¡Quiero una consola con teclado y ratón!
7
Escrito por David V
3 de junio de 2011

Desde los inicios de los videojuegos, hasta finales de la década de los noventa, las consolas y los ordenadores recorrían un mismo camino en paralelo, aunque bien diferenciado. Pero desde la llegada de la Dreamcast o la primera Xbox, los caminos de ordenadores y consolas se han entrelazado, siendo los propios fabricantes los únicos que se empeñan en dividir esa, ya delgadísima línea, que separa a las consolas de los ordenadores.

Porque señores… si en las consolas actuales ya nos vemos obligados a instalar los videojuegos en su disco duro, si corren por sus circuitos versiones de los mismos sistemas operativos que en otros ordenadores y en su interior, son prácticamente ordenadores con una configuración “capada”, ¿dónde esta esa línea que separa la consola del ordenador? En el teclado y el ratón señores, en el teclado y el ratón…

Que las consolas actuales, haciendo mención especial a la PS3 y Xbox 360 son ordenadores “capados” de cara al usuario, es algo que no necesita explicación alguna. Atrás quedaron los años en los que las consolas y ordenadores innovaban de una forma independiente a través de sus propias compañías, para acabar bebiendo de las mismas fuentes, metafóricamente hablando.

Ya hablemos de procesadores, memorias RAM, lectores o cualquier otro componente, el interior de nuestras consolas esta compuesto por un sin fin de elementos de cientos de marcas diferentes, exactamente igual que nuestros ordenadores clónicos de toda la vida. No es algo nuevo, prácticamente el 100% de los fabricantes de consolas siempre han adquirido uno u otro componente a distintos fabricantes, pero la evolución ha convertido a nuestras consolas en potentes clónicos “capados” enfocados al ocio y lo multimedia.

Ante esta evidencia, los fabricantes de consolas hace tiempo que optaron por una línea de marketing bien definida, potenciar el termino “consola de videojuegos” aunque sea a costa del consumidor. Aunque tu consola sea 4 veces más potente que tu ordenador de sobremesa, nunca podrá hacer lo mismo que un ordenador, ya que sencillamente, ellos no te darán ni el acceso ni las herramientas. Un radical cambio respecto años atrás, tomado como autodefensa de un jugoso y exclusivo mercado.

Los más veteranos del lugar, podemos recordar campañas publicitarias de consolas como la Famicom de Nintendo o anteriores, en las que, con la compra de determinados periféricos, convertíamos nuestra consola en un “moderno y educativo” ordenador. Eran años en los que los ordenadores estaban al alza por su supuesto valor educativo (según el uso que se les diese) y las consolas eran tachadas como un gasto “inútil” con el único uso del ocio, teniendo esa eterna etiqueta de “juegos para niños”.

En esos años en los que los PC’s bajaban de precio y en la caja del Spectrum se podían ver pantallas con arcaicas hojas de calculo, los fabricantes de ordenador supieron atacar a las consolas donde más les dolía, con una consola sólo se podía jugar. La respuesta de los fabricantes de consolas fue unánime, múltiples compañías llegaron a lanzar periféricos para transformar un dispositivo de ocio, en un “practico” ordenador. Era lo que les convenía

Pero los años han pasado, el concepto de videojuego ha mejorado exponencialmente su imagen y en la actualidad nos encontramos con una enorme contrariedad: Cuando nuestras consolas son prácticamente ordenadores, los fabricantes de las mismas reniegan de ese concepto debido a un puro interés económico

Los videojuegos ya gozan del beneplácito de la amplia mayoría de perfiles en el mercado, desde el niño de 5 años hasta el abuelo de 65 que probó por primera vez el Pong a los 30 años y ahora vuelve a disfrutar de los videojuegos con su nieto y la Wii. Por otra parte, los ordenadores han bajado su precio hasta llegar a ser un aparato más en cualquier hogar y una compra que la mayoría de familias pueden permitirse.

