Stadium Hero 96: La vuelta de un héroe
8
Escrito por David V
5 de abril de 2013

Como empezar un artículo cuando tengo tantas cosas que contaros. Recuerdos, anécdotas, frustraciones y alegría se mezclan en mi cabeza. Amigos, en lo relacionado a este gran hobby que son los videojuegos, esta ha sido una gran semana para un servidor. Pero empecemos por el principio…

Para la mayoría de los que hayamos disfrutado de sus bondades, Stadium Hero 96 no es un juego de béisbol, es El Juego de Béisbol. Adicción en estado puro y jugabilidad a prueba de bombas. No es mala presentación viniendo de alguien al que sencillamente, no le gusta el béisbol.

Hace muchos años…

Son varias las ocasiones que en Infoconsolas, muchos de los autores hemos evocado épocas mejores en nuestros tan añorados salones recreativos. Puntos de encuentro en los que nuestras tardes pasaban, sin ser conscientes de lo afortunados que éramos en esos años. La juventud y la falta de obligaciones se unían en buena compañía en el mejor lugar posible, en mi caso, los recreativos Grand Prix.

Durante todos los años que muchos conocidos y desconocidos de mi ciudad, pasamos por aquellos recreativos, a excepción de unas pocas elegidas muchas fueron las maquinas recreativas que fueron desfilando ante nuestros ojos y monederos. Cada generación de maquinas daba paso a una nueva remesa, salvándose únicamente unas pocas recreativas cuyos videojuegos se demostraron, tanto por gusto del consumidor como por beneficios obtenidos, atemporales. Todos sabemos sus nombres.

La llegada de nuevas recreativas era recibida de muy diferentes maneras según, en un primer lugar, que nuevo videojuego llegaba a nuestras manos y en un segundo, que recreativa había sido sacrificada. Sustituir videojuegos de éxito por sus continuaciones eran pasos lógicos que normalmente eran bien recibidos. Traer un videojuego de béisbol con aires nipones a la España de los 90’, cargándose un World Heroes en un momento que los 1vs1 estaban a la orden del día, era toda una apuesta. Y gracias a Dios que apostaron…

Stadium Hero 96 llegó a nuestro ya viejo y ahora añorado salón, en un nuevo formato de recreativa. El clásico cabinet que todos recordamos, fue sustituido por un lujoso armatoste de pantalla panorámica de enormes dimensiones y un banco doble para jugar cómodamente, ideado para que nuestras rodillas se rozasen con las de las mozalbetas del lugar. Todo ello al precio de 25 Pts. con sonrojos incluidos, como era entonces.

La primera impresión general fue de escepticismo, los gráficos llamaban la atención, los personajes rebosaban carisma y la presentación invitaba a jugar, pero Stadium Hero 96 seguía siendo un juego de beisbol y por aquel entonces, igual que ahora, el béisbol nos era tan indiferente como una final de badminton. Con la única diferencia en su contra, de que las reglas del badminton sí que eran más o menos conocidas. Cual manada recelosa ante un nuevo miembro, el acercamiento a la nueva recreativa fue cauto y lento. Una mirada de reojo, un vistazo a espaldas de algún primerizo que se aventuraba a probarlo y, tras un buen rato de espera a nuestra maquinas favoritas, sin vistas a jugar en un buen rato en las mismas, nuestros primeros cinco duros con esa dolorosa sensación de estar echándolos a la basura. Y llegó la sorpresa.

Stadium Hero 96, el juego.

Las primeras partidas, fueron contra la maquina. Menús claros y sencillos, como todo buen juego de recreativa, nos daban la posibilidad de jugar un partido entero (siempre que fuésemos con ventaja) o un torneo eliminatorio de esos que a todos nos gustan. Diferentes equipos a escoger, cada uno con sus diferentes pros y contras y como algo poco habitual por aquel entonces, la selección del héroe de nuestro equipo.

Visualmente el juego enganchaba, simpáticos muñecotes en lo que por aquel entonces llamábamos 3D, llenaban las filas de unos equipos con logotipos basados en animales cada uno con su propia nacionalidad. Un mando y tres únicos botones era todo lo que necesitábamos para controlar un juego, de un deporte por aquel entonces prácticamente desconocido en cuestión de reglas y, por experiencias anteriores, una reiterada deficiencia en sus videojuegos: el habitualmente pésimo control.

