pts, los cartuchos se disparaban a las 3.000 o 5.000 pts. Otro factor a tener en cuenta, era el motivo que la mayoría dábamos cuando el compañero de clase nos pasaba por la cara que con su consola jugaba al instante, la respuesta automática era: “Con el Spectrum se puede programar y con la consola no”, y punto.

Para los más jóvenes, olvidaos de cambios generacionales y de estar a la última, los 80’ fueron años mucho más frenéticos y fructíferos que los de ahora en cuestión de plataformas, unos años en los que las consolas eran una minoría frente a los ordenadores y por lo tanto, eran estos quienes reinaban en el mundo de los videojuegos. Cada año surgían nuevos sistemas, pero eran otros tiempos y el que tenía un Spectrum, lo aguantaba hasta que le durase. Me siento afortunado por haber tenido las tres principales versiones del Spectrum, el 16KB, el de 48 KB y el ZX Spectrum 128 KB, el cual fue sustituido -en mi caso- definitivamente por una Snes (para que os hagáis una idea).

Soy de la Generación Spectrum

Y orgulloso estoy de ello, ya tuvieseis Amstrad o cualquier otro ordenador, los 80’ en España fue la Generación Spectrum. Muchos de nosotros tuvimos contacto por primera vez con la informática y videojuegos gracias a él.

Las influencias del Spectrum han sido muchas, en mi caso fue el que me llevo por el camino de la informática y los videojuegos, si ya hace tiempo que deje de estar al día en el tema de la programación, los videojuegos siguen siendo hoy en día una parte importante de mi vida, tal y como este blog lo demuestra.

El Spectrum y sus ordenadores contemporáneos han influido enormemente en nuestras vidas de una u otra forma, si actualmente España se puede comparar con cualquier país Europeo en el consumo de videojuegos, es debido a que un ordenador hace ya muchos años nos descubrió un nuevo mundo de posibilidades. El Spectrum conquistó y aceleró el proceso de los videojuegos en España, en unos años en los que países como Estados Unidos nos llevaban más de una década de ventaja proporcionalmente hablando.

Spectrum

La Generación Spectrum nos distingue de generaciones posteriores, las cuales empezaron con un gran mercado ya existente y con un pasado que difícilmente podían recuperar. Nosotros hemos sido testigos de los inicios, no podemos compararnos con otros países en los que los videojuegos e informática ya estaban asentados a finales de los 70’, pero en España, nosotros fuimos participes de un nuevo movimiento, una nueva cultura del ocio.

Se puede haber sido jugador empedernido, ocasional o no jugador, pero nuestra sociedad ha estado ligada a los videojuegos desde el triunfo del Spectrum y sus contemporáneos. Lo que tenemos actualmente, es una simple evolución lógica de lo que comenzamos en el pasado.

La época dorada del software español

En la época del Spectrum gozamos del mejor momento que ha tenido la industria española de los videojuegos en toda su historia. Fueron años plagados de romanticismo y originalidad dentro de la industria española de los videojuegos.

En cuestión de exportación, nos podíamos comparar con cualquier otro país a nivel mundial, no digo que fuésemos los “números 1”, pero multitud de nuestros videojuegos eran publicados alrededor de todo el mundo, principalmente en Europa. En esos años demostramos el gran potencial que tenían nuestras jóvenes compañías.

En los 80’, lo que hoy consideramos como leyendas urbanas o comparamos con que nos toque la lotería, era posible. Programadores adolescentes experimentaban en sus casas para luego dar el salto al sector profesional, jóvenes hermanos realizaban videojuegos que luego vendían por correo, futuras estrellas de la programación se daban a conocer mediante concursos en revistas especializadas… Los 80’ fueron el caldo de cultivo de las posteriores décadas, y ese caldo se servia o incluso se guisaba en nuestro querido Spectrum.

Eran tiempos en que realizar un videojuego no llevaba 2 años de trabajo ni necesitaba de un multimillonario presupuesto, años en que cualquier persona podía aprender con un Spectrum y acabar donde se propusiese, muchos géneros y mecánicas estaban aun por inventar, todo el mundo tenia cabida.