Ante este panorama de aceptación de cara a los videojuegos, los fabricantes de consolas luchan ahora por hacer que sus “exclusivos” sistemas se diferencien sea como sea de aquellos “vulgares” ordenadores. La asociación ordenador/consola ha dejado de ser rentable, el ocio electrónico esta más que aceptado y bajo su punto de vista, es preferible lanzar consolas “capadas” que ofrecer todo su potencial al usuario, no vaya a ser que nos de por escribir en el Word y se pierda la “magia” de las consolas…

El resultado es más que frustrante, en unas consola podemos navegar por Internet y en otras no, en unas podemos retocar nuestras imágenes y en otras no y en todas las consola (auténticos “bichos” de grandes prestaciones), nos vemos forzados a escribir a golpe de pad hasta nuestro nick en pleno año 2011, por no hablar del pésimo control en los FPS (en comparación a un PC), la imposibilidad debido a los controles de jugar online al mismo juego contra usuarios de PC, la ausencia de géneros como la estrategia u otros debido al pad…

Comprendo y acepto el hecho de que compañías como Nintendo, Sony o Microsoft defiendan su cuota de mercado o directamente, su exclusivo mercado de las consolas. Entiendo que se vean forzadas a limitarnos en algunos sentidos para poder ofrecer una experiencia de juego más directa, sencilla y satisfactoria. ¿Y por qué negarlo? Aunque las evidencias sean cada vez mayores, aunque tenga que esperar 10 minutos para instalar un juego o vaciar mi disco duro de vez en cuando, a un jugador veterano como yo le encanta el hecho de tener su ordenador “para trabajar” y sus consolas para jugar.

El problema, radica pues, en el lugar donde los fabricantes colocan esa delgada línea que separa el concepto y posibilidades entre los ordenadores y las consolas. El problema es ese miedo que tienen los fabricantes a darnos más libertades, a que un día a los usuarios, se nos encienda la bombilla y seamos conscientes que por prácticamente el mismo precio y exceptuando diversas exclusividades, con un ordenador podemos hacer exactamente lo mismo que con nuestras consolas, es decir, jugar a auténticos juegazos con grandes prestaciones y… con un pad, también con un pad.

De lo que no se dan cuenta los fabricantes, es que esa bombilla se nos encendió hace mucho tiempo a la mayoría de nosotros y aun así, seguimos siendo fieles al concepto de las consolas de toda la vida. No es sólo un concepto, es una tradición y una manera de vivir los videojuegos, una consola representa lo más puro de los videojuegos, diversión sin opción al trabajo, estudios o aburrimiento.

Por espero paciente, a que las grandes compañías se percaten de una vez de la realidad, que se olviden de miedos y complejos y, en la próxima generación de consolas, acompañados por ultra modernos mandos con increíbles sensores de movimiento y lectores de pensamiento, nos obsequien desde un principio, en todos sus packs y no como exóticos periféricos, con un teclado y un ratón de los de toda la vida…

No me importa si no puedo abrir el PhotoShop u Office en la próxima Xbox 720, pero me encantaría enviar tranquilamente un email o navegar felizmente con mi ratón. Sólo es una cuestión de complejos y creo que este hobby ya hace años que podría estar exento de estos…

Ficha del artículo:
Autor:
Etiquetas: , , , , .
Publicado en Artículos de opinión.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


7 comentarios

¿dónde esta esa línea que separa la consola del ordenador?
En las condiciones de uso y en el destino que pueda tener.

Hay que tener en cuenta que por ejemplo EA, cuando saca y vende su Fifa XX ha pagado X por un kit de desarrollo, paga Y por cada juego que vende, y Z por vete tu a sacar que más. Si las consolas se “dieran abiertas” “ni déu” pagaría estos cánones (cosa que ya apenas se nota visto los precios de 60€ por cada juego de PC ¬¬).
Otro problema que hay con esto es el siguiente, cada consola es de su madre y de su padre, mientras que todos los pcs son iguales (más o menos), de hecho lo que está escrito en apple/windows/linux/xxx puede ser usado en otro sistemas usando un poco la imaginación. Algo para 360 hay que pasarlo “linea a linea” a ps3 y si es para wii mejor ni hablamos.

Curioso artículo que me ha dado una idea del que voy a hacer para el domingo:)

PD: Hace tiempo leí que los juegos de 360 se podían portar con mucha facilidad en pc… ¿alguien me puede decir si es verdad o un bulo?