Pero Stadium Hero 96 nos sorprendió a todos los que decidimos darle una oportunidad. El control estaba perfectamente conseguido, el ángulo de la cámara era siempre el idóneo y gracias a estos dos aspectos, los jugadores hacían exactamente lo que nuestras mentes pensaban y nuestras manos reflejaban. Por si esto fuera poco, la curva de dificultad estaba bien definida y daba una tregua tanto a los primerizos como a los inexpertos en el reglamento de este deporte. Es más, con las jugadas más básicas uno podía ganar un partido perfectamente.

Stadium Hero 96 fue labrándose poco a poco una buena fama dentro de nuestro recreativo. La que los primeros días fue una maquina ignorada, aglutinaba día a día a nuevos jugadores que caían prendados ante sus bondades. Con sólo tres botones y a base de ensayo y error, partida tras partida uno iba aprendiendo nuevos movimientos, normas y estrategias. ¿Estrategias? Sí, gracias a este videojuego muchos aprendimos la gran importancia que tiene en este deporte, tanto la táctica como la estrategia.

De esta forma, Stadium Hero 96 podría haber quedado para la posteridad, como un gran juego de béisbol de fácil aprendizaje, adictivo gracias a su conjunto y con un gran control, siendo un gran ejemplo de este último, el bateo: Pocos son los videojuegos de béisbol en los que un bateador tenga tantas posibilidades de realizar bien su labor, no es fácil, pero si no bateas bien es porque has fallado tú, no el juego o la maquina. En resumen Stadium Hero 96 podría haber sido uno de los mejores juegos de béisbol, pero lo mejor estaba por llegar. Stadium Hero 96 es mucho más que eso.

El multiplayer, su gran baza.

Jugar acompañados suele ser siempre mejor que jugar en solitario, pero no nos engañemos, en los recreativos que un desconocido entrase con sus cinco duros, podía suponer que esa media hora que ya tenías planeada de vicio, se quedase en cinco minutos a no ser que ganases. Aún así, Stadium Hero 96 consiguió que recibiésemos con una sonrisa a cada nuevo rival que osara retarnos. Su increíble multiplayer hacia que nos olvidásemos de todo y nos centrásemos en disfrutar, por muy breve que fuese el encuentro.

Es difícil explicarlo con palabras, como en tantos otros videojuegos hay que probarlo para creerlo, de ahí a que cuente mi experiencia personal en vez del funcionamiento en si del videojuego. Si Stadium Hero 96 conseguía en su modo 1 Player, hacer disfrutar a una persona que no le gustaba el deporte en el que se basa, su modo multiplayer enganchaba a toda persona que le dedicase un mínimo de partidas para conocer su funcionamiento.

Dicho de otra forma, chicos y chicas de cualquier edad, viciados que vivían en los recreativos y chavalitas que pasaban de vez en cuando más por la compañía que por los videojuegos, encontraban en el multiplayer de Stadium Hero 96 el videojuego perfecto para disfrutar un buen rato.

Si lo analizamos, muy pocos videojuegos han conseguido dar ese enorme salto de convertirse en “apto para todos los públicos”, siendo a la vez adictivo para todos esos perfiles tan diferentes entre si y además, profundos. Fácil de jugar pero difícil de dominar, gran definición de la que pocos videojuegos se pueden vanagloriar realmente. De esta forma, Stadium Hero 96 traspasó fronteras y se convirtió en un juego en el que, con una partida a dobles la diversión estaba más que asegurada. Al igual que sucede con el Tetris, con el cual nadie piensa que está jugando a un juego de puzzles sino sencillamente a un Tetris, Stadium Hero 96 dejó de ser un juego de béisbol para ser El Juego de Béisbol.

Partidas simples y voluntariamente largas con las chicas del lugar, se mezclaban con estresantes partidas de ajedrez en las que cada movimiento, era un punto sin retorno: Asegurarse el bateo raso o buscar el Home Run, perder un lanzamiento para intentar eliminar a un segunda base o tirar un strike recto a más de 120 km/h, utilizar a nuestro héroe o reservarlo para momentos más difíciles, echar a correr entre bases con la esperanza de que no nos descubran o hacer un juego más conservador… Las posibilidades eran infinitas y lo más curioso y sorprendente, es que a diferencia de otros juegos deportivos como los de futbol, tenis o baloncesto, todo lo habíamos aprendido ahí y tras levantarnos del banco, todo se quedaba ahí. No jugábamos al béisbol, jugábamos al Stadium Hero 96.