Como es normal con el paso de los años, la cosa se fue volviendo más complicada, la profesionalización del sector fue rápida, y de pequeños estudios surgieron grandes empresas, pero el espíritu innovador no se perdió. Desgraciadamente todos sabemos como acaba la historia, la mayoría de nuestras empresas no supieron dar el salto a los costosos 16 bits, la piratería tuvo gran parte de culpa al restar beneficios a nuestras propias empresas y el hecho de marcar unos precios estándar hizo que muchos videojuegos no saliesen rentables… A principios de los 90’ pocas eran las empresas españolas que se mantenían en pie.

Videojuegos en el Spectrum

El catalogo del Spectrum ha sido uno de los más extensos de la historia, tan solo comparable con el de los PC. Es verdad que juega con ventaja al igual que los ordenadores personales, la compatibilidad entre sus diferentes versiones y el largo periodo de vida de las mismas hacia que la versión de 128 KB tuviese una catalogo imbatible en cuestión de cantidad.

El Spectrum tuvo el problema que han tenido la mayoría de sistemas masificados dentro de nuestro sector: un gran número de juegos basura. Si a esto la añadimos que no había un mínimo de calidad preestablecido como sucede actualmente desde que la NES hizo  lo propio, comprar un videojuego “a ciegas” era como comprar un cupón de la lotería. Afortunadamente, las revistas especializadas nos hacían un gran favor al privar los títulos que realmente merecían la pena.

Pero dentro de todo ese inmenso catalogo, se encuentran verdaderas joyas, obras maestras de la programación, que con el paso de los años van adquiriendo más y más valor, resultando cada vez más sorprendentes y dejándonos con un único pensamiento en la mente: ¿Cómo podían hacer semejantes juegos con un hardware tan limitado?

SpectrumNo esta bien decirlo, pero me da la risa cuando leo una noticia de que tal juego no ha podido ser como “x” compañía quería debido a las limitaciones técnicas de tal consola, o cuando las compañías se escudan en que el soporte de almacenamiento no da para más… ¿¡Pero donde esta la optimización de recursos!?

Con el Spectrum los programadores disponían de 48 KB para ofrecernos un videojuego, ya fuese un matamarcianos, aventura conversacional, lucha… Y nada de una paleta de 16’7 millones de colores ni alta definición… el Spectrum era un sistema muy limitado en recursos, de ahí mi gran estima y todo mi respeto a los programadores de su época.  No había excusas, el Spectrum era como era, y había que ingeniárselas para que cualquier videojuego corriese por sus circuitos.

Y es que nuestro Spectrum, podía con lo que le echasen: conversiones de recreativas, de consolas, juegos de horas y horas de duración, adaptaciones cinematográficas… Y gran parte del merito lo tenían los programadores, nada de excusas… si el Final Fight de recreativa tenia que salir para Spectrum, pues salía.

Por sus circuitos han pasado muchos de los mejores videojuegos de todos los tiempos: Navy Moves, Army Moves, Operation Wolf, Coliseum, Livingstone Supongo, Goody, Aventura Original, Golden Axe, Carrier Command y el que considero el mejor videojuego de todos los tiempos… La Abadia del Crimen. Se que me dejo muchos, la lista es interminable, pero lo importante es que muchos de ellos desafiaban las leyes de la ciencia, ¿Cómo una simple cinta de cassette podía albergar tanta diversión?

Cuando hablamos del Spectrum, siempre damos más importancia a la jugabilidad que a los aspectos técnicos, esto es así porque la competencia le aventajaba en este aspecto, pero no podemos olvidar que cuando analizamos un videojuego en cuestiones técnicas debemos basarnos en calidad/capacidades del sistema. Nunca podremos comparar un Ghost & Goblins del Spectrum con el de un Amiga 500, pero es no quita que los videojuegos del Spectrum rozasen su perfección técnica aprovechando el 100% de sus posibilidades.

Sin lugar a dudas el Spectrum fue una plataforma explotada como pocas otras lo han sido, la gran experiencia que adquirieron sus programadores quedo plasmada en autenticas obras maestras del software.

El triste declive

Desgraciadamente, todo lo bueno se acaba, y cuando hablamos de ocio electrónico esta máxima se cumple mucho más pronto. El Spectrum tuvo una vida larga y prospera, pero al entrar en la década de los 90’ todo un cúmulo de circunstancias hicieron que nuestro viejo amigo fuese pasando al olvido.