4 de junio de 2011 a las 12:50
Add rating 0  Subtract rating 0  

Se me ha olvidado decir una cosa, un mando cuesta 30€, un teclado y un ratón normal… unos 15 si acaso. Si se deja un ratón y un teclado esta claro que perderian millones en mandos y demás accesorios.

4 de junio de 2011 a las 15:51
Add rating 0  Subtract rating 0  

El problema no reside en la gente entendida en consolas, pc, y demas, si no en los jugadores casuales que no saben hacer mucho mas que on y off. Me explico, si la gente tuviera conocimientos de que puede jugar en su pc a juegos de ps2, por ejemplo, y de que configurar un mando usb igualito al de ps2, nadie se lo acabaria comprando y esta moriria. Lo que pasa es que esa gente que no posee conocimientos minimos, prefiere no esforzarse y que se lo den todo masticado aunque eso signifique pagar mas. Entonces, claro, si esa gente usa la consola para jugar por que es mas sencillo, las compañias le dan extras para que su tiempo sea el mas posible usando la consola, añadiendoles chats, navegadores, redes sociales, etc…
Y lo que está pasando, almenos segun mi caso y algunos que conozco, es que los mas entendidos, cada vez pasan mas de las consolas, por precio, por utilizacion, y por manejo, y solamente usamos el pc, del que sin necesidad de hacer ninguna modificacion al mismo, podemos bajar un juego, probarlo, y si nos gusta lo compramos, no, o lo desisntalamos y como si no lo hubieramos visto.
Un pc brinda posibilidades, precios y duracion que en una consola no se verá almenos hasta la proxima generacion (digo la proxima por que no se como seran) y no confio en que esto vaya a cambiar en unas cuantas generaciones.

4 de junio de 2011 a las 16:23
Add rating 0  Subtract rating 0  

En mi humilde opinión, y respetando las vuestras (eso siempre), para mí esto es el negocio del siglo, algo que sabemos que no es nada nuevo.
Tener una consola, que puede durar entre 6 y 10 años, que sólo se conecta para descargar contenido que ellos quieren y jugar en red hasta la vida útil de la consola, lo veo pagar más para que luego cierren el servidor porque ya hay otro sistema nuevo de nueva generación. Y ¿qué pasa si quiero jugar a Doom 3 ahora desde mi Xbox en red?… Pues que se ha pado el tiempo, mientras que en PC suele ser más largo el mantenimiento de dichas salas de conexión.
Las consolas hoy por hoy valen más que un PC, que aunque sea de gama baja, tiene potencia suficiente para muchas cosas, como los Netbooks que tienen 1gb de Ram, una tarjeta gráfica suficiente, 250 gb de disco duro,… y lo digo porque tengo un HP que compré las pasadas navidades y mueve títulos que creí que no movería ni las opciones. Me han sorprendido gratamente, la verdad.
Las consolas, hoy por hoy, las quieren diferenciar y darles el uso que tienen, manteniendo la opción desde la PSX, sistema de entretenimiento (Música, Fotos, Videos, etc.) pero para de contar, que Microsoft no es tonta, si pusieran sus consolas a un precio inferior a los PCs, todos dejariamos nuestro PC apartado, ya que la consola vá más rápido el juego, pero claro, el PC no solamente tiene el Windows que quita muchos recursos, sino el antivirus, otros programas, etc… y la consola no hace falta estos programas (si el sistema operativo pelao).
Yo para jugar a ciertas cosas, uso la consola, para emuladores de antiguos sistemas, o consola, pero principalmente el PC, y para trabajar y gestionar archivos personales, elijo el PC, así que: El PC me dá lo que no me dá la consola de sobremesa actual, y la consola me da lo que el PC no me puede dar, ya que hay que gastarse una pasta gansa en actualizar el Hardware limitadamente, ya que con los años, no puedes actualizarlos más y te toca comprar otro PC de sobremesa. Pero en fín, para gustos colores. Tan respetable son unos como los otros, el objetivo final es disfrutar de nuestro ocio y tiempo libre, porque todos, absolutamente todos, somos gamers o players, como querais.
Un saludo.