La larga travesía hasta el final del túnel.

Stadium Hero 96 no cosechó un gran éxito ni se convirtió en un referente a nivel generalizado, seguramente muchos de vosotros estaréis pensando “que me cuenta este tío si yo este juego no lo he visto en mi vida”, pero os aseguro que todo se debe a factores externos. Si Stadium Hero 96 pasó sin más pena que gloria por nuestra memoria colectiva, se debe en primer caso a la poca aceptación que tuvo por parte de los mandamases de los recreativos. La apuesta era arriesgada y traer un juego de béisbol a las ciudades y pueblos de España no parecía el mejor negocio posible, mucho más habiendo conocidas alternativas de éxito demostrado. Pocas fueron las maquinas que se distribuyeron en nuestro país por lo que he podido comprobar en foros o charlando con aficionados y compañeros de de muy diversos lugares.

A este gran hándicap, debemos sumarle la menguante afluencia que por esos años ya comenzaban a sufrir los recreativos de nuestras fronteras, las 32 bits llegaban con fuerza y poco a poco fuimos dejando vacíos nuestros templos de los videojuegos, para practicar nuestra fe en solitario en nuestros propios hogares. Si a esto le sumamos que no fue portado, debido a su marcado carácter arcade, a ningún sistema doméstico, nos encontramos con que esta pequeña gran joya que pocos pudimos disfrutar y valorar, fue olvidada con los años por la mayor parte de la comunidad jugona. Pero unos pocos la añorábamos con todas nuestras fuerzas…

Y aquí es donde Stadium Hero 96 se convierte en leyenda. Tenemos un juego que sólo unos cuantos afortunados conocíamos, únicamente lanzado en recreativa y por lo tanto, desaparecido de la faz de la tierra durante muchísimos años. Los más avispados del lugar, estarán pensando que por qué no lo jugamos en el archiconocido MAME, la respuesta es sencilla… ¡No funcionaba! Stadium Hero 96 ha sido durante muchos años, un juego extinto en el mundo de los videojuegos. Pocos contábamos sus bondades, muchos nos miraban con cara rara…

Para que os hagáis una idea, hasta hace un mes en Youtube únicamente había un único video in game del Stadium Hero 96, el cual estaba grabado con una cámara directamente de la recreativa. El mundo se perdía una gran joya y pocos éramos los que la deseábamos, ya nadie se acordaba de ese gran juego y las esperanzas de que MAME fuese actualizado para el mismo eran ya inexistentes. En pleno 2013, si ya no se había hecho seria porque se había dado por perdido… pero ocurrió el milagro.

Hace escasos días, tumbado en el sofá después de comer una chispa se encendió en mi mente, Stadium Hero 96 volvió a mi cabeza junto a otros recuerdos de mi adolescencia e hizo que me levantase. Una búsqueda en Google con decenas de resultados ya visitados volvió a desanimarme, pero una nueva entrada en un foro mencionaba el milagro: Stadium Hero 96 en estado “working” mediante la actualización de hace unas semana para MAME. ¿Podía ser cierto?

Desde Infoconsolas nunca defendemos la piratería, pero un videojuego de más de quince años, que jamás ha vuelto a ser comercializado bajo ningún sistema y por lo tanto, imposible de adquirir de otro modo que no sea la emulación, bien merecía el intento. Por decirlo de otro modo… digamos que tengo la placa jamma en mi garaje, que todo esto es hipotético y que además he borrado la ROM en menos de 24 horas, si me la hubiese descargado claro. Para todos los que cumpláis los mencionados requisitos, Stadium Hero 96 ha vuelto a la vida!!

Perdonad que haya personalizado tanto aunque los asiduos al lugar ya sabéis que lo suelo hacer, pero que uno de vuestros juegos favoritos el cual es también añorado por vuestros amigos de siempre, vuelva a la vida cuando ya lo dabais por perdido… es de las mejores experiencias que puede tener cualquier jugador.

No ha sido fácil, he tenido que aprender a diferenciar lo que es actualizar el MAME y lo que es añadir un update. Compilar el propio MAME, distinguir entre versiones y varios tutoriales en inglés, me han obligado a invertir más de seis horas de mi escaso tiempo libre. Pero ha merecido la pena y agradezco enormemente el desinteresado trabajo, que mucha gente realiza en proyectos como el MAME.

