Esa joya perdida que todos tenemos… episodio II
1
Escrito por kaiser-77
12 de septiembre de 2010

Algunos me han preguntado porqué no he puesto el Luigi´s Mansion en los artículos sobre GameCube. La principal razón por la que no lo he puesto es que quería hacer un artículo concreto sobre él.

Este juego fue lanzado junto con la GameCube y aunque tuvo un gran aceptación y buenas ventas, no llegó a ser considerado una joya.

Como curiosidades quiero decir que es el único juego donde Luigi sale como protagonista y que fue el primer juego de la saga Mario en Gamecube. Cosa bastante rara en consolas de la Gran N.

Ahora sin más, vamos con el artículo:

Gráficos:

Podría ser exigente y decir que los gráficos son cutres, muy desfasados, con texturas de baja calidad y muchas cosas más, pero hay que tener en cuenta una cosa… es de los primeros juegos de Gamecube.

Una vez que partimos de esta premisa y mirando lo que vino después a nivel general, los gráficos son buenos, las texturas son bastante aceptables, pero no debemos olvidar que lo mejor del juego no es eso.

Lo mejor es la luz de la linterna, da un plus a un juego que, sinceramente, no parece de los primeros juegos si se compara con algunos mucho más modernos. Luego otra cosa que le da otro plus es la atmósfera de una mansión tenebrosa.

En definitiva, unos buenos gráficos.

Sonido:

Está claro que cuando estamos jugando no podemos esperar música de Marilyn Manson y sonidos raros a lo Resident Evil.

Cuando lo probamos podemos ver sonidos muy típicos de Nintendo, pocas voces, ruidos simpáticos y sonidos muy curiosos. A mí la verdad que lo que más me llamo fue los sonidos de Luigi cuando tiene miedo, o algunas “voces” de los personajes secundarios.

Jugabilidad:

Aquí tenemos la principal baza del juego. El mando de GameCube se hizo pensando en el Zelda: Wind Waker, en el Super Mario Sunshine y en este juego. Aquí tenéis la razón por la que el mando de la GameCube para ciertos juegos es muy incómodo. Gracias a este mando este juego se puede manejar de forma muy simple.

Respecto al tipo de juego pues no hay mucho que decir, la idea básica del juego es ir por las habitaciones capturando a los fantasmas. Para poder ver en la mansión, tendrás una linterna y para poder capturar a los fantasmas con un “amago” de aspiradora.

Resulta muy fácil y sencillo cuando se le coge el truco.

Otros:

Aunque el juego es curioso y bastante fácil de usar, hay que reconocer que tiene algunos defectos:

Duración un poco corta:  Este juego suele durar entre 5-10 horas.

Rejugabilidad nula: Que un juego sea corto no es malo, el problema es que de opciones a pasarselo muchas veces. Este juego sólo presenta como extra el poder capturar a todos los fantasmas. Una vez que lo has hecho pierde toda la gracia, Esto se puede conseguir sin problemas a la 2ª o 3ª vez.

Al ser unos de los primeros juegos y más vendidos, se puede encontrar por poco dinero en cualquier momento, con lo que se compensa mucho su duración.

No puedo decir que sea un Must-Have, porque no cumple muchas condiciones, pero hay que reconocer que tiene algo especial, algo que invita a comprarlo y que una colección de GameCube queda coja sin él.

Antes de terminar, no quiero acabar sin decir que aún me lo tengo que pasar y que la primera vez que lo probé, me pareció una parodia de los “Survival Horror”.

Ya hemos terminado, pero antes os dejo un par de vídeos, primero el Wallthough:

Y una lista de canciones:

Esto es todo, sed buenos y hasta la próxima semana.

Web del autor: Kaiserland77

Ficha del artículo:
Autor:
Publicado en 128 Bits, Esa joya perdida.
Compártelo:
Iniciar Sesion en Hotmail



Un comentario

Cuando me compré la GameCube venía con el Luigi Mansion y el Eternal Darkness. Luigi me pareció un poco infantil, muy desenfadado, pero a su vez, muy divertido. Kaiser77, yo tardé 3 dias en pasarmelo, pero es que soy algo torpe para este juego, a tí se te dió mejor. No me pareció un juego malo ni de control malo, pero si algo lioso si que era, pero entretenido. Me has hecho recordar mis horas dedicadas a este título, que aunque habían ratos que me desesperaba, por orgullo, me lo llegué a pasar.
Un saludo.

14 de septiembre de 2010 a las 0:49
Add rating 0  Subtract rating 0  

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.
¿Todavía no estás registrado? ¡Tan sólo te llevará 15 segundos!