5 de junio de 2011 a las 14:37
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 31
#5

No ay que olvidar el “intento” de sony de unir ambos mundos con la compatibilidad de Linux en PS3… limitado con esa ram si, pero suficiente para lo basico.

6 de junio de 2011 a las 18:27
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 32
#6

¡Hola, chicos!

Este debate siempre me ha parecido interesante y me gustaría dar mi opinión. A ver, vamos por partes:

-”En las consolas actuales nos vemos obligados a instalar los juegos en el disco duro”… Eso será si tienes una PS3, por que en el resto no es “obligatorio”. A mí, nunca me ha hecho falta instalar un juego, y con disco duro tengo una Xbox y una 360. Recuerdo que la gente se temía, con el lanzamiento de la primera “X”, este aspecto y resulta que la que obliga es Sony.

-”Versiones de los mismos sistemas operativos”. Si te refieres a la efímera existencia de Linux en PS3 (volvemos a pluralizar y nos sale sólo una consola), sí. Atrás quedó el “Windows” de la Dreamcast y poco más. Y doy gracias, ya que el entorno cerrado de los sistemas operativos de consolas es lo que hace que se optimicen mejor los juegos con supuestamente menos recursos.

-La diferencia, el teclado y el ratón o el pad, es verdad que es lo que define a uno u otro sistema. Los intentos de “unificación” empezaron con mi añorada Mega Drive (http://www.museo8bits.com/ficha.php?nombre=megadriv) y continuaron con Saturn y Dreamcast (todas de Sega, ¡qué casualidad!)… No funcionó. Por eso hoy día se sigue como se sigue.

-”Potenciaron el término consola de videojuegos”: sí, desde hace unos 40 años. A algunos les debe haber ido bien, ya que ahora son mayoría los que quieren una consola para jugar videojuegos y un ordenador para lo demás.

Como bien dices después, desde tiempos inmemoriables se ha intentado convertir nuestras consolas en ordenadores (la Famicom/NES no fue la primera). Todos los intentos han fracasado, y con el tiempo llegó el “advenimiento” de las consolas, separando a los usuarios según gustos y/o necesidades (a veces también ha influído el factor monetario).

Del resto del artículo, se ve que te tira más el PC (curioso para escribir en un sitio llamado “Infoconsolas”). La opinión es respetable, pero me sé de gente que con un pad metería un repaso al más pintado con teclado y ratón en un FPS. Detalles como poder controlar la velocidad a la que corres con un solo dedo mientras te mueves o trazar un círculo de 360 grados con un solo movimiento de pulgar sólo se puede hacer con un pad. Cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes y sus incondicionales y detractores y la historia demuestra que ambos mundos se resisten a ser reunificados: si yo quiero sólo jugar, una consola actual son unos 300 pavos o menos. Un PC son unos 1000 (si somos generosos, contando teclado, ratón, altavoces y monitor). Tengo un PC de 250 euros (sin contar lo anterior) y para jugar un Halo o un Call of Duty necesito my 360, ya que mi “PC” ni mueve más que juegos que ya ví en la primera Xbox (o sea, ¡tela!).

Resumiendo: el debate es interesantísimo, pero la solución hace tiempo que nos la dieron… Al césar lo que es del césar.

Un saludo.

8 de junio de 2011 a las 18:25
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 32
#7

P.D. respondiendo a la pregunta de Kaiser (un saludo): es un bulo. La mayoría de los sistemas más antiguos se las ven y se las desean para ser emulados en un PC. Ya no te digo emular un triple núcleo a 3,2 GHZ. De momento, los juegos de 360 se quedan en 360. Curiosamente, sería más fácil pasar un juego de PC a 360, ya que la arquitectura de esta consola (básicamente, un Power PC, pero con una configuración más o menos fija: misma gráfica, mismo sonido, etc. en todas las unidades) lo permitiría. El problema serguiría siendo el control, pero 360 puede permitir (o podría, sigue siendo teoría) ponerle teclado y ratón.

9 de junio de 2011 a las 12:52
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!