A pesar de que en 1986 Amstrad había adquirido la compañía Sinclair, la marca “ZX Spectrum” se siguió utilizando debido a su gran popularidad, lanzándose versiones modificadas de su versión 128 KB. A pesar de ser un modelo muy extendido, no pudo hacer frente a los nuevos ordenadores de 16 y 32 bits, los cuales se estaban popularizando en los hogares gracias a una gran bajada de precio.

Las consolas también tuvieron parte de culpa en el declive del Spectrum, un precio más económico y nuevos sistemas posibilito su entrada en muchos hogares, las consolas estaban de moda y sus videojuegos aventajaban en mucho a los del Spectrum.

Igualmente, hay que salir de nuestro mundillo de los videojuegos, para entender el porqué del cese del Spectrum. Si podemos resumir los dos motivos anteriores como un lógico avance tecnológico y precios más económicos, no podemos ignorar la positiva evolución económica que se estaba desarrollando en España, poco a poco la gente había aumentado su calidad de vida y lo que antes era considerado el ordenador por excelencia, pasó a convertirse en una antigualla que poco podía hacer frente a su competencia.

Spectrum

Ante ese panorama, el Spectrum dejo de fabricarse en el año 1992, el mismo año en el que prácticamente dejo de tener apoyo comercial en cuestión de hardware. Como es comprensible, en ese momento pocos fueron conscientes de lo que supuso el fin comercial del Spectrum, todos estampamos contentos con nuestros nuevos sistemas, ya fuesen consolas, ordenadores o ambas. Pero en es año, en 1992, se cerro una etapa de nuestra vida, se finiquito el liderazgo del software español y muchos empezaron a dar más importancia a cuantos sprites simultáneos corrían por nuestra pantalla que a la propia jugabilidad…

Afortunadamente, la comunidad del Spectrum sigue en pie todavía, no es como antes y nunca lo será, el éxito pasado jamás volverá, pero todavía podemos recordar viejos tiempos gracias a los miles de seguidores que todavía siguen dando apoyo al que por muchos años fue el rey de los videojuegos.

Momentos de nostalgia

Como he dicho al principio de este extenso artículo, el Spectrum y ordenadores similares han estado muy presentes para muchos de nosotros a lo largo de nuestras vidas, recordemos algunos de esos momentos que nos hacen soltar una lagrimilla al pensar en tiempos pasados:

La merienda Nocilla: Empezamos por uno fuerte :) Sábado por la tarde, deberes hechos, rebanada de Bimbo y el Sir Fred en pantalla… ¿Se puede mejorar? No. Y ya que estamos os recuerdo que en esos años Hacendado no había llegado a nuestras vidas, así que nuestras neveras eran puro glamour… Todo de marca.

Videojuegos escogidos por carátula: Inevitable caer en la tentación de las carátulas, una gran estantería de videojuegos para ti y ni la más remota idea de que iban. Cuando me dejó de dar pereza leer (a los 8 años más o menos), las revistas me sirvieron de mucho, hasta ese momento reconozco que alguna buena sorpresa me llevé.

Los packs de 5 juegos: Pero que inventazo… ¿Algo mejor que una buena caja de cartón con 5 videojuegos en su interior? Eso si que era marketing y no lo que hay ahora.

Papa, ponme el ordenador: Por esos años, en la mayoría de casas solo teníamos un televisor, y no iban a estar los cables rompiendo la hermosa estética y armonía de nuestros comedores con las paredes empapeladas… Así que hasta que tenías tele en tu cuarto, te tocaba montar y desmontar el flamante Spectrum de tu padre cada vez que tenías que usarlo.

Tú copiando el código de un juego: Hace muchos años, las revistas especializadas nos dieron la oportunidad de ser “programadores” sin tener ni puñetera idea de lo que estábamos escribiendo. Lo peor era cuando tenías que buscar esa coma que te habías olvidado…

Transformador quemado: Si Sinclair hubiese tenido el mismo SAT que Microsoft no hubiese durado dos telediarios. Cuando tu padre te decía que el transformador no aguantaba más de 6 horas de juego… tenía razón.

Un juego en cada cara de la cinta: Sencillamente mítico.

Tiempos de carga: Lo que hoy recordamos con nostalgia, era nuestra mayor pesadilla por esos años. Bandas amarillas, bandas rojas, bandas blancas… acompañadas de un sonido estridente. Hoy lo recuerdo con cariño, pero creo que lo único positivo que tenia, era la presión que ejercía para no cambiar de juego y tener que cargarlo de nuevo.