Stadium Hero 96 vuelve a estar entre nosotros. Si no lo habéis probado no hay prisa, seguramente dentro de un tiempo podréis disfrutar de él de una forma mucho más fácil. Si al igual que un servidor, erais de los que ya lo daban por perdido… Stadium Hero 96 ha vuelto del averno para quedarse con nosotros.

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en Arcade, Remember the game.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail


Artículos relacionados


8 comentarios

Hum danos alguna pista de donde conseguir una rom que funcione.. la mía no funciona, no veo a los jugadores…
No puede uno dejar a todos los jugones con la miel en los labios!!!

6 de abril de 2013 a las 0:03
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#2

Pues lo más seguro es que no sea cosa de ROM… Tienes que actualizar el MAME manualmenete con la última versión 0148u2.diff, luego compilar y toda la pesca… Por si no sabes (yo no tenía ni idea de como hacerlo), aquí un tutorial:

http://mrdo.mameworld.info/compile.php

Respecto al ROM, el que en teoria funciona es uno que pesa exactamente 12.312 k. Tuve que probar bastantes de dimensiones similares y por pura suerte al final di con uno… Así que me sabe mal pero no me acuerdo de la web :sad:

6 de abril de 2013 a las 0:37
Add rating 0  Subtract rating 0  

La leche!, por ahora me ha superado el proceso… pero no me rindo! postearé por aquí si consigohacerlo funcionar!

6 de abril de 2013 a las 19:08
Add rating 0  Subtract rating 0  
Autor de Infoconsolas
#4

Un artículo con mucho sentimiento. De las mejores cosas que ha traído Internet al mundo, es que ahora es realmente difícil que algo desaparezca del todo, y nos permite reencontrar joyas perdidas. Respecto al juego en sí, los videojuegos de beisbol siempre me han gustado, así que igual me busco la vida para darle una oportunidad. Aunque sin duda, mis juegos de beisbol favoritos son los de Neo-Geo, grandes piques entre amigos nos han regalado esos videojuegos de beisbol.

8 de abril de 2013 a las 21:15
Add rating 0  Subtract rating 0  
Score: 1
#5

ami tambien me encanta este juego pero no he conseguido emularlo he buscado por todos lados de google y dicen que no es posible emularlo por que esta protegido tu has conseguido emularlo?? que version de mame usaste?

10 de abril de 2013 a las 17:48
Add rating 0  Subtract rating 0  

Pues le pasa lo mismo que ocurrió con el juego de Gaelco World Rally, que usa el Mame UI no se qué…

No había visto ni oído este título. Me quedo con el de NeoGeo, pero no reniego a probarlo, o que menos mirar un vídeo sobre él.

11 de abril de 2013 a las 15:33
Add rating 0  Subtract rating 0  

Qué recuerdos tio. Al ver la imagen de presentación me he recordado sentado en el Grand Prix ganándote fácil.
Hace un par de días probé las gafas de realidad virtual Oculus Rift, http://www.oculusvr.com/. Espectaculares. Os recomiendo echarles un vistazo, parte del futuro de los videojuegos pasará por aquí.

13 de mayo de 2013 a las 11:36
Add rating 1  Subtract rating 0  
Score: 1
#8

Excelente resena colega !!! Me encanta que un espanol se exprese de esa forma para con el Beisbol (o Baseball, como lo llaman los Yankees) un deporte que es religion en mi pais, Venezuela…

Ire al grano: Stadium Hero 96 no lo he probado (ni siquiera lo conocia). Pero gracias a tu resena, intentare hacerlo.

Desde la epoca del NEs, he degustado muchos programas avocados a esta hermosa dscplina deportiva, y me paso como a vos pero con el deporte conocido como el Criket (No entendia sus reglas) y no fue hasta que adquiri uno de sus programas y lo jugue y rejugue, que lo pude entender.

Pues bien, aqui van mis recomendados (esta es una lista de mis favoritos, y la muestro a ustedes con la mayor humildad posible, es decir: Probadlos, pues habran algunos que os puedan gustar, como otros que No…

NEs: Bases Loaded 3 (Jaleco)
SNEs: Ken Griffey Jr (Nintendo)
Arcade: Baseball Stars 2 (SNK)
Arcade: Super World Stadium 99´ , con graficos poligonales al mejor estilo Nipon (Namco)

Si me recuerdo de otros, os avisare…

13 de marzo de 2014 a las 15:33
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!