Q,A,O,P, SPACE: Al Spectrum se jugaba con las teclas, ya fuese en fútbol, plataformas o basket. La combinación de teclas de Q,A,O,P y Space esta grabada con fuego en las mentes de todos los que fueron poseedores de un Spectrum 48 KB. Poned las manos en vuestros teclados y recordad viejos tiempos…

Kempston joystick: Para los afortunados, en las versiones de 16 KB y 48 KB existía un periférico para poder conectar los joysticks, algunos de ellos alucinantes, la verdad. Entonces seguíamos con la misma rutina anterior: ya fuesen motos, aviones, lucha o puzzles… jugábamos felices con nuestro joystick. La versión de 128 KB mejoró este aspecto incluyendo un puerto para joysticks.

Cintas de cassete: Creo que este es uno de los mayores distintivos de esa época, las cintas de cassette. Era lo que había, los cartuchos y los CD’s nos quedaban muy lejos, una buena carga en la memoria RAM y listo. Si los juegos eran muy extensos había multicarga, simple pero efectivo.

Spectrum

Programando tus juegos: Cualquiera que haya programado a nivel amateur en el Spectrum guardara gratos recuerdos de ello… Empezabas por PRINT “”, luego tanteabas el INPUT, cuando te animabas probabas los GO TO y GO SUB, hasta que te daba por los gráficos con LINE y CIRCLE… Que grande el RANDOMIZE!! Éramos jóvenes, mover una letra “A” por el escenario estrellado de “*” ya era todo un logro, muchos de nosotros aprendimos la lógica en programación antes que las raíces cuadradas.

Aprendiendo ingles con el Basic: Con los años uno se daba cuenta, de que todas esas palabras sin sentido que escribías en el Spectrum, pues si que lo tenían… pero en ingles, claro. Lo mismo sucedía con los videojuegos, cuando esas parrafadas en ingles no servían más que para ir al baño…

Las comuniones y el Spectrum de regalo: La masonería ya lo intento para captar seguidores, pero fue la iglesia católica la que se llevo el gato al agua. El Spectrum era el regalo “number one” en las listas de comunión. La envidia de todos los amiguitos come-dátiles que pululaban en las celebraciones de antaño.

Yo programando y mi hermano mirando: quien me iba a decir que el discípulo superaría al maestro, recuerdo cuando Xavunis se quedaba maravillado al apretar la “tecla mágica” que ejecutaba el programita que estuviese haciendo.

El teclado de caucho de los 16 KB y 48 KB: ¿Habéis vuelto a tener esa sensación de calor al escribir en vuestro teclado? Yo tampoco.

La Microhobby y sus juegos: Voy a ser muy breve en este punto, ya que la mejor revista de videojuegos española de toda la historia se merece un artículo propio. Dejando la revista a un lado, lo de tener demos y juegos gratis con cada número era nuestra mayor fuente de felicidad en esos años.

Y creo que ya esta todo por hoy…

Muchos párrafos podría seguir escribiendo acerca de las bondades del Spectrum, pero mejor ir poco a poco. Este artículo es un sencillo homenaje a un gran ordenador que marco mi infancia y pubertad, siendo en consecuencia parte de mi vida. Supongo que muchos de vosotros os habréis sentido identificados en mayor o menor medida, ya tuvieseis un Spectrum o cualquier ordenador similar.

Desde Infoconsolas seguiremos recordando periódicamente a nuestro querido Spectrum, ya sea a través de análisis de videojuegos, entrevistas, etc. La cuestión es mantener vivo el recuerdo de uno de los mejores ordenadores que han existido nunca, el cual sigue aun activo para muchos de sus seguidores.

Tan solo queda invitaros a todos vosotros, a que vayáis a vuestro trastero o armario, saquéis vuestro viejo amigo de su destierro, y paséis juntos un buen rato recordando viejos momentos. Con suerte, a partir de ese momento, os volveréis a ver mucho más a menudo.

Para todos los que os hayáis quedado con ganas de más, aquí van un par de fotos de aquellos maravillosos años:

Galería de imágenes

Imágenes: Mobygames y Web8bits

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , , , .
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


10 comentarios

El Spectrum era una patata, el Commodore le daba mil patadas :p

Ahora en serio, mi primera experiencia con el pequeñin de Sir Clive fue un poco traumatica, pero luego logre recuperarme y le guardo un gran cariño (sobretodo por las partidas jugadas en casa de los amigos)

Tienes toda la razon del mundo con la critica a los juegos actuales, no es que los juegos de antaño fuesen “mejores”, pero si que aprovechaban mucho mejor las maquinas que los movian, y siempre se trataba de forzar un poco mas los limites de su hardware.

A ver si le dedicais un poco mas de espacio por aqui a la nostalgia (que el pobre Gerardo esta muy solo, y es demasiado moderno para mis gustos :)

Si te gusta leer los desbarres nostalgicos de otros, aqui tienes los mios:

http://avjaal.daegon.net/archives/category/biografia-computeril

5 de noviembre de 2009 a las 15:02
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 88
#2

Bravo. Pedazo de artículo.
Mi enhorabuena, David V.
Yo tuve un Philips MSX, pero rubrico cada punto y cada coma de este artículo pues son perfectamente aplicables a los que vivimos (y añoramos) esa generación. Si supieras la de tiempo que llevo buscando un teclado de PC que se parezca al del mítico Spectrum, para tener esa “sensación” cada día y no echarla tanto de menos.
Definitivamente, eran otros tiempos, y en mi humilde opinión, mucho mejores que los actuales, no sólo en el ámbito videojueguil sino en muchas otras cosas.
En fin. Un Saludo ;)

5 de noviembre de 2009 a las 15:31
Add rating 0  Subtract rating 0  

Ese Albizu, sólo tú podrías llamarme moderno, ja ja ja.

5 de noviembre de 2009 a las 16:17
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#4

#MASP: Hace un añito encontre un teclado de goma “enrrollable” para PC con USB en los chinos, en la caja tenia buena pinta, era parecido al del Spectrum, pero tras probarlo… Así que sigo con mi teclado standar…
#Javier Albizu: Enhorabueno por la web, veo que Gerardo y tú os conoceis. Si quieres enviame un email, siempre es bueno tener contacto con otras webs de temática semejante. He buscado un email de contacto por tu web pero no lo he encontrado :(
#Gerardo:Hoy te envio un email y te comento un par de cosas tio :)

5 de noviembre de 2009 a las 16:35
Add rating 0  Subtract rating 0  

Suscribo cada punto y cada coma del artículo. Yo era de Amstrad CPC (464 al principio y 6128 después), y aqui el pastel era 45% spectrum 40% amstrad 15% resto, así que era genial ir a casa de unos y otros a grabar juegos (con doble pletina bien calibrada, por supuesto), a jugar a dobles, a hacer campeonatos a puntos… para que después digan que los juegos hacen a los chavales solitarios y retraidos!!!
P.D. vayan mis recuerdos para el Jet Set Willy, El Target Renegade, el Gryzor, el Fighter Bomber, el IK+, el Three weeks in Paradise y cientos de juegos mas que nos abrieron la puerta a mundos maravillosos.

5 de noviembre de 2009 a las 20:22
Add rating 0  Subtract rating 0  

¡Ruidos avernales y espéctaculos de luces multicolor! YEAH!!

7 de noviembre de 2009 a las 12:48
Add rating 0  Subtract rating 0  

Muy buen artículo, me encantó!
Aqui escribe otro Spectrumero, que aun sigue jugando con su +2A y +3 cuando tiene oportunidad.
Tambien tengo un blog sobre el mitico Spectrum que os enlazo aqui, espero que no moleste, sino avisadme :)

http://rincondelspectrum.blogspot.com/

4 de marzo de 2010 a las 1:50
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 14
#8

Yo aquí en Cuba, estando en 7mo grado 1997. Me enseñaron a programar en BASIC con un MSX. En ese momento le llamabamos “teclados inteligentes”. pero jamás ví un cartucho o cassette.

13 de mayo de 2010 a las 20:24
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#9

Joer, por aquí era bastante diferente… Lo que me extraña es que el estado comprase ordenadores MSX en vez de rusos o chinos…
Pero bueno, la verdad es que desconozco “la realidad” cubana…

13 de mayo de 2010 a las 20:48
Add rating 0  Subtract rating 0  

Excelente articulo,casi lloro en serio.
soy mas de jugar amegadrive o al psx,pero con mis 12 años de edad puedo sentir lo mismo que tu por el spectrum de mi padre(el 128 k) . gracias por el articulo david v

25 de junio de 2010 a las 9:01
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!